Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Recogida neumática de basuras

Un sistema que facilita una recogida de basuras más limpia y menos ruidosa

Bolsas de basura fuera de los contenedores, cartones y vidrios rotos en las calles de los cascos históricos y restos de comida esparcidos por parques forman parte del paisaje urbano de nuestras ciudades. ¿Por qué no hay contenedores en algunos lugares? ¿Nadie recoge esta basura? Incompatibilidad estética y problemas de espacio para su instalación son los argumentos de los ayuntamientos. El sistema de recogida neumática de basuras, nuevo en España, nace como solución a estos problemas. El ciudadano sólo debe depositar la basura en unos buzones instalados al lado de su casa y, a través de un sistema de tuberías internas, los restos se transportan hasta una planta subterránea donde serán tratados. Frente al temor de vecinos, hosteleros y comerciantes por malos olores y ruidos, los técnicos defienden su eficacia.

¿Qué es la recogida neumática?

Ante la alarmante situación que viven las ciudades por los graves problemas de acumulación y contaminación que originan los Residuos Sólidos Urbanos (RSU), la recogida neumática de basuras se presenta como una de las alternativas más eficaces y novedosas en nuestro país. Conviene recordar que la generación de RSU en España se ha duplicado en menos de diez años, pasando de los 12 millones en 1991 a los 26,5 millones en 2000, según recoge Greenpeace en un informe.

La primera experiencia española en recogida neumática de basuras tuvo como escenario la Villa Olímpica de Barcelona. Instalado en 1990, con este sistema se pretendían cubrir las necesidades de recogida de residuos de las viviendas destinadas a los deportistas olímpicos. El ejemplo barcelonés lo han seguido municipios como Leganés y Palma de Mallorca. La última ciudad en implantarlo ha sido Vitoria. Lo hizo el pasado año, dando servicio a cerca de 10.000 personas y con una recogida anual de 2.300.000 kilos. A diferencia del caso español, donde su presencia es aún escasa, estas instalaciones son más populares en el resto de Europa, quizá porque en países como Suecia funcionan desde hace veinticinco años.


La opción de recogida neumática adquiere especial atractivo en el caso de los espacios urbanos antiguos. Los ciudadanos que viven en el casco histórico o en una ciudad calificada de Patrimonio Histórico de la Humanidad se enfrentan a un grave problema: ¿cómo recoger sus basuras? Por una parte, la instalación de contenedores en estas casas provoca una "contaminación estética", según fuentes municipales, y, por otra, en muchos lugares, debido a la estrechez de las calles, resulta problemática la colocación de los contenedores y su posterior recogida, dada la imposibilidad de acceso de los camiones de basura. La consecuencia es que estos empleados pueden tardar días en eliminar los residuos en estas zonas.

Esta situación provoca que los vidrios, cartones y restos de comida sean objeto de juego para los más pequeños y principal foco de contaminación, ya que animales como perros y gatos en busca de comida revuelven las basuras, y los desperdicios se extienden. Ante este panorama, los departamentos de medio ambiente coinciden en calificar este sistema de " efectivo e innovador", a pesar de la gran inversión económica que se necesita para instalar toda una red de tuberías subterráneas en la ciudad.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en