Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Coronavirus y embarazo: ¿hay más riesgos?

Aunque por el momento hay pocos datos, las embarazadas no parecen tener mayor riesgo de enfermar de coronavirus y, en caso de infectarse, la COVID-19 no se transmite al feto

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 4 abril de 2020

Son muchas las preguntas que una embarazada puede hacerse estos días, y mayor la ansiedad que le pueden provocar algunas noticias, como el fallecimiento de una mujer infectada por coronavirus durante una cesárea de urgencia el pasado 30 de marzo en A Coruña. Las dudas se agolpan y crece la inquietud por no encontrar siempre una respuesta: ¿tengo más probabilidad de contagiarme por coronavirus?; si enfermo, ¿el bebé nacerá sano?; ¿podré cogerlo y amamantarlo?… Si bien todavía hay pocos datos clínicos documentados, estos sugieren que las gestantes no tienen más probabilidad de contraer el SARS-CoV-2 que cualquier otro grupo de población y que, si se infectan, el bebé al nacer no será positivo. Aun así, tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave por COVID-19, según el último informe científico para profesionales fechado el 26 de marzo.  Estas son ocho preguntas y sus correspondientes respuestas sobre coronavirus y embarazo.

¿Hay que tomar alguna precaución especial por estar embarazada?

Una mujer embarazada debe tomar las mismas precauciones que cualquier otra persona para evitar el contagio por coronavirus: permanecer en casa y salir únicamente si es imprescindible, para hacer compras de bienes de primera necesidad o acudir a la farmacia o al médico. En esos casos, tiene que evitar coincidir con más personas, rehuyendo a aquellas que tosen o estornudan y, por supuesto, lavarse las manos con jabón y agua o soluciones de base alcohólica (homologadas, no caseras) frecuentemente.

Durante el tercer trimestre es importante reducir las salidas de la vivienda al mínimo posible. En estos tres últimos meses, las gestantes sufren alteraciones fisiológicas e inmunológicas que pueden hacerlas más susceptibles a los virus que afectan a las vías respiratorias, incluido el que causa la COVID-19.

¿Debe seguir acudiendo a las consultas médicas?

A no ser que el médico indique lo contrario, no hay que interrumpir las visitas programadas para el seguimiento del embarazo. Si se necesita acudir al hospital por una urgencia (porque aparecen contracciones o llega el momento del parto), es mejor contactar antes con el centro sanitario y seguir sus indicaciones.

¿Qué pasa si llega el momento del parto?

Debido al coronavirus, la admisión en el hospital será diferente. El Ministerio de Sanidad ha publicado un protocolo, ‘Manejo de la mujer embarazada y del recién nacido con COVID-19‘, para que se actúe de forma coordinada en todos los centros hospitalarios.

Al llegar al hospital, la gestante pasa un triaje para descartar infección por coronavirus, que consiste en la formulación de varias preguntas, un control de temperatura y una valoración de la capacidad respiratoria. Si no hay sospechas de COVID-19, se actúa como en un parto en condiciones normales.

¿Qué ocurre si la embarazada enferma de coronavirus?

En la práctica no hay grandes diferencias de actuación con respecto al resto de pacientes. Conforme al protocolo elaborado por el Ministerio de Sanidad, si una mujer embarazada confirma un positivo en SARS-CoV-2, en el hospital se la traslada a una zona de aislamiento y se valora si es necesario su ingreso o se le da el alta domiciliaria para que pase la cuarentena aislada en su casa. Según las pautas establecidas, tampoco se contempla, en primera instancia, la posibilidad de adelantar el parto si no está comprometida la salud de la madre o del feto.

embarazo coronavirus

Si la embarazada tiene coronavirus, ¿el bebé nacerá infectado?

La revista médica The Lancet ha publicado uno de los primeros estudios sobre cómo puede afectar el coronavirus al embarazo. Y concluye que no hay evidencias que demuestren que las gestantes sean más susceptibles de contagiarse de la COVID-19 y que, en el supuesto de que esto ocurra, no hay certeza de que se produzca transmisión vertical (de la madre al feto antes, durante o tras el parto) de coronavirus. En las muestras analizadas no hubo rastros del virus en el líquido amniótico de la madre, en la sangre del cordón umbilical ni en la leche materna.

Este estudio ha sido corroborado por un artículo publicado en Frontiers in pediatrics tras un seguimiento realizado en Wuhan (China) a cuatro mujeres que enfermaron de coronavirus en el tercer trimestre de embarazo. En todos los casos, los bebés fueron negativos a la COVID-19. Solo hay constancia de un nacimiento en el que la madre era positiva y el neonato, que vino al mundo sin virus, se contagió 30 horas después del parto, aunque estaba asintomático.

¿Puede entrar un acompañante en el parto?

pies bebe
Imagen: Rainer Maiores

Durante el parto de una mujer con coronavirus puede entrar un acompañante al paritorio, pero deberá estar vestido con los mismos equipos de protección que el personal sanitario. ¿Y se puede hacer contacto piel con piel? Respecto a esta cuestión, el criterio no está muy definido. Según se indica en el protocolo de Sanidad, “si se puede garantizar un adecuado aislamiento entre madre-hijo, se podría valorar la realización el contacto piel con piel tras el nacimiento”.

¿Es posible dar el pecho si la madre tiene coronavirus?

Aunque la Sociedad Española de Neonatología (SENeo) considera que no existen datos suficientes para recomendar en firme la lactancia materna en caso de mujeres con coronavirus, sí destaca los beneficios de esta práctica como potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente a la COVID-19. Por ello, la SENeo aconseja dar el pecho al bebé siempre que las condiciones clínicas y del recién nacido lo permitan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también sugiere mantener el amamantamiento en madres positivas por SARS-CoV-2, ya sea en el momento del parto como a posteriori. Eso sí, hay que extremar las medidas de aislamiento —higiene de manos y mascarilla—. Si no fuese posible, lo mejor es optar por la extracción de leche, siguiendo las precauciones anteriores, para que la administre otra persona.

¿Cuándo se da el alta domiciliaria?

El alta de la madre debe seguir las mismas indicaciones de cualquier persona infectada por coronavirus. Los recién nacidos con pruebas pendientes o resultados negativos pueden marchar a casa y sus cuidadores deben seguir las pautas generales para evitar el contagio.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones