Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

Λ

Comprar una parcela para construir una vivienda

Comprar un terreno y edificar una vivienda no siempre interesa debido a los elevados gastos burocráticos y la ausencia de servicios básicos cercanos

  • Autor: Por ANNA SAVELLI
  • Fecha de publicación: 28 de marzo de 2008
Imagen: Javier Lastras

Comprar un pequeño terreno y construir una casa a medida es un sueño que pocos pueden materializar. Y aun en el caso de poder hacerlo realidad, adquirir suelo para edificar una vivienda es una decisión que se debe tomar con tranquilidad, ya que implica numerosos gastos en trámites burocráticos. Asimismo, es común que no se encuentren en un núcleo urbano -ya que los solares del centro son adquiridos por constructoras-, por lo que es preciso tener en consideración su acceso a servicios básicos como colegios, centros de salud, etc.

Facultad de edificar

Siempre que se adquiere un terreno para edificar una casa propia hay una serie de premisas que deben tenerse en cuenta para no equivocarse, entre las que destaca la compra de suelo rústico "ius aedificandi", es decir, con la facultad de ser edificado. Pero, además, conviene tener en consideración otra serie de aspectos:

Comprobación Urbanística

  • Es recomendable comprobar en el respectivo ayuntamiento si el suelo se encuentra afectado de modo desfavorable por algún plan urbanístico proyectado, y constatar si cumple los planes urbanísticos en vigor. Se trata de confirmar que no se adquiere una parcela en la que no se pueda construir o una vivienda a punto de ser expropiada. La competencia para decidir qué suelo es rústico no protegido, y cuál es protegido (los terrenos para los que, por sus valores excepcionales, la función territorial o la defensa de la fauna, flora y el equilibrio ecológico, se establece un régimen especial de protección distinto del general) es de las comunidades autónomas.

    La Ley 8/2007, de 28 de mayo, de Suelo que entró en vigor el pasado 1 de Julio de 2007 (sustituye a la Ley 6/1998 de Régimen del Suelo y Valoraciones), considera dos situaciones básicas del suelo, el rural y el urbanizado (art.12), en función de las características objetivas del mismo. Esta ley no elimina el paso de suelo rural a suelo urbanizado, mediante la urbanización, por lo que hay que entender que el legislador autonómico puede mantener la clasificación como suelo urbanizable. Por lo tanto, de acuerdo con la nueva legislación estatal, solamente puede clasificarse como urbanizable el suelo preciso para satisfacer las necesidades que lo justifiquen.

  • Si en la parcela que se adquiere se puede construir, hay que solicitar al ayuntamiento al que esté adscrito el terreno la pertinente licencia de obras.

  • Si se tienen dudas sobre los metros escriturados, se debe pedir al ayuntamiento una medición autorizada por un topógrafo y sellada por su colegio.

  • Si se desea partir en dos una parcela, el consistorio es también el encargado de informar sobre el mínimo de metros cuadrados de la parcela que deben ser destinados a la construcción, para después hacer la partición mediante una escritura notarial.

La edificación

  • Encontrar una parcela dentro en una ciudad o pueblo suele ser muy difícil, ya que los solares que se encuentran el centro urbano se destinan principalmente a la edificación de pisos. Por ello, lo habitual es adquirir un terreno en las afueras, y es recomendable encontrar una parcela con servicios propios y que se encuentre próxima al pueblo o a la ciudad. Además, es importante tener en cuenta la cercanía a servicios como el ayuntamiento, colegios, centros de salud, farmacias, tiendas, superficies comerciales, bibliotecas, y áreas deportivas y de recreo. Aunque también es cierto que no hay que temer comprar un terreno alejado de una ciudad (siempre que sea urbanizable o no esté en suelo afectado por ninguna protección), ya éstas se amplían con el transcurso del tiempo.

  • Es recomendable encontrar una parcela con servicios propios y que se encuentre próxima al pueblo o a la ciudad

    Si la parcela es urbana, puesto que se han cumplido los deberes de transformación del suelo a la hora de edificar, se debe tener en cuenta la tipología del terreno. Es necesario solicitar las normativas de construcción (de edificación, sistema de construcción y memoria de calidades de los materiales) en el respectivo ayuntamiento. Estas normativas sirven como guía de instrucciones para que el arquitecto redacte el proyecto de la casa.

  • En términos de construcción, es muy importante tener en cuenta el desnivel del terreno, ya que un suelo totalmente llano será más caro que si tiene pendiente porque hay más espacio aprovechable. En general, lo más recomendable es adquirir los terrenos con desnivel ascendente que tienen acceso desde la calle. Pero comprar un terreno con desnivel supone también gastos extra, como los generados por los movimientos de la tierra para nivelar, al menos, la zona en que se construirá la vivienda.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto