Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Bajo la lupa: Central Lechera Asturiana Suprema

Analizamos la letra pequeña de esta leche dirigida a los mayores de 50 años, con alusiones en su publicidad a la masa ósea, que suele experimentar cambios a partir de esa edad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 23 octubre de 2020
etiquetado leche Imagen: Eroski Consumer

Leche: beneficios para huesos y músculos

En el envase se puede leer: “Ayuda a mantener tu masa ósea y muscular”, una declaración válida, porque el producto posee tres nutrientes clave:

📌  Vitamina D

Cualquier alimento que aporte al menos el 15 % de la ingesta de referencia para esta vitamina, es decir, 0,75 μg (microgramos) por cada 100 ml, puede indicar que aporta beneficios para la salud ósea y muscular. Esta leche aporta 2 μg/100 ml. La leche, de forma natural, contiene cantidades muy pequeñas de vitamina D (alrededor de 0,03 μg/100 ml) y se elimina en el desnatado de la leche, por lo que se añade como ingrediente para alcanzar la cantidad deseada.

📌  Proteínas

Cualquier alimento en el que el 12 % de sus kilocalorías procedan de las proteínas puede indicar la alegación “ayuda a mantener la masa muscular y ósea”. En la Unión Europea (UE) está autorizada la declaración “Las proteínas contribuyen al mantenimiento normal de los huesos”, y esa base legal es la que se emplea para hacer reclamos en el etiquetado. En esta leche las proteínas aportan 20 kcal por cada 100 ml, cumpliendo el requisito.

📌  Calcio

Cualquier alimento que aporte al menos el 15 % de la ingesta de referencia para el calcio, es decir, 120 mg/100 ml, puede indicar que contribuye al mantenimiento de los huesos y a la función muscular normal. Esta leche aporta 160 mg/100 ml.

Estas alegaciones sobre la salud ósea y muscular no son exclusivas de esta leche ni atribuibles a su combinación de nutrientes, sino que puede hacerlas cualquier alimento que contenga esos nutrientes en cantidad suficiente. Pero ¿estas cantidades se pueden encontrar en otro producto? Sí. La leche desnatada contiene un0s 3,2 g de proteínas por cada 100 ml, lo que supone el 38 % de la energía y, por lo tanto, también podría incluir las declaraciones sustentadas por la presencia de proteínas. También aporta 120 mg de calcio por cada 100 ml, por lo que igualmente podría incluir las declaraciones sustentadas por la presencia de calcio. El nutriente diferencial es la vitamina D. Está ausente en la mayoría de las leches desnatadas y en poca cantidad en la entera. La desnatada con calcio de la misma marca también incorpora vitamina D añadida, pero en menor cantidad (1 μg/100 ml).

¿Qué significa leche ultrafiltrada?

“Leche ultrafiltrada desnatada y vitamina D” es la denominación de venta del producto. La ultrafiltración consiste en hacer pasar la leche por una membrana con un tamaño de poro que deja pasar el agua y retiene compuestos de mayor diámetro como las proteínas. En el proceso se pueden perder minerales debido al tamaño del poro, pero se recuperan por diversos tratamientos.

Leche sin grasa, sin lactosa y sin aditivos

📌  Sin grasa

La legislación establece que un alimento puede denominarse así siempre que no contenga más de 0,5 g de grasa por cada 100 ml. Esta leche contiene 0,1 g. Según la normativa, las leches desnatadas pueden contener un máximo de 0,5 % de grasa, por lo que todas las desnatadas pueden indicar “sin grasa” en su etiquetado y no es un elemento que diferencie a esta leche de cualquier otra desnatada.

📌  Sin lactosa

La leche “sin lactosa” se obtiene añadiendo la enzima lactasa, que rompe la lactosa en dos moléculas, glucosa y galactosa. Así, las personas con intolerancia (que presentan niveles disminuidos de esta enzima, lo que hace que no puedan digerir este azúcar correctamente) pueden beberla sin presentar síntomas intestinales. La cantidad de azúcares finales es la misma que en la leche convencional y no supone una ventaja ni es más digestiva para personas que no tengan esa intolerancia. La mención “sin lactosa” no está regulada legalmente. No obstante, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha emitido una nota orientativa, hasta que se adopte una norma para la UE, en la que considera “sin lactosa” los productos que contengan menos del 0,01 % de lactosa.

📌  Sin E-s artificiales

No es un elemento diferencial de esta leche, pues la inmensa mayoría de las leches del supermercado, tanto pasteurizadas como UHT, no llevan ningún aditivo.

3 lácteos al día

Este sello es parte de una campaña de la Organización Interprofesional Láctea (INLAC) con el objetivo de promover la ingesta de lácteos. Los lácteos son una buena fuente de nutrientes de alta calidad como proteínas y calcio, pero no son imprescindibles en la dieta. No existen alimentos indispensables, sino nutrientes imprescindibles que pueden obtenerse de distintas fuentes dietéticas.

Conclusiones y valoración Nutri-Score

nutriscore ALa valoración es A. Su nota mejora respecto a otras leches desnatadas por su aporte de proteínas. 

Se trata de un producto enfocado a mayores de 50 años, con alto contenido en proteínas, calcio, y vitamina D. Es prácticamente idéntico a la leche desnatada con calcio, a excepción de la vitamina D, que sí tiene en mayor cantidad. Destinarla a consumidores de cierta edad no tiene mayor sentido que conseguir un nicho de mercado, sin justificación desde el punto de vista nutricional porque, en España:

  • No hay déficit de proteínas y, de hecho, su ingesta se encuentra por encima de lo recomendado en todos los grupos de edad (también los mayores de 50 años).
  • La ingesta de calcio es ligeramente inferior a la cantidad diaria recomendada. Puede cubrirse fácilmente con alimentos convencionales.
  • El déficit en la ingesta de vitamina D es común a todos los grupos de edad.

Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones