Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Bajo la lupa: Danone Activia con probióticos

Analizamos la letra pequeña de las etiquetas de esta leche fermentada que emplea la alegación “probióticos” como reclamo de salud

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 12 junio de 2020
danone activia probioticos

Danone Activia es una leche fermentada desnatada. Legalmente no se considera un yogur porque incorpora bifidobacterias, fermentos que no se contemplan en la normativa que regula los yogures. Este producto emplea la alegación “probióticos” como reclamo saludable. Analizamos a continuación cada uno de sus reclamos.

¿Es un alimento probiótico?

Sí, es un alimento probiótico. En la Unión Europea no hay una definición legal de lo que es un probiótico, sino una descripción similar a la de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “Probiótico por contener millones de fermentos naturales”. En este caso, así es. De los microorganismos que contiene, y a efectos de etiquetado, solo pueden considerarse probióticos los microorganismos Lactobacillus delbrueckii subsp. bulgaricus y Streptococcus thermophilus (característicos de los yogures), pero no otros fermentos que también se encuentran en este producto, las bifidobacterias. En la Unión Europea (UE) no hay ninguna declaración de propiedades saludables autorizada para ninguna cepa bacteriana del género Bifidobacterium. Por tanto, el efecto beneficioso de este producto no se refiere a la presencia de estos últimos.

¿Llegan “vivos a tu interior”?

Salvo en los pasteurizados después de la fermentación, en el resto de leches fermentadas los microorganismos deben, por definición, estar vivos en el producto. Este producto contiene dos bloques de microorganismos: las bifidobacterias y los fermentos lácticos activos (“activos” implica que son viables, están vivos, requisito legal).

¿Qué significa el mensaje “Mejora de la digestión de la lactosa”?

La lactosa es el azúcar simple que aparece de forma natural en la leche. Dos de las cepas bacterianas que contienen este producto (Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus) ayudan a digerir la lactosa, siempre y cuando se encuentren en una determinada cantidad: al menos 108 unidades por cada gramo. En este caso sí se cumple, por lo que este producto puede llevar esta alegación.

¿Por qué se omite la palabra “yogur”?

Porque no lo es. Legalmente, se llama “yogur” al producto que se obtiene por la acción conjunta de cultivos de Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. En este caso, como además de estas dos cepas contiene bifidobaterias, no puede llamarse yogur, sino “leche fermentada”.

¿Qué significa 0 % m.g.?

El término m.g. no está descrito legalmente, pero para el consumidor tiene el significado de “materia grasa”, por lo que, con el 0 % delante, se identifica como un producto “sin grasa”. Por eso, debe cumplir las especificaciones para hacer esta alegación nutricional, ya que la normativa se aplica tanto a la expresión “sin grasa” como a cualquier declaración que tenga el mismo significado para el consumidor. El producto cumple con los requisitos de esta alegación, ya que contiene menos de 0,5 g de grasa por cada 100 g (en concreto, contiene 0,4 g). Esa cantidad la aporta el ingrediente principal, la leche desnatada. Se añade leche en polvo para incrementar el contenido en sólidos lácteos, lo que eleva su valor nutricional y mejora textura y viscosidad. En el envase se señala el origen de la leche. Es una mención obligatoria desde 2018 para la leche y los lácteos (siempre que suponga más del 50 % del peso de todos los ingredientes) elaborados y comercializados en España.

Información nutricional

danone activia analisis nutricional

  • Calorías. Es un producto de poco valor energético (42 kcal /100 g). Al estar elaborada mayoritariamente con leche desnatada contiene una parte mínima de grasa (0,4 g/100 g) y solo 0,2 g de grasas saturadas.
  • Azúcar. El total de hidratos de carbono (5 g por cada 100 g) proviene de los azúcares de la leche, porque se corresponde con la lactosa. La OMS no lo considera un azúcar libre ni da recomendaciones para reducir su consumo.
  • Proteínas. Tiene un alto contenido en proteínas (4 g por 100 g) que le aportan el 40 % de las kilocalorías.
  • Sal. El contenido es bajo (0,15 g por 100 g). La OMS recomienda reducir la ingesta a menos de 5 gramos diarios.
  • Calcio. El aporte de calcio (120 mg / 100 g), cubre el 15 % del aporte diario de los valores de referencia de nutrientes.

Conclusión

valoracion nutri-scoreLa valoración Nutri-Score es A. Aunque está penalizado ligeramente por el contenido en azúcares simples, proceden de la lactosa y no se consideran azúcares libres a evitar. Tiene un buen aporte de proteínas, que computa de manera positiva en la nota final.

Se trata de un producto saludable, con un buen aporte de proteínas de alta calidad. Los beneficios para la salud destacados —“probióticos” y “mejora la digestión de la lactosa en personas con problemas para digerirla”— no se deben a la presencia de bifidobacterias, sino a la de dos tipos de bacterias que se encuentran también en todos los yogures, por lo que nutricionalmente son productos muy parecidos: pueden hacer dicha alegación siempre que contengan al menos 10 8 unidades de dichas bacterias, como es el caso.

Etiquetas:

leche probiótico

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones