Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

^

La calidad del semen: los hábitos de vida influyen

La alimentación inadecuada o la práctica de deporte riguroso provocan que el esperma de la mitad de los jóvenes españoles sea de una calidad inferior a la normal

Imagen: Rodolfo Clix

Numerosos estudios intentan descubrir las causas de la mala calidad del esperma y conocer la mejor manera de actuar al respecto. Además de elementos ya conocidos, como la exposición a las sustancias químicas de ciertos herbicidas y detergentes, otros factores dependen de los hábitos personales, como la práctica de determinadas actividades físicas. Además, algunas investigaciones sugieren que el déficit de determinados nutrientes y sustancias antioxidantes, como la vitamina C, puede afectar a la capacidad reproductiva de los hombres. Por ello, para mantener una buena calidad seminal y evitar una disminución de la fertilidad, es preciso seguir unos hábitos de vida saludables.

El 15% de las parejas españolas tiene problemas para concebir. En otras cifras: alrededor de medio millón de personas se topa con dificultades cuando busca un embarazo. Y estos no difieren de los valores de otros países europeos como Francia o Italia. En un 30% de los casos, la causa de la infertilidad es masculina. Al estrés, el hábito del tabaco, una alimentación inadecuada o la contaminación ambiental (con la acción de plásticos, detergentes, herbicidas o fungicidas) se suman otros factores de infertilidad masculina, como practicar deporte de manera rigurosa.

Esperma y deporte: ¡ojo con el entrenamiento duro!

Un trabajo realizado en 2006 por investigadores españoles relacionaba la infertilidad masculina con el entrenamiento físico riguroso al que se someten algunos deportistas profesionales. Los resultados apuntaban que algunas disciplinas deportivas podrían ser negativas para la fertilidad de los hombres.

Para encontrar una posible relación, el equipo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Córdoba obtuvo muestras del esperma de 15 atletas profesionales de triatlón (que se compone por las disciplinas de natación, carrera y ciclismo) después de tres días de abstinencia sexual. Todos ellos tenían un promedio de 33 años y seguían unas rutinas de entrenamiento estrictas.

Los investigadores descubrieron que la calidad del esperma se reducía de forma considerable con la preparación física rigurosa, ya que los atletas que habían entrenado una media de nueve veces a la semana durante varios años tenían menos de un 10% de los espermatozoides normales. No solo eso: los atletas que recorrían más de 300 kilómetros a la semana contaban con menos del 4% de los espermatozoides normales, una situación en la cual la concepción es muy difícil sin someterse a algún tipo de tratamiento.

Otros estudios realizados con anterioridad ya apoyaban esta hipótesis y revelaban que niveles muy altos de ejercicio físico disminuyen la fertilidad, tanto masculina como femenina. Sin embargo, los investigadores españoles culpan a la fricción que se produce con el sillín de la bicicleta y al uso de ropa ajustada, ya que podrían aumentar la temperatura en los testículos y dificultar la producción del esperma.

Por otro lado, el doctor Allan Pacey, de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), señala que los resultados del estudio son variados y que, en todo caso, no se puede generalizar, ya que los hombres que practican triatlón pasan muchas más horas en la bicicleta que los ciclistas ocasionales y los hombres que van al trabajo en bicicleta, de modo que estos no deben temer por su fertilidad.

Calidad seminal y alimentación

Un estudio publicado en la revista 'Fertility and Sterility' corrobora que la alimentación es uno de los factores influyentes en la calidad del esperma. Según concluyen los investigadores, los hombres que ingieren un exceso de carne procesada y lácteos grasos, además de registrar, en general, una deficiencia en el consumo de vegetales, podrían tener el semen de peor calidad que quienes comen variado, con abundantes raciones de frutas y verduras, junto con lácteos desnatados.

Un exceso de carne procesada, lácteos grasos y deficiencia en el consumo de vegetales contribuye a que el semen sea de peor calidad

El estudio ha sido realizado por diversos equipos de investigadores españoles, entre los que destacan miembros de la Universidad de Murcia, la Universidad Miguel Hernández y el Instituto Bernabéu de Alicante. En él han participado 61 hombres españoles, de los cuales la mitad sufrían problemas de infertilidad debido a una mala calidad seminal.

Tras aislar diversas variables (como la edad, el peso, el hábito tabáquico y la exposición a tóxicos), los investigadores hallaron una relación significativa entre la mala calidad seminal y la alimentación. Los especialistas apuntan dos posibles causas:

  1. La ausencia de antioxidantes -como vitaminas E, A, B12 y C, selenio o carnitina- en una dieta poco rica en frutas y verduras.
  2. El exceso de alimentos ricos en grasas, como la carne y los productos lácteos, que pueden contener sustancias tóxicas que afectarían a la calidad del esperma.

Esperma de mala calidad

Según las revistas 'American Journal of Epidemiology' y 'Cell', el consumo de bebidas de cola y de marihuana está asociado a una mala calidad del semen y, por tanto, a la disminución de la fertilidad masculina. Sendos estudios ponen en evidencia que llevar un estilo de vida poco saludable no es bueno, tampoco, para la calidad de los espermatozoides.

El primero de ellos, realizado en el Departamento de Crecimiento y Reproducción del Hospital Universitario de Copenhage (Dinamarca) con una muestra de 2.554 jóvenes, señala que el exceso de bebidas de cola -junto con una alimentación poco saludable- provoca un 30% de disminución en el número de gametos masculinos (apenas 35 millones por mililitro de semen, cuando el valor normal es de 50 millones).

La segunda investigación, realizada en la Universidad de California (EE.UU.), indica que el consumo de marihuana provoca tal gasto de energía de los espermatozoides, que se les hace difícil alcanzar el óvulo y, en consecuencia, reduce las posibilidades de embarazo. Son los cannabinoides, los componentes activos de esta droga, los que afectarían a los gametos masculinos en el mismo tracto reproductivo masculino: al llegar al tracto reproductivo de la mujer, lo harían en condiciones de "agotamiento", lo que dificulta alcanzar el óvulo para su fecundación.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto