Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Complemento a la dieta: coenzima Q10

Tomar coenzima Q10 como complemento a un modelo de dieta mediterránea puede servir de refuerzo antioxidante a la dieta y de protección cardiovascular

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 7 febrero de 2012

A la capacidad preventiva de enfermedades crónicas inherente a la dieta mediterránea, considerada como un modelo alimentario conformado por una selección cuidadosa de alimentos, se añade el efecto protector de la coenzima Q10. Desde el Centro de Investigación biomédica en red-fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) revelan el efecto antioxidante de la coenzima Q10 como complemento a la dieta mediterránea. El estudio refuerza las propiedades beneficiosas de la molécula Q10, que actúa como «una de las principales fábricas de energía del organismo humano», de manera particular en el retardo de la oxidación celular y, en consecuencia, en el retraso del envejecimiento. Además, la molécula se caracteriza por ser un potente protector cardiovascular y por fortalecer el sistema de defensas.

Imagen: tinpalace
Las coenzimas son moléculas indispensables para que sucedan las reacciones enzimáticas en el organismo y lo hagan de manera eficaz. Afectan a la respiración, la digestión, la obtención de energía o la depuración, funciones tan vitales como diversas. La distribución de la coenzima Q10 en el organismo es tal, que se reconoce por el nombre de ubiquinona, del latín "ubique", que significa "en todas partes donde hay vida". Pero su concentración no es uniforme. El corazón, el hígado y los músculos son los órganos que más energía necesitan para trabajar y, por ende, los que más coenzima Q10 acumulan.

Retrasa el envejecimiento celular

A la coenzima Q10 se le adjudica una potente acción antioxidante. Cede electrones para neutralizar los radicales libres y actúa de esta forma contra las sustancias oxidantes que se generan en el organismo por la respiración (más acentuadas en caso de deporte extremo, estrés o enfermedades). También hacen frente a los radicales libres que llegan al organismo desde el exterior; contaminación ambiental, tabaco, radiación solar o pesticidas.

En el estudio liderado por el CIBERobn, institución dirigida por Felipe Casanueva, se comprobó cómo la toma conjunta de una dieta mediterránea y un complemento de coenzima Q10 redujo de manera significativa los indicadores del nivel de estrés oxidativo celular, tanto en hombres como en mujeres mayores, y quedó demostrada la hipótesis planteada por el CIBERobn.

Pérez Jiménez, coordinador del estudio, advierte cómo la capacidad de obtener coenzima Q10 disminuye durante el proceso de envejecimiento y, sobre todo, en situaciones de estrés continuo. No obstante, el especialista subraya que "los efectos beneficiosos no aparecen de inmediato". Mientras que algunas personas notan mejoría en dos semanas, otras tardan meses.

Coenzima Q10 y corazón

La coenzima Q10 mejora la captación de oxígeno, la función cardíaca y la resistencia al esfuerzo

Estudios recientes ponen de manifiesto que, en personas con afecciones cardiacas, el consumo de cantidades adecuadas, o incluso extras, de la coenzima Q10 contribuye a una mejora en la captación de oxígeno, la función cardíaca y la resistencia al esfuerzo. Según destacan desde el CIBERobn, la coenzima Q10 es uno de los nutrientes principales del tejido cardiaco, favorece la oxigenación tisular y combate los radicales libres. Los análisis clínicos realizados con pacientes cardiacos han mostrado que estas personas tenían niveles más bajos de coenzima Q10.

En una revisión sobre este tema realizada desde el Departamento de Cirugía Cardiotorácica del Hospital Alfred en Melbourne, Australia, concluyen que, debido a la ausencia de efectos secundarios clínicos importantes y al beneficio terapéutico probable de la coenzima Q10, puede considerarse como un complemento seguro a las terapias estándar en la enfermedad cardiovascular.

En estos pacientes, la toma de diversos medicamentos también condiciona sus niveles de coenzima Q10. Muchos pacientes cardiacos toman estatinas, medicamentos reductores del colesterol. Estos, además de inhibir la síntesis de colesterol, también bloquean la síntesis endógena de coenzima Q10. Los beta-bloqueantes empleados como antihipertensivos han demostrado reducir el contenido endógeno de coenzima Q10 en suero, por lo que ambas deficiencias pueden prevenirse con un aporte complementario supervisado por el especialista.

DIETA RICA EN Q10

La dieta es una fuente indiscutible de este componente y su presencia es relevante en alimentos como el pescado azul (sardinas, anchoas, atún, bonito), aceite de soja, frutos secos (nueces y cacahuetes), además de las carnes. Las verduras de la familia de las coles y las espinacas también concentran cantidades importantes de coenzima Q10.

El organismo también es capaz de sintetizar este compuesto a partir de una serie de reacciones químicas en las que están presentes vitaminas del grupo B (B2, B3, B5, B6, B12 y vitamina C). Por tanto, es básico contemplar alimentos ricos en estos nutrientes reguladores para optimizar el aporte de coenzima Q10 al organismo.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones