Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cena de San Valentín: ¡sorprende a tu pareja con un menú verde!

Si nos quedaremos en casa este 14 de febrero, podremos preparar una mesa saludable y especial con estas ideas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 13 febrero de 2019

Llega la noche más especial para todas las parejas de enamorados, y muchas personas ya tienen claro cómo o dónde celebrarán este 14 de febrero. Para los indecisos, los que prefieren quedarse en casa o los que siguen intentando librarse de los excesos de Navidad, existe una opción alternativa para San Valentín: un menú verde, sano, delicioso y sencillo, perfecto para preparar en casa. En el siguiente artículo, damos ideas para hacerlo con distintas verduras.

Los entrantes

Todas las cenas importantes deben comenzar con unos buenos entrantes. Para comenzar, una buena idea es servir un pincho de verduras al horno. Es tan sencillo de elaborar como parece. Hay que cortar las verduras en láminas muy finas e ir pinchándolas en una brocheta. A continuación, las colocamos en una bandeja, aliñamos con aceite y sal, y horneamos a fuego medio hasta que la verdura esté dorada. Se trata de un entrante delicioso, perfecto para empezar a cenar. Otra opción es preparar unos montados de cebolla gratinada. En primer lugar, se debe poner una rebanada de pan, untar tomate frito, colocar la cebolla cortada en tiras muy finas, aliñar con caldo de verdura (con una cucharada es suficiente) y espolvorear por encima el queso rallado. Una vez preparados los montados, hay que introducirlos en el horno hasta que el queso esté gratinado y la cebolla tostada.

El plato principal

Tras los entrantes, es el momento de cocinar el plato principal. Para que no resulte excesivo, una buena idea es optar por un bunz de zanahorias. Mientras el horno se precalienta a 180 ºC, hay que batir en un bol grande 350 ml de aceite de oliva suave, seis huevos medianos y 200 g de azúcar moreno. Cuando la masa sea homogénea, se deben añadir 500 g de harina de trigo y cuatro cucharadas de levadura en polvo, y seguir mezclando. Por otro lado, se deben hervir 400 g de zanahoria congelada, escurrir y rallar sobre la masa. También hay que trocear unas nueces y añadirlas a la mezcla. Antes de hornear, es importante engrasar el molde. Se debe hornear durante 40 minutos aproximadamente. Es recomendable colocarlo durante 20 minutos sobre una rejilla al sacarlo, para que se enfríe bien. Para el plato principal, el más contundente, una idea tan genial como romántica es cocinar un corazón de hojaldre, con judías, alcachofas y zanahoria. Se tarda algo más de una hora en elaborar, pero es muy sencillo y está buenísimo. En primer lugar, es necesario precalentar el horno a 180 ºC. Por otro lado, hay que poner una sartén en el fuego, con un poco de aceite, y agregar todas las verduras congeladas. Es importante cocinarlo todo a fuego medio, con paciencia, durante 10 o 15 minutos. A continuación, hay que picar una guindilla y añadirla junto a un pimiento, el tabasco y la salsa de tomate. ¡No hay que olvidar salpimentar al gusto! Para elaborar el corazón de hojaldre se debe estirar la masa y colocar el relleno dentro, poner otra plancha de hojaldre encima y cerrarlo por los bordes, dándole forma de corazón. Antes de hornear, queda aplicar un huevo batido sobre la superficie del corazón e introducirlo al horno hasta que el hojaldre esté dorado, durante 30 minutos aproximadamente.

¿Y el postre?

Para el momento más especial de la noche, también se puede apostar por las verduras en los postres. Una alternativa perfecta para terminar la cena es un pastel de calabaza. Para empezar, hay que rallar 350 g de calabaza pelada y mezclar con 125 g de yogur natural. Por otro lado, se deben batir tres huevos con 175 g de azúcar moreno hasta que quede una mezcla espumosa. A esta mezcla se le deben añadir 100 g de mantequilla sin sal con unas gotas de vainilla. A continuación, hay que agregar la calabaza con el yogur. En un bol aparte, se deben mezclar 200 g de harina de repostería con 50 gramos de harina de maíz, una cucharada de levadura y otra de canela. Tras unir todos los ingredientes y formar una masa homogénea, hay que colocarla en un molde engrasado y enharinado y llevar al horno, precalentado a 180 ºC, durante 45 o 50 minutos. Cuanto esté listo, solo queda decorar con azúcar glasé y ¡dibujar un corazón sobre el pastel!

Con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de incorporar las verduras en la dieta diaria como hábito de vida saludable, la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC) cuenta con un espacio en Internet que permite conocer con profundidad y rigor el mundo de las verduras congeladas. En la página se puede ver el proceso de fabricación de las verduras congeladas, las zonas españolas donde se recogen las diferentes variedades, consejos de salud y hasta el mejor tratamiento y uso en la cocina para elaborar platos deliciosos.

Etiquetas:

cocinar verdura

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

ASEVEC

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto