Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Bebidas comerciales con proteínas de huevo

Las proteínas del huevo, al ser las más completas, sirven como referencia para determinar la calidad proteica de otros alimentos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 junio de 2007
Añadir proteínas de huevo a ciertas bebidas no es ni mucho menos una novedad, ya que desde siempre se ha empleado este alimento para enriquecer algunas recetas. Se usa habitualmente, por ejemplo, para niños en periodo de crecimiento o para personas convalecientes. Batir un huevo con cacao soluble y diluirlo con leche es sólo una de las múltiples opciones disponibles.

Bebidas con proteínas de huevo

Estas bebidas se componen de zumo de frutas (65%), agua, huevo líquido pasteurizado (5%), azúcares y aditivos naturales como pectina (fibra soluble, estabilizador), vitamina C (antioxidante), caroteno (colorante) y aroma natural.

A diferencia de los zumos comunes, que sólo contienen una mínima cantidad de proteína 100% vegetal, estas bebidas aportan las proteínas vegetal y animal del huevo. Éstas son tan completas que se toman como patrón de referencia para determinar la calidad proteica de otros alimentos, dado que contienen, en una proporción óptima, todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita.

Ración = 200 ml = 1 vaso o
brick pequeño
Zumo comercialBebida con proteína de
huevo y frutas
Energía (calorías) 108118-134
Proteínas (gramos) 0,81,8
Carbohidratos (gramos) 26,425,4-29,2
Grasas (gramos) 01,0

Las bebidas con proteína de huevo también aportan azúcares (procedentes de las frutas y de los azúcares añadidos), algo de grasa y vitaminas como la C. De sus minerales sobresale el potasio y el magnesio. Si se toman como referencia 200 mililitros, una bebida de este tipo contiene en azúcares lo que equivale a 3 sobres de azúcar para endulzar el café, motivo por el cual quienes tienen diabetes deberán tener muy en cuenta este dato. Aun así, su aporte calórico no es elevado, por lo que personas con problemas de peso pueden consumirlas de manera habitual.

¿Quién necesita cantidades extras de proteínas?

Son bebidas recomendadas a atletas y personas en periodo de crecimiento o con una necesidad de mejorar su situación nutricional, ya sea desnutrición o bajo peso

Según datos publicados por el MAPA (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación) en libro La alimentación en España 2003, la dieta media española es muy energética y rica en proteínas de origen animal. Su presencia, considerando dicho origen principalmente, duplica los valores medios recomendados.

Datos de 2003Hombres
(20-39 años)**
Mujeres
(20-39 años)**
Calorías/díaProteínas* (gramos/día)Calorías/díaProteínas* (gramos/día)Calorías/díaProteínas* (gramos/día)
280096,51300054230041
* El 62% del total de las proteínas son de origen animal, cuando lo que se recomienda es un 50% de proteína vegetal y otro 50% de proteína animal.
** Recomendaciones dietéticas para la población española (1999, Dpto. Nutrición. Universidad Complutense de Madrid).

Por su contenido de proteína de origen animal de calidad, se trata de unas bebidas adecuadas en situaciones concretas: atletas, periodos de crecimiento, personas que necesitan mejorar su situación nutricional (desnutrición o bajo peso) y quienes, por problemas de salud, necesitan de un aporte extra de proteínas, ya sea porque la patología aumenta las necesidades proteicas (cáncer) o porque la pérdida de las mismas es muy importante (fístulas o quemados). Además, tienen la ventaja de que, con pocas calorías y poca grasa, contribuyen a un aporte interesante de nutrientes, a la vez que son fáciles de tomar y tienen muy buen sabor.

Consecuencias de un consumo excesivo de proteínas

Si se considera la población general, y teniendo en cuenta que la ingesta de proteínas en la dieta española es superior a la recomendada, se puede decir que la elección de este tipo de bebidas no reporta, en principio, ningún efecto positivo. Menos aún en el caso de los más pequeños ya que, por su menor masa corporal, estarían ingiriendo una cantidad demasiado alta de proteínas por kilo de peso y día (aunque esto se debería contrastar con el resto de alimentos que compongan su dieta).

Son alimentos ricos en proteínas los huevos, los lácteos, las carnes, los pescados, los derivados de estos alimentos, la soja, otras legumbres y los frutos secos. Lo cierto es que, con una dieta bien planteada, se cubren perfectamente las necesidades diarias de proteínas.

Un consumo demasiado elevado puede conducir a sobrecarga hepática y renal, al producirse más ácido úrico como producto de degradación de las proteínas ingeridas. Asimismo, provoca la desmineralización del hueso por su contenido en fósforo, un mineral que compite con el calcio disminuyendo su absorción.

Debe hacerse hincapié, además, en que estas bebidas no deben tomarse por quienes tienen alergia a la proteína de huevo. No son recomendables tampoco, en caso de afecciones como la insuficiencia o litiasis renal (piedras en el riñón).

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones