Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Litiasis renal

Como prevenir o tratar esta enfermedad con una adecuada alimentación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 4 diciembre de 2002
¿Que es la litiasis renal?
La litiasis del aparato urinario, también denominada urolitiasis o nefrolistiasis, es una enfermedad crónica causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres, vejiga).
Afecta a más del 10% de la población en edad media de la vida (30-60 años) y con mayor frecuencia a los hombres. Predomina en personas con hábitos sedentarios o con gran exposición al calor. En la mayoría de las ocasiones se debe a algún trastorno en la absorción, metabolismo o excreción de los componentes de los cálculos (calcio, ácido oxálico, ácido úrico, fosfato, cistina...) o de las sustancias inhibidoras de la formación de los mismos (ácido cítrico y magnesio) o bien de la acidez (pH) de la orina.
El tratamiento médico, farmacológico y dietético difiere en función del tipo de cálculo.


Medidas dietéticas generales

Forzar la ingesta de líquidos para aumentar la diuresis (producción de orina): 2,5-3 litros al día, especialmente es casos de pérdidas aumentadas (diarreas, intensa actividad física, temporadas de calor, etc.). Esta cantidad debe repartirse a lo largo de todo el día, a razón de dos vasos de agua (unos 400 mL) con cada comida y un vaso de agua (unos 200 mL) cada 2 ó 3 horas (entre 8 y 12 vasos al día). Al menos la mitad del líquido ingerido debe ser agua; pero también se pueden tomar infusiones, zumos, caldos, etc.

Ajustar las calorías para conseguir el normopeso. La influencia de un aporte calórico excesivo no es en absoluto favorable.

Ojo con la sal: es recomendable controlar la ingesta de sodio en todos los casos de litiásis, particularmente en aquellos que cursan con hipercalciuria (niveles altos de calcio en la orina). La cantidad recomendada es de unos 6 g de sal (ClNa) al día. Se aconseja eliminar el salero de la mesa y evitar alimentos especialmente ricos en sodio.

Proteínas: se sabe que una dieta elevada en proteínas incrementa el riesgo de nefrolitiasis, aumenta los niveles urinarios de los constituyentes de los cálculos (calcio, oxalato, ácido úrico) y facilita un ambiente adecuado para el crecimiento de los mismos. Además, es bien conocido que un exceso de proteínas aumenta las pérdidas de calcio por orina, y las personas con litiasis son especialmente sensibles a dicho efecto calciúrico de las proteínas (carnes, pescados, huevos). La recomendación es por tanto limitar la cantidad de carnes y pescados a una ración por persona de unos 120 a 150 g al día.

Moderar el consumo de azúcares de absorción rápida (azúcar común, mermeladas, miel, productos de pastelería y confitería, zumos azucarados, etc.) ya que favorecen el incremento de la cantidad de calcio en la orina al disminuir su reabsorción a nivel renal.

Evitar el alcohol. Las bebidas alcohólicas son generalmente ricas en calcio, oxalato y guanosina (que se metaboliza a ácido úrico). Así mismo, son altamente energéticas (ricas en calorías vacías, es decir, no nutritivas). Existe una relación lineal entre el consumo de alcohol y la elevación de ácido úrico tanto en sangre como en orina. El alcohol incrementa también los niveles de calcio, fosfato y magnesio en orina.


Otras recomendaciones a tener en cuenta

  • Prevenir o tratar adecuadamente las infecciones urinarias.
  • Evitar altas pérdidas de líquidos (sauna, sol, ejercicio extenuante, abuso de laxantes).
  • Realizar ejercicio físico, reducir el estrés y dormir lo suficiente.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones