El vinagre de manzana o de sidra, más suave que el de vino…

Se obtiene por la fermentación ácida de la sidra de manzana.
Por maitezudaire 21 de junio de 2002

Su principal utilización es como aderezo en las comidas sustituyendo así al vinagre de vino. Su contenido en ácido acético es inferior al del vinagre de vino y por ello, resulta más suave para el estómago.

Algunas de sus propiedades… * Su carácter ácido pero suave mejora la digestión.

* Tiene una acción ligeramente laxante ya que contribuye a aumentar el peristaltismo intestinal. * Aumenta la secreción de enzimas relacionadas con la digestión de las grasas mejorando su digestibilidad.

Vinagre de manzana, ¿crudo o refinado?

El vinagre natural de sidra crudo y orgánico está hecho con manzanas frescas trituradas o «malladas» que han madurado naturalmente y cuyo mosto ha fermentado de forma espontánea, sin mediación química. Su color es marrón y a la luz, muestra una consistencia turbia que es la «madre», la cual se va depositando al fondo a medida que el vinagre envejece. Esta madre se puede traspasar a nuevas botellas de sidra para volver a hacer vinagre. Aporta numerosas enzimas y minerales tales como el potasio, fósforo, azufre, sodio, magnesio, hierro, cobre, flúor, silicio y trazas de otros oligolelementos. También contiene pequeñas cantidades de pectina (fibra soluble) y ácidos orgánicos (málico, tartárico…), de acción desinfectante y desintoxicante. Al destilar cualquier vinagre para refinarlo, todos estos importantes elementos se destruyen y deja de ser un alimento fermentado «vivo».

Beneficios del uso tópico del vinagre El uso tópico del vinagre contribuye a aliviar dolencias de la piel como herpes, caspa y quemaduras muy leves. Así mismo tiene acción desinfectante y cicatrizante de pequeñas heridas. Aplicado sobre las piernas, ayuda a contraer las venas varicosas. Es muy eficaz para la limpieza y eliminación de células muertas del piel.