Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Minipizzas: pequeños bocados para todos los gustos

Ideas para hacer minipizzas caseras, una propuesta gastronómica muy práctica, sabrosa y versátil, de pequeño formato y grandes posibilidades

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Fecha de publicación: 22 de septiembre de 2015
Imagen: manyakotic

Las pizzas elaboradas de manera artesanal nada tienen que ver con las industriales y las congeladas. Pero, si además se hacen en casa, se notará aún más la diferencia, puesto que quien las prepara también elegirá los ingredientes. Entre los varios formatos de pizzas que existen, las minipizzas son una de las presentaciones más prácticas, tanto para cenas o comidas informales, como para cumpleaños, fiestas infantiles o para un aperitivo de degustación en el que se pueda probar y ofrecer diferentes tipos de combinaciones con variedad de ingredientes. Como algunos canapés, las minpizzas son vistosas, sabrosas y sacian. A continuación se cuenta cómo hacerlas y qué ingredientes usar.

Imagen: CONSUMER EROSKI

La ventaja de hacer una pizza casera es que quien la prepara elige los ingredientes. Así se puede controlar el sabor, la calidad y la cantidad de calorías y de grasas. Al escoger qué (y cuántos) elementos usar, tanto en la salsa de tomate como en los extras, se hará una comida tan saludable como se quiera.

Además, elaborar la masa de pizza es una actividad muy social en la que que pueden participar toda la familia o los amigos. Es una buena forma de introducir a cualquier novato en la experiencia culinaria, ya sea un niño o un adulto.

Y hay una ventaja más: la masa de las minipizzas se puede congelar. Así, es posible hacer en casa una buena cantidad que permita tener luego 10 o 12 bases de minipizzas congeladas para cuando se tenga un antojo. De esta forma, siempre se tendrá alguna reserva en el congelador de unas cuantas bases de minipizzas caseras, ya estiradas y preparadas para cocinar. Seguro que se agradece en esos días de pereza gastronómica.

Cómo hacer la masa de las pizzas

Para elaborar medio kilo de masa (y congelar la que sobre), se necesitarán los siguientes ingredientes: 300 gramos de harina, 200 mililitros de agua templada, dos cucharadas de aceite de oliva virgen, 20 gramos de levadura de panadería y una pizca de sal.

  • En primer lugar, se debe mezclar la sal con la harina. Por otra parte, se disuelve la levadura de panadería en el agua templada con las dos cucharadas de aceite de oliva virgen.
  • A continuación, se coloca la harina en un recipiente tipo ensaladera o bol grande y se añade poco a poco el agua templada hasta formar una masa consistente y elástica que no se pegue.
  • Una vez formada dicha masa, con los ingredientes bien mezclados, se le da forma de bola, dejándola reposar tapada con un trapo húmedo hasta que duplique su tamaño (media hora, aproximadamente).
  • Transcurrido ese tiempo, se amasa de nuevo la bola, se trocea en bolitas más pequeñas y se van extendiendo poco a poco, dándoles forma de plato. Las minipizzas deben tener un centímetro de grosor.

Cuando estén estiradas, se pueden envolver para congelar o preparar para hornear. Si se hornean, se colocan sobre una base metálica untada de aceite de oliva para que no se peguen. Estas bases de minipizzas se pueden acompañar de multitud de ingredientes, combinándolos de la manera que más guste. Sobre la masa de pizza se extiende una salsa (ya sea de tomate o bechamel) y, luego, el resto de los ingredientes. Se espolvorea un poco de queso para fundir y se introduce en la parte baja del horno a 180 ºC durante 20 minutos.

Cómo montar una pizza

Imagen: CONSUMER EROSKI

Por su contenido en carbohidratos, la base de la pizza es el elemento calórico del plato. Por tanto, se procurará moderar las cantidades de otros ingredientes (como el queso), dar notas de sabor sin pasarse y elegir elementos bajos en grasa. Sobre la masa de pizza, se untará una base de salsa de tomate casera (o de bote "mejorada", si no se tiene tiempo). Se espolvorea un poco de queso para fundir y, luego, se añaden los demás ingredientes.

La simpleza es la clave: es mejor que no tenga muchos ingredientes, para no saturar la receta. Entre los de origen animal, es posible decantarse por los que tengan muy poca grasa y sean más digeribles, como el pavo, pollo o pescado blanco, o mejillones y langostinos. Después, se combina con elementos vegetales que puedan gustar a todos, como trocitos de champiñones, tomatitos, maíz, cebolleta fresca o -si gusta la combinación de dulce y salado- es posible agregar unos trocitos de fruta, como piña o manzana.

Por último, por encima de toda la pizza se espolvorea ligeramente otro poco de queso bajo en grasa, procurando que sea un toque y para que se funda. La idea es que se vean los ingredientes de abajo, y no que queden sepultados por una capa de queso.

Se introduce en el horno primero unos 15 minutos a temperatura media de 180 ºC y luego cinco minutos más a horno más fuerte o solo grill para que se gratine la superficie.

Nueve minipizzas para satisfacer todos los gustos

Las siguientes nueve propuestas están pensadas para satisfacer todos los gustos (y, desde luego, para inspirar ideas propias). Los nombres que se les dé no son lo más importante, pero sí pueden ayudar a identificar la pizza.

  • Boloñesa: salsa de tomate, carne picada, pimiento verde, cebolla y queso para fundir.
  • Ibérica: salsa de tomate, chorizo, ajo y queso manchego semicurado.
  • Vegetal: tomate, cebolla, maíz, calabacín, queso y, después del horno, rúcula con aceite de oliva.
  • Al curry: salsa bechamel, pechuga pollo, cebolla, curry y queso de cabra.
  • Marino: salsa de tomate, pimiento rojo, ajo, bacalao y queso.
  • Barbacoa: salsa de tomate, salsa barbacoa, trocitos de solomillo de cerdo y queso emmental.
  • Alemana: salsa de tomate, salchicha de Frankfurt, trocitos de col cocida, cebolla, miel y queso camembert.
  • Marisquera: salsa de tomate picante, mejillones, gambas peladas, ajo y queso gallego.
  • Cuatro estaciones: salsa de tomate, champiñones, jamón york, pimiento verde, aceitunas negras y queso emmental.

Etiquetas:

cocinar, pizza


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto