Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Parto > Sexualidad

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Alimentos afrodisíacos para recuperar la libido tras el parto, ¿existen?

Hay sustancias a las que se les atribuye la capacidad de despertar el apetito sexual tras el nacimiento del bebé, pero pocas evidencias científicas la corroboran

Imagen: greenchild

Las ostras, el champán, las fresas o el chocolate son algunos de los alimentos a los que se les atribuye efectos afrodisíacos y, por tanto, también, con la capacidad de incrementar el erotismo tras el parto. Sin embargo, solo existen evidencias científicas que confirmen tales propiedades -y con reservas- en el caso del azafrán, el ginseng y la yohimbina. Por eso conviene tener en cuenta algunas pautas sobre la dieta, la salud y los placebos para la libido después del nacimiento del bebé. El siguiente artículo explica qué hay de verdad en la capacidad de ciertos productos naturales para aumentar el deseo sexual.

Alimentos a los que se les atribuyen capacidades afrodisíacas tras el parto

Ya las culturas más antiguas de las que se tienen noticias creían en la existencia de alimentos afrodisíacos. Sin embargo, la ciencia no ha podido confirmar con certeza si hay productos naturales capaces de acrecentar el deseo sexual. Si así fuera, tales comidas serían, en general, muy útiles. Y, en particular, en determinadas situaciones en que la libido de muchas parejas baja, como en la época posterior al parto.

Es normal que tras el alumbramiento haya una falta de apetito sexual. Aunque este periodo de libido baja no debería extenderse más allá de unos cuarenta días, en caso de que no llegue el deseo sexual, no falta quien afirma que ciertos alimentos pueden ayudar a recuperar el erotismo tras el nacimiento del bebé.

Los alimentos a los que se les han atribuido capacidades afrodisíacas son numerosos: desde las ostras y las fresas hasta la miel y el vino, pasando por el champán o el chocolate.

El chocolate activa las terminaciones nerviosas y, por ello, se dice que predispone a la sensualidad

Del chocolate se sabe que posee un sabor, una textura y un aroma que, en contacto con las terminaciones nerviosas de la boca, la lengua y la nariz, hacen que el cuerpo genere hormonas, entre ellas, endorfinas, que también se liberan en los encuentros eróticos. Por eso, muchas veces se habla del chocolate como supuesto sustituto del sexo.

Un estudio científico realizado por los laboratorios británicos MindLab señaló, en 2007, que el chocolate derritiéndose en la boca es capaz de generar mayor placer que un beso apasionado. Este placer tendría la capacidad de despertar los sentidos y predisponerlos a la sensualidad. Sin embargo, no hay evidencia científica que confirme esta relación de causa y efecto.

Evidencias científicas de alimentos que potencian el erotismo

El azafrán, el ginseng y la yohimbina estimulan el rendimiento sexual, según una investigación científica

Además de los agradables efectos del chocolate, una investigación difundida en 2011 por expertos de la Universidad de Guelph (Canadá) concluyó que existen tres alimentos que sí se pueden calificar como "verdaderos estimulantes del rendimiento sexual". Según estos científicos son el azafrán, el ginseng y la yohimbina.

El azafrán es una especia aromática muy conocida en países como España, ya que constituye un componente esencial de la paella y otros platos que se preparan sobre una base de arroz. También se utiliza en la elaboración de carnes y mariscos. Su alto valor económico (el precio de un kilo de azafrán ronda los 3.000 euros) ha llevado a que se denomine "oro rojo". Y eso antes de que los científicos encontraran pruebas de su valor como afrodisíaco.

El ginseng, por su parte, es una planta originaria de China, a la que se atribuyen muchas propiedades medicinales. En teoría, contribuye a la estimulación de distintas partes y funciones del cuerpo: desde las glándulas endocrinas y el sistema nervioso hasta el metabolismo y el tono muscular.

La tercera sustancia estimulante del rendimiento sexual es la yohimbina, un alcaloide que se obtiene a partir de la corteza de un árbol africano llamado yohimbe.

De todos modos, tanto Massimo Marcone como John Melnyk, dos de los investigadores responsables del estudio, destacaron que "se necesitarían más trabajos para confirmar estos resultados". De hecho, la eficacia del ginseng se halló en píldoras desarrolladas con sus componentes, pero se desconoce el efecto del consumo de las raíces de la planta de forma directa, al natural.

Dieta, salud y placebos para la libido tras el parto

Imagen: CytecK

La existencia de investigaciones que llegan a resultados, muchas veces, contradictorios -y casi nunca concluyentes- obliga a los especialistas a ser muy cautos a la hora de atribuir propiedades afrodisíacas a los alimentos. Esta premisa vale tanto para la época posterior al parto como durante el resto del tiempo.

En cualquier caso, a menudo los dietistas aconsejan el consumo de determinados alimentos como un método indirecto para el aumento del deseo sexual. No porque tengan un efecto directo sobre la libido, sino porque una dieta equilibrada proporciona beneficios para la salud. Y a mejor salud, mayor rendimiento sexual. Por tanto, una correcta alimentación es recomendable durante el puerperio (tras el parto y los meses siguientes) por este motivo y para garantizar la salud de la mujer. Una dieta equilibrada, rica en verduras y frutas, facilita que el cuerpo de la madre no tenga problemas para retornar a su estado normal (el previo al embarazo) y que, además, produzca una leche de calidad para amamantar a su bebé.

Por su parte, la Asociación Americana de Educadores Sexuales afirma que, en realidad, las creencias populares logran que los alimentos considerados afrodisíacos funcionen como un placebo que potencia el erotismo. Es decir, su efecto depende, en realidad, de la propia sugestión de quienes los ingieren: logran impulsar la libido solo si se está convenido de que ayudarán.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en