Crema chantilly, un postre fácil y fresco

La crema chantilly es el nombre que se le da en argot pastelero a la nata montada y que sirve para acompañar galletas o barquillos
Por mchavarrias 3 de octubre de 2011
Img crema
Imagen: Sifu Renka

La baño maría helado, es decir, introducir este recipiente en otro de mayor tamaño con hielo, de manera que todo el bol permanezca frío durante la acción de montado.

Crema para postres

Otro de los ingredientes fundamentales de esta crema es el azúcar glass en una proporción de 50 g por medio litro de nata y 15 g de azúcar glass vainillado o unas gotitas de esencia de vainilla. Para montar la nata, puede hacerse de forma manual o eléctrica, con la ayuda de un batidor de varillas, de manera que este levante la nata, entre aire y empiece a adquirir un volumen y textura bien espesa.

Debe tenerse especial cuidado porque, si se pasa de tiempo de batido, la crema adquiere una consistencia parecida a la mantequilla, se estropea y se separa el suero de la grasa. Una vez montada la nata, se retiran las varillas y, con la ayuda de un cucharón de madera, se mezcla con el azúcar glass y la vainilla para darle el toque de dulzor deseado.

Ya está lista para servir en unos boles bien fríos que se pueden rellenar con la ayuda de una manga pastelera con boquilla rizada, que se habrá llenado con la crema chantilly. Este postre se puede acompañar con unos barquillos, unas galletitas o unas pastas llamadas lenguas de gato.