Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cómo elaborar una sabrosa tortilla

Fáciles de preparar, apetecibles y con un poco de imaginación, las tortillas son un plato muy variado y apetitoso.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 26 marzo de 2004

Dentro de las tortillas se diferencian dos tipos fundamentales: la tortilla francesa o enrollada, y la redonda, de patata o española.

Tortilla francesa o enrollada:

Son tortillas individuales que se elaboran con dos huevos batidos por persona y que pueden ir con guarnición o sin ella.
La forma que nos quedará, una vez cocinada, será enrollada como si fuese en bollo.
En primer lugar batimos los huevos sin sal y sin que se espumen en exceso.
Posteriormente vertemos los huevos batidos en una sartén ligeramente caliente con muy poca grasa y con una espátula movemos de forma circular, y movemos también la sartén dejando que se extiendan.
Después se voltea la mitad y se pone a punto de sal.
Se enrolla en forma de bollo y se saltea todas las veces que sean necesarias hasta que quede cuajada.
Este tipo de tortilla también puede llevar guarnición dentro: bonito o atún, palitos de pescado, marisco, jamón u otros derivados cárnicos, queso, setas, champiñones u otras verduras, etc.

Tortillas redondas o de patata:

La más típica en nuestro país y de donde derivan las demás tortillas redondas es la tortilla de patatas.
Para prepararla, lo primero es pelar, lavar y cortar las patatas en dados pequeños.
A continuación se pochan los dados de patatas en abundante aceite hasta que queden blandos (conviene eliminar el exceso de aceite una vez cocinados).
Por otro lado se baten los huevos y se mezclan con la patata buscando una proporcionalidad.
Una vez terminado este proceso, se mueve la sartén ligeramente y se deja que se cuaje la parte que está en contacto con el fuego.
Se baja un poco el fuego para que se cuaje la tortilla en su interior, dándole las vueltas que sean necesarias.
La sal se echa cuando se mezcla el huevo y la patata en la sartén.
Existen muchas variedades de la tortilla de patatas tradicional, ya que admite ingredientes tan variados como: cebolla, pimientos, calabacín, pisto (tortilla paisana), otros vegetales, jamón y queso con mayonesa (tortillas mixtas), etc.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones