Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

La papaya

Esta fruta dulce y exótica tiene la propiedad de estimular la digestión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 12 junio de 2003
La papaya, una fruta de controvertida procedencia, pues unos autores la consideran originaria de México y otros de los Andes peruanos, se cultiva hoy en día en todos los países tropicales.

A la papaya se le considera un alimento con propiedades digestivas. Y en efecto, esta fruta contiene papaína, una enzima proteolítica, es decir, con capacidad para digerir las proteínas de los alimentos. La papaína es similar a la pepsina, una enzima que está en nuestro jugo gástrico.

Los beneficios de la papaína

Las hojas del árbol de la papaya y la fruta no madura son las partes de la planta que contienen papaína.
En afecciones digestivas tales como digestiones pesadas, gastritis, hernia de hiato o pirosis (acidez de estómago), el consumo de papaya resulta muy adecuada, ya que contribuye a neutralizar el exceso de acidez del estómago. Asimismo, la acción suavizante y antiséptica sobre las mucosas digestivas, la hacen muy útil en caso de gastroenteritis y colitis de cualquier tipo.
Se puede tomar la fruta después de una comida rica en proteínas como estimulante de la digestión, aunque su efecto no será en ningún caso terapéutico.
Por otra parte, la papaína se emplea en farmacia por su acción vermífuga, es decir, que expulsa los parásitos intestinales, y en aplicación tópica es útil en el tratamiento de las picaduras de insectos y medusas.
Siempre hay que tener precaución a la hora de consumir papaína ya que algunas personas son alérgicas a esta enzima e incluso a la carne que ha sido ablandada con ella.

Múltiples aplicaciones

De la papaya se utilizan varios de sus componentes que se extraen de diversas partes, tanto del fruto como del resto de la planta. En las industrias de alimentación, la papaína se utiliza para ablandar la carne; en la textil para macerar las fibras de lana y algodón y en la industria de tenería para el curtido de pieles. La papaína se obtiene del secado del látex que se obtiene del pinzamiento de las diversas partes verdes del fruto. La extracción del látex se consigue realizando varias incisiones sobre el fruto verde y se recoge en unas bolsas de plástico que rodean al tronco del árbol.
En el mercado existen productos de cosmética exfoliantes que contienen como principio activo, papaína. Estos exfoliantes actúan disolviendo las capas más externas de la piel.
Los tallos y las hojas contienen pequeñas cantidades de carpaína, un alcaloide estimulante del ritmo cardíaco. Y las semillas de color negro, secas y tamizadas, se emplean como condimento por su sabor picante. Se pueden comer solas o bien añadir unos granos en las sopas o platos que se quieran realzar con sabor picante.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones