Octubre: berberechos

Su sabor a mar, su riqueza en hierro y su sencilla elaboración, hace de los berberechos un alimento muy apropiado para incluir en diversas preparaciones o incluso para tomar como aperitivo
Por EROSKI Consumer 15 de octubre de 2023
berberechos para cocinar
Imagen: soscs
El berberecho es un molusco de pequeño tamaño ya que no mide más de 3 o 4 centímetros de longitud y habita en el fondo del mar -enterrado en la arena- y en las desembocaduras de los ríos. Posee dos conchas en forma de corazón -con veintiséis surcos muy marcados- que encierran una bolita de carne y un coral casi inapreciable. Al igual que ocurre con las almejas, los berberechos también son muy estimados y su carne guarda ese característico sabor a mar. Más allá de su característico sabor, los berberechos son ricos en hierro, además de otros minerales como potasio, zinc, yodo y calcio.

✅ Propiedades nutricionales

  • 👉 El consumo de berberechos aporta un alto contenido en hierro -unos 17 mg por 65 gramos-  siendo la primera de sus propiedades, por lo que está especialmente indicado en caso de anemia ferropénica.
  • 👉 Los berberechos se caracterizan por presentar un bajo contenido en grasa, por lo que se trata de un alimento con escaso aporte calórico.
  • 👉 La cantidad de colesterol que contiene es baja, si se compara con otros mariscos.
  • según la Fundación Española de Nutrición. Aportan vitaminas A, B1, B2, B3, B6, B9, B12, C y E y son una fuente única de proteínas.
  • 👉 El fósforo, potasio y selenio que contienen ayudan a regular la circulación sanguínea y previenen problemas cardiovasculares.
  • 👉 Hidratan el organismo gracias a un aporte de 80% de agua. 
berberechos mar
Imagen: manfredrichter

✅ Berberechos en la cocina

Este marisco abunda en la costa gallega y se captura cuando la marea está baja. La mejor temporada para disfrutar de los berberechos en cualquier región del país es desde octubre hasta el mes de abril. Pueden adquirirse vivos o en conserva al natural. Esta última presentación, es la que más se emplea para degustarlos como aperitivo, espolvoreados de pimienta negra y jugo de limón, y permite comerlos durante todo el año. Si se compran frescos conviene lavarlos bien bajo el chorro de agua ya que al vivir enterrados en el fondo del mar retienen mucha arena en su interior.

En ocasiones, los berberechos se comen crudos, aunque lo habitual es cocinarlos al vapor o cocidos en agua, y aliñarlos con unas gotas de limón. Otras alternativas son prepararlos a la plancha, a la parrilla o de las diferentes formas en que se cocinan las almejas. Entre las preparaciones más comunes, se hallan:

Si se visita Galicia, es muy típico encontrar preparaciones tan originales como la empanada de berberechos frescos.

Sigue a Consumer en Instagram, X, Threads, Facebook, Linkedin o Youtube