Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Crear un rincón de lectura para el niño, cinco claves

Un espacio infantil para leer en casa, cómodo y bien iluminado, contribuye a desarrollar el amor por los libros en los pequeños

Para fomentar la lectura en niños y niñas, lo mejor es predicar con el ejemplo: que los pequeños vean que los adultos leen. Pero, además, es posible hacerlo con la creación en casa de un rincón destinado a la lectura infantil. En este artículo se enumeran cinco elementos clave para lograrlo: comodidad, buena iluminación, colores alegres, sin acceso a la televisión, ordenadores o videojuegos y que no se convierta en un sitio de castigo.

Imagen: John Morgan

Si se desea estimular la lectura en un niño o niña, hay una regla de oro: los adultos que le educan también tienen que leer. "Los estudios insisten en que las actividades de lectura en la familia tienen un efecto permanente en los menores", explica el Ministerio de Educación, a través de su programa de fomento de la lectura Leer.es.

El rincón de lectura para niños en casa debe ser cómodo y alegre, que invite a pasar tiempo con los libros

Los pequeños aprenden, sobre todo, por imitación, y uno de sus grandes objetivos es parecerse a sus mayores. Si estos no leen, será difícil que logren que sus hijos lo hagan. En cambio, cuando en los adultos la lectura es una práctica frecuente, es probable que también lo sea para los niños con quienes conviven, aunque los libros compitan con entretenimientos modernos como los videojuegos o la televisión.

Más allá de esta norma esencial, se pueden propiciar las condiciones en casa para acercar la lectura a los hijos. Una de las maneras más atractivas es crear un rincón de lectura para el pequeño, un sitio preparado de manera especial para que se encuentre con los libros y disfrute de ellos. A continuación se ofrecen cinco elementos clave para conseguirlo.

1. Espacio de lectura infantil: comodidad

El rincón de lectura de los niños debe ser, sobre todo, cómodo. El pequeño que lo ocupe debe sentirse a gusto, poder relajarse y olvidarse de todo lo demás para sumergirse en el mundo de sus lecturas.

Para ello, lo apropiado es un asiento confortable (un sillón o similar) a su medida o bien algunos cojines distribuidos por el suelo. O, si es posible, la combinación de todos estos elementos.

Los niños tienen mucha energía que gastar, son inquietos y es difícil que se mantengan durante mucho tiempo en la misma posición. Si se ofrecen distintas opciones de lectura, el pequeño puede pasar un rato leyendo sentado en el sillón, después tumbarse sobre cojines en el suelo, más tarde sentarse en un puf, etc. Y siempre sin abandonar la lectura.

2. Rincón de lectura infantil: buena iluminación

El espacio de lectura de los niños debe contar con iluminación natural y con colores vivos

La iluminación del rincón de lectura de los niños es fundamental. Leer (o realizar cualquier tarea que implique fijar la vista) sin una buena iluminación genera fatiga visual, jaquecas y otros problemas. Como consecuencia, las ganas de leer se reducen, incluso de modo inconsciente, porque se asocia la lectura con momentos de pasarlo mal.

Lo mejor es que el rincón de lectura se encuentre junto a una ventana, para aprovechar al máximo la luz natural, la más cálida y agradable para la lectura. En cuanto a la luz artificial, es necesario contar con una lámpara localizada que alumbre bien el sitio donde el niño ha de leer, para momentos de baja o nula luz natural, o para rincones que carezcan de una ventana cerca.

3. De colores llamativos y con sus personajes preferidos

Para propiciar la lectura en los niños, hay que buscar que el momento que pasen junto a los libros sea de alegría. Y en este sentido, los colores desempeñan un papel importante.

Es por eso que las publicaciones infantiles incluyen ilustraciones muy vistosas y colores llamativos, además de otros elementos para atraer la atención de los pequeños, como figuras que se salen de las páginas (en los llamados libros pop-up), objetos con movimiento, sonidos al presionar en determinados sectores, etc.

Del mismo modo, se recomienda que las mismas tonalidades vistan el rincón de lectura, tanto en las paredes como en estanterías, cojines y demás elementos. La decoración del rincón de lectura puede complementarse, además, con carteles o muñecos de los personajes literarios preferidos del pequeño. Según su edad, pueden ser desde Pocoyó o Bob Esponja hasta Manolito Gafotas o Harry Potter.

4. La televisión y los videojuegos pueden esperar

Los libros electrónicos están permitidos en el rincón de lectura, siempre que no sean tabletas

No se trata de crear una prisión donde se prive al niño de acceder a otros entretenimientos, sino de evitar distracciones. Las pantallas generan una atracción casi irresistible para los pequeños, y si entran en una contienda, lo más probable es que los libros salgan perdiendo. Debe haber un momento para cada actividad y, por eso, lo adecuado es que el rincón de la lectura sea exclusivo para los libros.

¿Y los libros electrónicos? Están permitidos, siempre que no sean tabletas. Con estas últimas, un par de toquecitos sobre la pantalla llevan de la lectura hasta cualquier juego o innumerables aplicaciones.

5. Leer no es un castigo para los niños

Imagen: Pierre Vignau

Este punto no se relaciona con cómo acondicionar el rincón de lectura, pero es probable que sea más importante que todos los anteriores. Si lo que se desea es propiciar que los menores lean, convertir este espacio en un lugar de castigo para los niños, donde se les envía cuando se portan mal, puede generar justo el efecto contrario.

Se debe procurar que el pequeño viva el momento de lectura con alegría, como cuando juega con sus juguetes o con otros niños en el parque. Para ello, lo idóneo es que los adultos les acompañen, les lean en voz alta o lean sus propios libros o revistas junto a ellos. Esto creará el hábito en los pequeños y fomentará su amor por la lectura. Un amor que, si se gesta con raíces sólidas en los primeros años, permanecerá durante toda su vida.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto