Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Escuela de alimentación
^

10 pasos fáciles para vivir de forma más ecológica

Teresa Rodríguez, de la asociación ecologista Amigos de la Tierra, comparte sus trucos para llevar una vida más sostenible y amable con el planeta

Todos tenemos una huella ecológica. Es la medida que valora el impacto de cada persona sobre el planeta: cuánto contamina, cuántos recursos naturales necesita para vivir, cuáles son sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) o qué cantidad de basura produce, que en España se acerca a los 575 kilos de basura al año, según Eurostat. Pero, ¿se puede vivir de forma más sostenible y amable con el planeta? Teresa Rodríguez, responsable de comunicación de la asociación ecologista Amigos de la Tierra, da diez pasos fáciles para intentarlo.

1. Consuma menos, y consuma mejor

"Consuma menos y mejor: es el mejor consejo y el más sencillo para cuidar el planeta", sostiene Teresa Rodríguez, de la asociación ecologista Amigos de la Tierra

Consumir menos y mejor: es el mejor consejo para cuidar el planeta. El consumo responsable implica que antes de adquirir algo nuevo, hay que plantearse si en realidad se necesita y qué opciones se tienen para ser más responsables social y medioambientalmente. Tal vez tenemos una televisión antigua, pero sigue cumpliendo su cometido, entonces, ¿por qué comprar una nueva?

2. Repare su ropa y reutilice, ¡es tendencia!

Es posible que alguna prenda de vestir se haya roto, pero seguro que esa ropa es posible arreglarla o darle una segunda vida. El sitio web Alargascencia recoge mucha información y establecimientos donde reparar todo tipo de objetos, desde vestidos hasta bicicletas. El objetivo es reducir basura y también evitar la extracción de nuevos recursos naturales, que además son limitados.

3. Coma de temporada, y más natural

"Comer productos de temporada y de productores locales reduce su impacto sobre el planeta y permite llevar una vida más sostenible", dice Rodríguez

La alimentación también permite cuidar mejor del planeta. La opción más ecológica es adquirir alimentos de temporada y locales, sin envases de más, como los plásticos.

¿Sabía que muchos de nuestros alimentos recorren una media de 4.000 kilómetros antes de llegar a nuestro plato? Y esto implica un impacto importante para el mundo, entre otras, en forma de emisiones de CO2 por el transporte.

Imagen: SashaKhalabuzar

4. Apúntese a un grupo de consumo

Los grupos de consumo son una gran opción para aprender sobre alimentación ecológica y también para adquirir algunos productos producidos de modo respetuoso con las personas, el medio ambiente y la salud. Y cada vez son más frecuentes y ubicuos. ¿Algunos sitios web para empezar? Se pueden consultar ECOagricultor o Grupo A Grupo.

5. ¿No ha pensado en producir energía limpia?

Producir energía de forma limpia es un gran reto esencial para poder vivir de manera más ecológica y respetuosa con el planeta; una alternativa con la que los consumidores pueden generar un gran cambio a favor de la Tierra.

Si se quiere producir electricidad renovable, la mejor opción es cambiarse a una comercializadora de energía verde. De este modo, cada vez que usted consuma luz en casa, estará generando energía limpia. Su bolsillo no lo notará, pero sí lo hará el medio ambiente. Para comenzar, algunas opciones aparecen en la web Mecambio.

Imagen: KateNovikova

6. Reduzca su basura

Cuando se intenta vivir una vida más sostenible y amable con el planeta, hay que evitar el consumo desmesurado que por lo general implica una mayor producción de basura. El mundo se merece que sus habitantes sean personas críticas, que se paren y reflexionen si un consumo de usar y tirar, que genera tanta basura, es lo más adecuado para su vida y la Tierra. Este consumo desechable es responsable de que cada persona genere más de 30 kilos de residuos de plástico al año. Si usted tiene en cuenta lo poco que pesa el plástico, podrá valorar mejor la gran cantidad de basura, en volumen y riesgo, que implica.

7. Use bolsas de tela

Existen formas sencillas de reducir basura: puede intentar adquirir productos a granel, emplear bolsas de tela reutilizables, ir a la compra con carrito o incluso llevar su táper a la carnicería o al mercado.

8. Apague el stand-by

Los aparatos electrónicos enchufados sin estar en funcionamiento generan un consumo de electricidad fantasma (o vampiro) por el sistema stand-by. Pero este gasto energético supone un consumo importante, pero innecesario, que puede evitarse. ¿La forma más fácil de conseguirlo? Use una regleta con interruptor para asegurarse de dejar todo apagado del todo.

9. Moverse de forma más sostenible

¿Otro modo sencillo de llevar una vida más sostenible, aunque se resida en la ciudad? La movilidad es otra de las claves para lograrlo: utilice la bici, ande y, si necesita usar un vehículo, comparta su coche. Estas son medidas básicas para proteger el medio ambiente, y de paso su salud.

10. Únase para proteger el planeta

Los consumidores tenemos una responsabilidad muy importante en la defensa del planeta, pero no hay que olvidar el papel que desempeñan empresas y administraciones para cambiar las reglas del juego. Como ciudadanos, además de modificar nuestros hábitos, debemos apoyar políticas de consumo sostenible y una oferta de productos más acorde a los límites del planeta. Una opción para ayudar es unirse a asociaciones y campañas que buscan un modelo que permita a todos vivir de forma más sostenible.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en