Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Los chicharrones

Un producto sabroso que recuerda a los días de matanza

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 19 febrero de 2004

Es tiempo de matanza, y del cerdo, como dice el refrán, se aprovecha
todo, desde la cabeza hasta el rabo. No hay más que pensar en cada uno
de los productos que se obtienen de este animal: jamones, embutidos (chorizo,
chistorra, longanizas…), lomo, solomillo, costillas, chuletas, patas, rabo,
cabeza, vísceras…
En muchos pueblos, aprovechando estos días se elaboran chicharrones,
que son el producto que queda tras fundir la grasa o manteca de cerdo y los trocitos
de carne recubiertos de parte de la grasa fundida.


Cómo se preparan

Los trozos de manteca y carne se trocean en pedazos pequeños y se hierven.
De cada trozo queda un residuo, al que se le llama chicharrón,
y que se puede comer caliente o frío, y se pueden utilizar para elaborar
platos dulces o salados.
Algunos pueblos elaboran con estos productos las tortas de chicharrón,
que consiste en amasarlos con harina y asar o freír la torta.

A nivel industrial, la elaboración de chicharrones está regulada,
y se admite que el producto esté elaborado con trozos de piel, orejas,
tocino de papada de cerdo, aunque también se puede mezclar con carne
y lengua de vacuno, mezclando los ingredientes con gelatina y prensándolos
en moldes.

La receta: rosquilla de chicharrones

Los ingredientes…
250 g de harina floja, tamizada.
150 g de chicharrones picados finos.
125 g de azúcar.
10 g de levadura de panadería.
2 huevos.
25 g de manteca.
1 limón.

Formamos un circulo (como si fuese un volcán) con la harina previamente
tamizada haciendo un hueco en el centro; en dicho hueco añadimos el azúcar,
la manteca de cerdo líquida, la ralladura de medio limón, un huevo, los
chicharrones picaditos y amasamos todo hasta conseguir una pasta fina.
Una vez amasada la pasta dejamos reposar durante 20 minutos tapado con un trapo
húmedo.
Embadurnamos con aceite un molde de pastelería con forma de rosquilla
y colocamos la torta en ella.
Dejamos reposar la masa en el molde 20 minutos y posteriormente cocemos en el
horno a 175 °C durante 20 minutos.
Sacamos del molde y dejamos reposar y que se enfríe antes de consumir.
Podemos hacerlos en moldes más pequeños y sacar de esa masa para
6 rosquillas más pequeñas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones