Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Asado de ternera con champiñones salteados

Img 100010 g
Tiempo > 1 h
Dificultad Media
Valor energético 621 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Damos forma redonda a la pieza del asado con la ayuda de una malla o de una cuerda para atar asados.

Ponemos 4 cucharadas de aceite de oliva en una olla exprés y sellamos a fuego fuerte hasta que la ternera coja color dorado.

Condimentamos y repartimos las verduras (el tomate, puerro, zanahoria y los ajos, todo ello troceado) alrededor de la carne.

Cuando las verduras estén cocinadas, regamos con el vino blanco, dejamos evaporar 5 minutos, regamos las verduras con una tacita de agua o caldo y después tapamos la olla exprés.

Bajamos la temperatura del fuego y continuamos la cocción unos 30 minutos más.

Sacamos del fuego y dejamos enfriar el asado en la misma cazuela.

Trituramos las verduras hasta conseguir una salsa, colamos y ponemos a punto de sal.

Una vez fría la carne, la cortamos en filetes y la disponemos en una bandeja resistente al horno. Vertemos la salsa de verduras encima de la carne. Tapamos y calentamos el conjunto en el horno a temperatura moderada.

Servimos caliente.

Cómo se elabora la guarnición de champiñones:

Limpiamos los champiñones, les quitamos toda la tierra que puedan tener y les cortamos la parte final del tallo. Cortamos los champiñones y los 4 dientes de ajo en láminas finas.

Ponemos a calentar en una sartén o en una cazuela baja el aceite de oliva. Doramos las láminas de ajo, agregamos los champiñones, un poco de sal y dejamos en el fuego tapado unos 5 ó 10 minutos.

Si los champiñones han soltado agua los escurrimos, procurando que le quede algo de aceite. Removemos de vez en cuando hasta que los veamos tiernos. Finalmente espolvoreamos por encima un poco de perejil picado y servimos como guarnición

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
621 43,7g 9,2g 10,1g 1,1g
31% 62% 46% 11% 18%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

La carne de vacuno es una de las más apreciadas, tanto por su terneza como por su suave y sabroso sabor. Desde el punto de vista nutritivo, se trata de un alimento altamente nutritivo, con un elevado porcentaje de proteínas de alto valor biológico y un contenido en grasa variable, según la parte del animal de que se trate. Destaca por su cantidad de hierro hemo de fácil absorción, por lo que está especialmente indicada para las personas con anemia. La carne de ternera es rica en fibras musculares, y por ello puede resultar indigesta en aquellas personas con el estómago delicado.
Los champiñones escogidos para la guarnición, son un acierto ya que complementan perfectamente con el sabor de la carne. Aportan al plato fibra y variedad de minerales, y al estar rehogados con poco aceite, resulta una guarnición poco calórica y fácil de digerir.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia