Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Recetas para ir de picnic
Λ

'Deep linking', enlaces problemáticos

Algunos webs han optado por rechazar los enlaces que no manden a su página principal

  • Autor: Por NACHO ROJO PARA CONSUMER.ES
  • Última actualización: 7 de noviembre de 2003

Razones a favor del 'deep linking'

Los especialistas piensan que no habría que buscar razones para defender los enlaces, a no ser que haga falta defender la existencia de Internet. Son los sitios web que se blindan ante los enlaces los que deberían explicar sus motivos- alegan- algo que no resulta sencillo y que se suele resumir en un "por si acaso".

José Cervera, director de la versión electrónica del periódico gratuito 20Minutos y gran conocedor de Internet, opina que la principal razón de esta actitud es "la ignorancia sobre el funcionamiento de la Red".

"Las políticas que restringen cualquier tipo de enlace presuponen una voluntad de controlar la navegación del usuario incompatible con la práctica habitual de Internet. La esencia de la Red (no cultural, sino tecnológica) es que el control es del usuario, no del editor. Cualquier práctica contraria rema contra la corriente", explica Cervera.

Las consecuencias de esas políticas son negativas para los propios sitios que las imponen. "Para los sitios que no aceptan enlaces de terceros el resultado es una disminución del tráfico, con todo lo que ello conlleva (proyección, imagen de marca, atención...). No veo justificación económica alguna a renunciar a que (potencialmente) muchos miles de nodos externos lleven tráfico de forma gratuita, alienando la buena voluntad de los navegantes como efecto secundario", dice Cervera.

Sin embargo, tal es la "sinrazón" de la prohibición de los enlaces que Cervera no cree que acarree mayores problemas a la Red: "Para Internet las consecuencias serían negativas sólo si se dieran dos condiciones: que muchos sitios web adoptasen esta postura y que fueran sitios importantes. No creo que la Red resulte afectada: los nodos que lo practican son marginales y lo serán cada vez más".

Sin embargo, hay páginas web como las de Sony , que incluye este aviso: "Usted está obligado a solicitar y obtener la autorización escrita del operador de este Website antes de establecer un link hacia éste. El denominado 'deep linking' queda estrictamente prohibido", justifican su postura porque la empresa "no quiere parecer ser responsable del contenido de terceras partes".

Estas políticas, dice Eduardo Pedreño, editor de DiarioRed.com y licenciado en Derecho, "mueven a la hilaridad porque obviamente están redactadas por abogados que no saben ni qué es el medio ni cómo funciona. Y carecen de sentido: no se puede fijar unilateralmente el sistema de funcionamiento de un entorno, sino únicamente ampararse en las leyes existentes".

El equivalente en el mundo real sería que "el autor de un libro prohibiera que se citase una página interior de su libro, o una frase entresacada del libro, y sólo se pudiera citar su título. Esta exigencia sería alegal porque la ley permitiría lo contrario", asegura Pedreño.

Con la ley en la mano, el autor de un enlace no debe sentirse amenazado, y puede escuchar al gurú de la usabilidad, Jakob Nielsen, cuando dice que "deep linking is good linking" (los enlaces profundos son buenos enlaces) con una lógica difícil de cuestionar: los enlaces que van directamente a las páginas interiores de un sitio web enriquecen la usabilidad su uso porque, al contrario que los genéricos, conducen al usuario a donde quiere llegar. Éste siempre lo agradecerá: si un enlace le envía a la página principal, después deberá navegar por el sitio web tratando de localizar lo que le interesa.

Uno de los argumentos más citados para rechazar los intentos de limitar la libertad de enlazar se sustenta en el carácter público de las direcciones de Internet de libre acceso, al que habría que añadir el 'derecho de cita' amparado en la legislación española sobre propiedad intelectual.

Sin embargo, el tema no es tan sencillo a los ojos de los tribunales. Según algunos expertos, la razón por la que los 'anti-enlace' están ganando algunos juicios se debe a la directiva de la Unión Europea de 1996 sobre protección de bases de datos. La definición que establece 'qué es una base de datos sujeta a protección' es tan amplia que cabe casi cualquier cosa; el histórico de noticias de un sitio web puede perfectamente entrar en esa definición.

Por esta razón, podría sentirse fuera de la ley el creador de boletines electrónicos con listados de enlaces, pero también, por qué no, cualquier buscador que en sus resultados incluye enlaces profundos, como Google.

Paginación dentro de este contenido

Etiquetas:

ljlkj




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto