Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Malasia, descubre su gastronomía y rincones paradisíacos

Los alimentos básicos de la cocina malaya son el arroz, los fideos fritos y las aves

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 25 mayo de 2006
Malasia, situada en el corazón del Sudeste Asiático, es una tierra donde conviven en perfecta armonía una mezcla de culturas tan diferentes como la china, la hindú y la malaya. Desde la selva de Borneo hasta los rascacielos de su capital, Malasia penetra por los cinco sentidos con el aroma de las viejas colonias, el sabor de las especias, el tacto oriental, los sonidos de la jungla y los olores de sus dos mares.

¿Restaurantes o hawkers?

Malasia es un inmenso paraíso gastronómico donde se pueden degustar las numerosas cocinas asiáticas de que dispone, como la comida malaya, china o hindú. No sólo existen numerosos platos para probar, sino también numerosos sitios donde ir a comer.

Se pueden elegir lujosos y ostentosos restaurantes o, si se prefiere, puestos callejeros de vendedores ambulantes conocidos como hawkers. Es en estos locales donde realmente se pueden degustar las especialidades cocinadas en sus diferentes estilos.

Los hawkers sirven gran cantidad de pinchos y muchas variedades de comida rápida, sabrosa y a buen precio.

La comida malaya es generalmente rica en especies y en picante. A pesar de que cada zona tiene su propio estilo de preparación, el sabor, los ingredientes y la forma de cocinarlos es prácticamente la misma.

El arroz y los fideos, alimento básicos

El arroz al vapor conocido como nasi, es el plato principal e ingrediente esencial en casi todas las comidas malayas. Este tipo de arroz se acompaña con pescado, pollo o carnes variadas, y se adorna con trozos de coco y una salsa de carne y jugo de coco llamada santan que confiere a los platos un exquisito sabor.

Del nasi derivan otros muchos platos como el nasi padang o el nasi lemak. El sabroso nasi padang es la mejor opción para quienes quieren probar el arroz con una amplia variedad de salsas. Se sirve en una bandeja con diferentes recipientes con pescado, ternera, salsas vegetales y los ingredientes propios de cada zona.

El nasi lemak es un arroz cocido en leche de coco y servido con sambal ikan bilis, anchoas cocinadas con chile, cebolla y pasta de gambas. Generalmente se acompaña con un plato de carne adobada, preparada con varias especies que se conoce con el nombre de rendang.

Para quien no teme al picante se puede atrever con un plato de laksa, una especie de sopa picante preparada con fideos finos y pequeños trozos de pescado o bien, soto ayam, sopa picante de pollo con arroz y verduras, o quizás, sup ekor, sopa picante de rabo de buey. Y para los menos atrevidos, el mee rebus, un plato de fideos hervidos o el mee jawa, un caldo de fideos espeso servido con buñuelos de gambas, patata y queso de soja.

Carnes con sabores picantes

Uno de los platos más conocidos en Malasia es el satay, elaborado con trozos de pollo o ternera adobados y sazonados con diferentes especias picantes que se ensartan en nervios de hojas de cocoteros para asarlos lentamente. Se acompañan con una deliciosa salsa de cacahuetes, cebolla, pepino y ketupat, un pastel de arroz al vapor envuelto en una hoja de cocotero. Si bien las carnes son alimentos muy consumidos, en las zonas colindantes con el mar y los ríos, el pescado y el marisco también es muy abundante y variado. Se acompaña generalmente de una guarnición de arroz o de fideos fritos.

Otros platos característicos de la gastronomía malaya son el tahu goreng, cubitos de soja fritos con alubias y salsa picante de cacahuetes, o el gado gado, una ensalada con vegetales crudos.

Pasteles con frutas tropicales

En cuanto a los postres se puede elegir entre múltiples y variadas frutas tropicales. Algunas de las deliciosas frutas de esta zona son la guayaba, la buah susu -de piel amarilla y semillas dulces y jugosas-, la buah duku -una fruta fresca y dulce-, el rambután, los mangos, las bananas, los pomelos y otras muchas variedades.

Estas frutas se emplean en la elaboración de pastelería mezcladas con cremas, natas y almíbares como el gula melaka, hecho de caña de azúcar, leche de coco, etc.

Posibilidades turísticas que ofrece el país

Malasia tiene un encanto especial para satisfacer los gustos de todos sus visitantes, ya que se pueden escoger diversos destinos turísticos. Su capital, Kuala Lumpur, ofrece un sinfín de posibilidades de entretenimiento, compras y cultura. En las costas se puede disfrutar de sus paradisíacas playas de arena blanca y aprovechar sus aguas para practicar el buceo y contemplar la fascinante vida animal de los fondos marinos. También se puede subir al Kinabalu, una de las montañas más altas de la región o visitar los orangutanes y la fauna animal en Sepilok.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones