Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Hardware

Tipos de contenidos: Tecnología

Concurso Interescolar
Λ

Configurar las propiedades de pantalla del ordenador

Una correcta configuración de la pantalla logra más comodidad para la vista durante las horas de trabajo y ocio

  • Autor: Por BENYI ARREGOCÉS CARRERE
  • Fecha de publicación: 26 de diciembre de 2006

El ordenador se ha convertido en un compañero inseparable en el trabajo; por esta razón, realizar una correcta configuración de la pantalla, el principal periférico con el que tiene contacto el usuario, es básico para lograr una mayor comodidad visual. Si se ajustan bien todos los parámetros del menú de propiedades de pantalla, se puede reducir la fatiga visual y conseguir que todos los elementos gráficos se aprecien de forma óptima.

En Windows XP, la configuración de la pantalla se encuentra en la siguiente ruta: 'Inicio/Panel de control/Apariencia y Temas/Pantalla', un menú al que también se puede llegar mediante el atajo de pulsar el botón derecho en un espacio en blanco del escritorio y después pinchar en 'Propiedades'.

El menú contiene cinco pestañas en las que se puede, entre otras cosas, seleccionar cualquier imagen para situarla de fondo de escritorio, personalizar la apariencia del sistema operativo, activar el salvapantallas o programar el tiempo que debe transcurrir para que el monitor se apague y ahorre energía. Pero la pestaña que permite realizar la mayor parte de los cambios en la pantalla se llama 'configuración'.

Configuración de pantalla

Dentro de ella, se puede establecer la 'resolución nativa' de la pantalla, un dato que aparece en las especificaciones técnicas del manual de instrucciones. Este valor, que conforme se aumenta provoca que los elementos de la pantalla se vean más pequeños, es fundamental sobre todo en las pantallas planas TFT, en las que la visión sólo será óptima si se selecciona la nativa.

Se debe desplazar la regleta que se encuentra debajo de 'resolución de pantalla' hasta que coincida con la 'resolución nativa'

Por ejemplo, en una pantalla de 15 pulgadas, cuya resolución nativa puede ser de 1024 x 768 píxeles, la pantalla no se verá nítida si se ponen valores mayores o menores, porque las TFT se fabrican pensando en un determinado número de píxeles. En esos casos, el monitor intenta calcular la nueva resolución, pero no conseguirá tan buen resultado. De esta manera, se debe desplazar la regleta que se encuentra debajo de 'Resolución de pantalla' hasta que coincida con la resolución nativa.

A la derecha, en el cuadro 'Calidad del color', cuantos más bits se seleccionen (el valor exacto depende de la tarjeta gráfica del ordenador), mayor calidad tendrá la imagen, aunque también implica un mayor consumo de memoria, un dato que deberán valorar los usuarios de equipos antiguos.

Frecuencia de actualización

El botón de 'opciones avanzadas' conduce hasta otro dato interesante: la frecuencia de actualización de pantalla, que se encuentra en la pestaña llamada 'Monitor'. Es útil marcar la casilla 'Ocultar los modos que este monitor no puede mostrar', porque cada modelo tiene un máximo de frecuencia que no es conveniente sobrepasar.

En las pantallas TFT el fabricante suele indicar la frecuencia de actualización aconsejable

En los monitores tradicionales de tubos de rayos catódicos lo aconsejable es situar este valor lo más alto posible (por ejemplo 75 hercios) porque se consigue un mayor descanso para la vista mediante la reducción del parpadeo de la imagen. Sin embargo, en las pantallas TFT, cuya tecnología es distinta, el fabricante suele indicar la frecuencia de actualización aconsejable, y situarla por encima de ese valor no conlleva ningún beneficio para el usuario.

Por otro lado, en las demás pestañas de este menú de opciones avanzadas se pueden configurar diversos parámetros de las tarjetas gráficas, entre ellos la posibilidad de llevar la imagen del ordenador al televisor, lo que permite ver películas con el PC como reproductor de vídeo y el televisor de pantalla.

'ClearType', descanso para los ojos

En el menú de 'propiedades de pantalla', a la izquierda de la pestaña de 'configuración', se encuentra otra que se llama 'apariencia' y que conduce a una opción que mejorará considerablemente la visualización de la pantalla, en caso de que se tenga un TFT. Se conoce como 'ClearType' y aprovecha las características de la visión humana para resaltar cada carácter y lograr una mejor visibilidad del texto en los monitores planos TFT (según Microsoft aumenta la nitidez hasta un 300%).

En el menú de 'apariencia', se debe hacer clic en el botón 'efectos...'; a continuación marcar la casilla 'usar el siguiente método para suavizar los bordes de las fuentes de pantalla' y elegir 'ClearType' en lugar de 'estándar'. Un aspecto que se debe recordar es que para que funcione bien este efecto se debe tener seleccionada la resolución nativa del monitor.

ClearType: Aprovecha las características de la visión humana para resaltar cada carácter y lograr una mejor visibilidad del texto en los monitores planos TFT

Curiosamente, muchos ordenadores portátiles no traen activada esta opción por defecto a pesar de contar siempre con pantallas TFT, por lo que conviene darse una vuelta por el panel de control para comprobar si está en funcionamiento. Si se ha utilizado durante mucho tiempo la pantalla sin esta opción, costará un tiempo acostumbrase al efecto, pero a la larga se distinguen mejor las letras y se puede realizar una lectura más descansada para la vista.

Cuando no sólo basta un monitor

En el menú de Configuración, dentro de las Propiedades de Pantalla, también se encuentran las opciones para trabajar con dos monitores. Si se desea activar otra pantalla, que funcionará como una extensión de la principal y creará un espacio más grande de trabajo, se debe seleccionar el monitor 2 y seleccionar la casilla 'extender el escritorio de Windows a este monitor'. Después se puede arrastrar el monitor 2 a cualquier posición respecto a la pantalla principal, para indicar al sistema operativo hacia qué lado se debe llevar el ratón para que cambie de pantalla. Es útil, para distinguir entre los monitores, pulsar el botón 'identificar', que sobreimpresionará el número que está ocupando cada uno, siendo el 1 siempre el principal.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto