Los champiñones enriquecidos con selenio podrían ayudar a prevenir enfermedades crónicas y degenerativas

Este mineral tiene un alto poder antioxidante, lo que ha despertado mucho interés en investigaciones médicas y nutricionales
Por xavi 19 de noviembre de 2007

Una investigación pionera en España trata de obtener champiñones enriquecidos con selenio y mostrar así que pueden prevenir o reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas y degenerativas. El proyecto, desarrollado por investigadores del Centro Tecnológico del Champiñón de La Rioja y de la Universidad Autónoma de Madrid, busca la forma de enriquecer los champiñones con ese mineral, cuyo gran poder antioxidante ha despertado mucho interés en investigaciones médicas y nutricionales.

Estos hongos contienen entre una y dos partes de selenio por millón sobre materia seca, lo que los convierte en una buena fuente de este mineral. Se calcula que una ración de champiñón fresco de unos 100 g contiene aproximadamente el 15% de la cantidad diaria recomendada de selenio. Sin embargo, esta cantidad es insuficiente para convertir al champiñón en fuente orgánica de dicho mineral.

El Centro Tecnológico de La Rioja se encarga de estudiar el contenido de selenio en las distintas fases de cultivo y la producción de champiñón enriquecido por adición a la tierra. Por su parte, la Universidad Autónoma de Madrid investiga, mediante pruebas ‘in vitro’, si los extractos de los champiñones pueden tener actividad antitumoral o reguladora del sistema inmune, y si tienen capacidad antimicrobiana y antiviral.

Los investigadores confían en que los resultados del proyecto, que se esperan para finales del próximo año, potencien el consumo del champiñón por sus propiedades beneficiosas para la salud y la prevención de algunas enfermedades como el cáncer.