Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Recetas para ir de picnic
Λ

Las claves para que el pisto quede rico

El secreto para conseguir el punto de una fritura de verduras es saltear siguiendo un orden: primero la cebolla, después las berenjenas, los calabacines y al final, los tomates

  • Última actualización: 22 de noviembre de 2006

El pisto es una elaboración de verduras y hortalizas, que en otras regiones se conoce con el nombre popular de fritada de verduras o sanfaina. Sus ingredientes básicos son la cebolla, el pimiento, el calabacín, la berenjena y el tomate. Todos ellos se cortan en trocitos cuadrados de tamaño similar y se rehogan en aceite de oliva.

Un plato comodín


En sí mismo el pisto es un plato principal y se puede acompañar de rebanadas de pan frito o tostado en forma de triángulo. El pisto también se puede incluir como guarnición de platos de carne o de pescado, como aperitivo sobre panecillos tostados o como relleno de pimientos, de cebollas asadas o de huevos cocidos.

El pisto se suele presentar como fritura de verduras o ligado con un huevo batido y semicuajado, pero sin utilizar la cantidad de huevo de un revuelto. En ambos casos se le suelen añadir taquitos de jamón serrano rehogado, de salmón ahumado, de anchoas o de bonito en escabeche.

El pisto, paso a paso


Para elaborar el pisto se han de trocear todas las hortalizas en cuadraditos. El secreto para que el pisto quede en su punto es saltear los ingredientes por etapas, es decir, no agregarlos todos juntos desde el principio en la sartén o en la cazuela.
En primer lugar se sofríe la cebolla y cuando comience a dorarse se añaden los pimientos verdes, a continuación las berenjenas y los calabacines y por último el tomate. Cuando esté pochada toda la verdura, se añade salsa de tomate casera. Una vez esté cocinado el conjunto se pone a punto de sal y si fuese necesario, se añade azúcar para corregir la acidez que le da el tomate. En el momento de servir se puede acompañar de huevo batido cuajado.
Si se añaden trocitos de jamón o de pescado en salazón -tipo anchoas o bonito-, se ha de controlar la sal de adición para que no quede excesivamente salado.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto