Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Perder la conexión a Internet: soluciones

El consumidor dispone de diferentes alternativas para mantener la conexión antes y después de llamar al servicio técnico del operador

Perder la conexión a Internet es una experiencia desagradable, porque tiende a ocurrir cuando más se la necesita. Se trata de una situación peculiar donde no se sabe qué ha pasado ni se puede hacer mucho, como demuestran algunas parodias televisivas. Antes de llamar al servicio técnico, se deben realizar varias comprobaciones para saber en qué parte se encuentra el problema. Después, se pueden probar diversas alternativas para conseguir una conexión.

Antes de llamar al servicio técnico

Un fallo en la conexión a Internet se puede producir por varias razones. Este hecho obliga a realizar algunas comprobaciones antes de comunicarse con el proveedor de acceso a Internet. Por ejemplo, que no se haya desconectado por error el cable Ethernet, que conecta el PC con el router, o que no se haya deshabilitado el wifi interno, un hecho habitual si la cobertura no es buena o se producen interferencias con otras redes inalámbricas que emitan en canales cercanos.

Ambos factores pueden causar cortes en la conexión similares a los que produce un fallo del proveedor. Como precaución, también se debe intentar entrar en varios sitios web porque a veces la caída se restringe a un único sitio que tiene problemas con sus servidores.

Una mala configuración de los programas P2P también puede bloquear el acceso a la Red. En caso de poseer un router, conviene fijarse en los puertos por los que sale al exterior cada uno de estos programas (eMule, BitComet, Transmission, Ares, etc.), un dato que se comprueba en las opciones de cada uno de ellos. Después, esos mismos puertos deben estar abiertos en el cortafuegos del router para evitar cualquier bloqueo.

¿Fallo en las DNS?

En España la conexión a los sitios web resulta más lenta que lo habitual con OpenDNS porque la mayor parte de sus ordenadores se encuentran en Estados Unidos

En este pasado mes de septiembre, un sobrecalentamiento en un centro de datos provocó la caída de los servidores de DNS de varios proveedores y muchos usuarios perdieron la conexión, pero sólo aparentemente. Los servidores DNS se encargan de encaminar la dirección que teclea el usuario, por ejemplo www.consumer.es, al número IP que realmente identifica a cada página en el protocolo de la Red, en este caso, 217.116.2.18. Cuando hay un fallo, la conexión no se cae, pero no se puede navegar a la manera tradicional, sino que se necesita introducir los números IP, que poca gente conoce.

La mejor solución en estos casos se encuentra en quitar manualmente los DNS del proveedor de acceso a Internet (es una operación de usuario avanzado aunque existen en la Red numerosos tutoriales que la explican) y sustituirlos por otros alternativos, como los de OpenDNS (208.67.222.222 y 208.67.220.220). Esta empresa afirma que sus servidores DNS son más rápidos que los de los proveedores, porque cuenta con un sistema de caché (copias de las páginas) y una red de ordenadores para satisfacer las peticiones de los usuarios. Sin embargo, en España la conexión a los sitios web resulta más lenta que lo habitual con OpenDNS porque la mayor parte de sus ordenadores se encuentran en Estados Unidos, aunque sirve perfectamente como parche ocasional.

Servicio técnico de pago

Si después de todas estas comprobaciones se sigue sin poder acceder a la Red, seguramente el fallo sea responsabilidad del proveedor. Entonces llega el momento de comunicarse con el servicio de atención al cliente. De los grandes operadores nacionales, sólo Jazztel ofrece un número gratuito en todo momento para establecer el contacto, mientras que los demás optan por un número 902, cuyas tarifas superan las de las llamadas interprovinciales. Esto supone un doble perjuicio para el consumidor porque a la pérdida de conexión se le suma el coste de llamadas a teléfonos 902.

Sólo Jazztel ofrece un número gratuito en todo momento para establecer el contacto, mientras que los demás optan por un número 902

Los números 900 se diseñaron en España cuando no se habían extendido las tarifas planas actuales. Se trata de una forma de conseguir un único número para todo el país, sin asociarse a la imagen regional que ofrecen los prefijos de provincia. Ahora bien, estos números suelen contar con uno o varios equivalentes en formato convencional, que permiten comunicarse gratuitamente a las personas que dispongan de tarifa plana de voz. Nomasnumeros900.com es un servicio útil para intentar averiguar las correspondencias con los números tradicionales. Se trata de un wiki donde los usuarios los anotan y reflejan si funcionan o no.

Números de contacto de los proveedores

Éste es un cuadro de los teléfonos de contacto de los principales proveedores, con su equivalente tradicional, según los datos de este wiki en la fecha de elaboración de este artículo. Se debe considerar que estos números a veces no funcionan bien, porque los sistemas detectan que no se llama a través de un 902. Así que si se tiene prisa, lo más practico consiste en llamar a los teléfonos oficiales.

Proveedor

Número 902

Número convencional equivalente

Telefónica

902 357 000

917 077 460 / 917 073 067 / 955 991 067

Ono

902 929 000 / 902 500 060

963 228 370

Orange

902 012 220

-

Ya.com

902 902 902

912 917 800 (Centralita)

Jazztel

1565 / 900 808 060

-

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto