Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El alcohol en la lactancia

Las bebidas alcohólicas pueden producir una disminución en la producción de leche materna

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 noviembre de 2004

La alimentación de la mujer durante la lactancia es tan importante como la que tiene lugar durante el embarazo. En la lactancia, la demanda de energía y nutrientes se ve aumentada, ya que algunos de ellos se destinan a la producción de leche. Por esta razón es necesario llevar a cabo una correcta alimentación, además de abandonar algunos hábitos poco saludables como el consumo de tabaco y el alcohol.

Los efectos del alcohol

Uno de los efectos que puede tener el consumo de alcohol durante la lactancia es que éste es capaz de disminuir la producción de leche, debido a que inhibe la secreción de prolactina y oxitocina, hormonas implicadas en la producción y eyección de la leche materna.
Esto ocurre cuando se ingieren cantidades mayores de 0,5 g de alcohol por kilogramo de peso y día. A modo de ejemplo, una mujer que pesa 60 kilos, no ha de consumir más de 30 g de alcohol al día, lo que aproximadamente supone dos vasos de vino de mesa o tres cervezas de botellín de 1/4L.

Por otro lado, el alcohol no sólo hace que se disminuya la producción de leche, sino que es capaz de cambiar su olor, por lo que puede ocurrir que el bebé la rechace.

Además es importante saber que los efectos del alcohol no sólo afectan a la madre, si no que también repercuten en el bebé. Hay que tener en cuenta que una pequeña parte del alcohol que consume la madre pasa a la leche materna y por tanto al bebé, más razón por tanto para evitar o restringir al máximo su consumo.


Consideraciones importantes

Conviene tener en cuenta que la mayor cantidad de alcohol pasa a la leche entre los 30 y 60 minutos después de haberlo ingerido, por lo que si la madre va a tomar alguna bebida alcohólica, conviene que lo haga lejos de las tomas del bebé. Un buen momento puede ser cuando el niño termina de mamar, ya que han de pasar varias horas hasta la próxima toma.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones