Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Escándalo en Alemania por la producción de alimentos biológicos contaminados

Cientos de granjas utilizaron maíz con un peligroso cancerígeno para la cría de aves

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 28 mayo de 2002
Un nuevo escándalo en la producción de alimentos animales ecológicos ha salpicado esta vez a Alemania, e incluso podría extenderse por varios países de la Unión Europea (UE) que exportan maíz del este del continente. Las autoridades alemanas han confirmado que varios cientos de granjas biológicas en todo el país utilizaron, durante meses, maíz contaminado con nitrofén, un peligroso cancerígeno, en la comida utilizada para la cría de aves y cuyo uso está prohibido en Alemania desde 1988.

La ministra de Agricultura y Protección al Consumidor, Renate Künast, admitió ayer en Bruselas que el escándalo podría tener una dimensión continental, porque nadie sabe si la contaminación sólo afecta al maíz ecológico. "No sabemos cómo llegó el nitrofén al alimento de animales", dijo la ministra y recordó que la UE importa desde los países del este de Europa, donde no está prohibido el uso de nitrofén, decenas de toneladas de maíz al año.

Carne y huevos

Lo que resulta todavía más preocupante es que nadie sabe desde cuándo los alemanes están consumiendo carne y huevos contaminados. Durante una inspección de rutina, las autoridades alimentarias de Baja Sajonia descubrieron en diciembre pasado restos de nitrofén en un criadero biológico de ese Estado. El descubrimiento no fue comunicado a las autoridades federales y se archivó como un caso local.

La alarma saltó durante el pasado fin de semana, cuando el Ministerio de Agricultura de Baja Sajonia confirmó que, al menos unas 100 toneladas de maíz contaminado proveniente de Brandeburgo habían sido distribuidas en cientos de granjas ecológicas en todo el país para ser utilizado como alimento de aves. La existencia de nitrofén en el maíz obligó a dos asociaciones de granjas biológicas -Bioland y Naturland-, a retirar sus productos (carne y huevos) del mercado alemán y despertó la sospecha de que los alimentos para recién nacidos también podrían estar contaminados con el peligroso cancerígeno.

Las asociaciones que agrupan a los agricultores biológicos piensan que la contaminación del alimento de aves con nitrofén se puede deber a un sabotaje o, en el mejor de los casos, el origen de la catástrofe se puede remontar a la época de la desaparecida República Democrática Alemana (RDA), donde el herbicida no era prohibido. "No se puede descartar que el nitrofén ya se encontraba en la tierra donde fue cultivado el maíz", dijo un responsable de Naturland.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones