Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Tipos de contenidos: Alimentación

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

El baobab, un ingrediente exótico

La pulpa desecada de esta fruta africana está a punto de introducirse en el mercado europeo para formar parte de alimentos y bebidas

Una fruta particular

Imagen: Ino Paap

El baobab es la fruta del árbol del mismo nombre, baobab ("Adansonia digitata"), que crece principalmente en Sudáfrica, Botswana, Namibia, Mozambique y Zimbabwe. Su uso, tanto en la alimentación como en la medicina tradicional de estos países, tiene una larga historia. Actualmente, y en relación con el comercio internacional, importantes asociaciones de productores africanos de baobab pretenden abrir a gran escala el mercado europeo de este producto como ingrediente de barritas energéticas, snacks o bebidas, alimentos a los que aportará más valor nutricional.

Diversos estudios sobre su composición química advierten de que la pulpa de esta fruta tiene una concentración de antioxidantes unas cuatro veces superior a la del kiwi o la manzana. Entre sus nutrientes más relevantes están la vitamina C, la pectina (fibra soluble) y los ácidos cítrico, málico y succínico. Se destaca su contenido en fibra soluble, a la que se le atribuyen los efectos prebióticos de estimulación de la flora intestinal del consumo de la pulpa. Por este motivo no se descarta su futura aplicación en la industria de la confitería, galletería y productos similares, a los que proporcionaría un original valor añadido.

La pulpa nutracéutica

La fruta del baobab contiene una importante cantidad de vitamina C

La pulpa desecada y molida es el producto que más aplicaciones puede aportar a la industria alimentaria europea. Se deseca de forma natural dentro de la fruta durante el período de maduración y se extrae a partir de la cápsula externa del fruto, que no se ha abierto para su desecación. Posteriormente, se separa de las semillas por procedimientos mecánicos en un ambiente controlado para mantener el alto nivel de nutrientes que se podrían perder con el calor y la luz. Sólo pasan dos horas desde que se abre la fruta hasta que se envasa la pulpa desecada, con el fin de proteger al máximo las pérdidas nutricionales.

Según el análisis de la composición química de la fruta realizado por el Departamento de Ciencias de la Alimentación y Nutrición, de la King Saud University, en Riyadh (Arabia Saudí) y publicado en la revista Plant Foods for Human Nutrition , los principales componentes de la fruta del baobab son los carbohidratos (más almidón que azúcares simples), las vitaminas hidrosolubles (B1, B2, B3, B6 y C), variedad de minerales (calcio, potasio, magnesio y hierro) y fibra (soluble e insoluble). Tan sólo la pulpa aporta hasta 300 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos, una cantidad cerca de seis veces superior a la que contiene la misma cantidad de naranja.

El ácido ascórbico juega un papel nutricional muy importante y también desde un punto de vista terapéutico. La dosis diaria recomendada de esta vitamina para las personas adultas es de 60 miligramos al día. Si se considera su contenido, con sólo 25 gramos de pulpa se provee al organismo toda la vitamina C diaria necesaria. Además, este nutriente ayuda a la absorción intestinal del hierro y el calcio, minerales también presentes en la pulpa.

Bebida astringente

El contenido total de antioxidantes y de fibra ,principalmente, confieren al baobab las propiedades nutracéuticas o funcionales. Además de la vitamina C, la fruta del baobab contiene fitoquímicos como polifenoles y flavonoides con una interesante capacidad de actuación sobre los radicales libres, que dañan las células de nuestro organismo.

Por otra parte, los taninos y mucílagos, entre otros, podrían ser los responsables del efecto de la fruta contra la diarrea. En este sentido, en el Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina y Farmacia de Dakar, observaron que la solución acuosa de pulpa de baobab fue muy efectiva para prevenir y tratar la deshidratación aguda por diarrea, casi tanto como la fórmula de rehidratación tradicional distribuida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La investigación en este aspecto puede ayudar a resolver muchos de los problemas derivados de las diarreas infantiles.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Ingredientes étnicos »



Otros servicios


Buscar en