Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Juguetes inclusivos: cómo son los juegos para todos los niños y niñas

Un juguete inclusivo puede ser utilizado por todos los niños sin importar sus características físicas, psíquicas, cognitivas, afectivo emocionales, sociales, sexuales, culturales o raciales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 3 diciembre de 2021
juguete inclusivo construccion Imagen: FeeLoona

El juego es muy importante para los niños. En los últimos años, las estanterías de las jugueterías se han llenado de productos infantiles que reflejan la diversidad social y respetan la igualdad de género, contribuyendo a la formación de personas más tolerantes, solidarias y respetuosas. Son juguetes y juegos inclusivos, es decir, para todos. En las siguientes líneas te contamos cuáles son sus principales características para que puedas reconocerlos y te ayuden en la elección de los regalos para los niños.

En qué debes fijarte antes de comprar un juguete

Navidad y Reyes son las épocas del año en las que más juguetes se venden. Muchas veces, los adultos, deseosos de satisfacer las peticiones de los más pequeños, no se paran a pensar si lo que están comprando es lo más adecuado cuando las demandas de los niños y las niñas responden a elaboradas campañas de publicidad o son resultado de modas pasajeras.

Antes de adquirir un juguete, además de tener en cuenta los gustos de los menores –sin duda, muy importantes–, conviene reflexionar si es adecuado para su edad, su grado de madurez y sus necesidades. Tal y como explica Juan Cruz Rada, experto en psicología educativa y miembro del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de La Rioja, “ni los juguetes ni los juegos son inocuos”:

  • Un juego muy complejo o con una exigencia alta e inalcanzable “no será divertido; será frustrante y generará ansiedad y rechazo”, advierte.
  • Si es demasiado sencillo para la capacidad del menor, “no representará ni un reto ni un aprendizaje y, probablemente, se aburrirá y acabará por rechazarlo”, asegura el psicólogo.

A la hora de elegir hay que tener en cuenta también si el juguete aporta y apuesta por valores como la igualdad, la diversidad y la inclusión. El que sea apto para todos los menores, independientemente de su raza, género, características físicas o psíquicas es, asimismo, primordial. “El juego es importante en el desarrollo de la identidad y como elemento socializador. Si perpetúan estereotipos, probablemente los niños y las niñas aprenderán que la realidad está unida a esas diferencias, bien sean de género, culturales o de diversidad funcional”, señala el especialista.

Juguete inclusivo: qué es y qué aporta

Todos los niños y las niñas tienen derecho al juego. Sin embargo, muchos menores encuentran serias dificultades para participar en ellos. Las investigaciones muestran que las personas con discapacidad funcional pueden experimentar más restricciones y menos oportunidades de acceso y capacidad de juego. Los juguetes inclusivos tratan de solventar estas trabas. En definitiva, son juguetes para todos.

regalo navidad juguete
Imagen: ID 165106

Un juguete inclusivo es aquel que puede ser utilizado por todos los niños y niñas sin importar sus características físicas, psíquicas, cognitivas, afectivo emocionales, sociales, sexuales, culturales o raciales. El Instituto Tecnológico del Producto Infantil y Ocio (AIJU) –entidad sin ánimo de lucro dedicada a la investigación, la seguridad y la calidad en todos los sectores del producto infantil– considera que un producto puede denominarse así si es:

  • adecuado para, como mínimo, dos tipos de discapacidad de las tres existentes: auditiva, visual o motora.
  • o adecuado para un tipo de discapacidad y adaptable para otra.

Jugar de manera inclusiva es fundamental para desarrollar las capacidades de los niños y de las niñas, independientemente de cuáles sean estas. La función de los adultos es la de ser modelos en el juego, apoyo y, en ocasiones, guías”, expone Cruz Rada. Para María López, técnico del departamento de investigación del usuario infantil del AIJU, utilizando juguetes inclusivos, los menores “desarrollarán conductas integradoras y socialmente más positivas como la empatía, el respeto o la aceptación. Este enfoque en los juguetes aportará muchos beneficios a largo plazo a la hora de fomentar sociedades más igualitarias”.

Juguetes inclusivos: cada vez hay más para elegir

“Los productos que buscan la inclusión resultan un recurso muy útil, pero lo son especialmente para las familias que tienen que lidiar con estas situaciones. Ahora empiezan a verse reflejados en productos y juegos. Por fortuna, cada vez hay más oferta destinada a menores con discapacidad, e incluso las grandes marcas parecen concienciarse cada vez más, pero aún queda camino por recorrer”, opina Cruz Rada. Casi la mitad de los juguetes de fabricantes españoles (49 %) son accesibles a algunas de las tres discapacidades. Este porcentaje disminuye a medida que aumenta la edad a los que se dirigen y es ligeramente inferior si solo se consideran las discapacidades motora y visual.

En general, la industria juguetera española es cada vez más sensible a fabricar este tipo de productos. “Consideran que esto repercutirá positivamente a la hora de generar conciencia social, y que la sociedad ayude a las empresas a mejorar sobre la inclusión aporta mayor valor a los productos y al reconocimiento de marca”, indica María López, representante de AIJU.

No obstante, los fabricantes aún tienen inconvenientes. “Les preocupa que se limite el público al que se dirigen, porque el usuario final lo perciba como un producto específico para cierta discapacidad, o que se pierda margen porque no es negocio a nivel de costes”, admite la técnico. Para mejorar esta situación, un grupo de expertos, coordinado por AIJU, asesora a empresas con el objetivo de que optimicen la inclusividad de sus productos. Desde el Instituto Tecnológico aseguran que “la mayoría de los juguetes del mercado podrían ser más accesibles sin incrementar su coste”.

Cómo reconocer un juguete inclusivo

juguetes para ninos y ninas
Imagen: Polesie Toys

De acuerdo con los estudios realizados por AIJU, la mayoría de las familias españolas sabe identificar los juguetes inclusivos, si bien declaran que les gustaría recibir más información que les permitiese distinguirlos del resto. “Solo una de cada diez familias afirma tener alguno y una de cada cinco no sabe con seguridad si los tiene”, apunta Pablo Busó, coordinador del área de investigación del usuario infantil de AIJU.

Las familias los suelen relacionar con cuatro conceptos: la igualdad de género, la discapacidad, las diferencias físicas y la cooperación (el juego en equipo). Sin embargo, y a pesar de la importancia que le dan a estos productos, “no estarían dispuestas a consumirlos si supone un aumento de precio”, advierte el experto.

Reconocer un juguete inclusivo no siempre es sencillo. Desde AIJU dan unas pistas:

  • Debe cumplirse un diseño para todos, que asegure la participación de los niños y niñas con o sin discapacidad.
  • Deben ser versátiles, han de permitir varias formas de interacción y la posibilidad de adecuar las reglas.

Juguetes que promueven la sostenibilidad y la empatía

La sostenibilidad también está presente en la industria juguetera. Iniciativas como Toys for Future (Juguetes para el futuro) son un ejemplo de cómo a través del juego los niños pueden adquirir aprendizajes relacionados con el reciclaje y los materiales renovables. Este proyecto se hace eco de los esfuerzos que el sector juguetero realiza al escoger materiales más ecológicos, basados en bioplásticos y aditivos sostenibles, para fabricar sus productos. El almidón de maíz, la caña de azúcar o la cáscara de almendras son algunas de las alternativas naturales elegidas por los fabricantes.

Los juguetes también refuerzan la autoestima. La tendencia Be you (Se tú) pone en valor la importancia de respetarse a sí mismo y a los demás. Este tipo de juguetes se consideran inclusivos, ya que muestran tanto la diversidad física como las diferentes personalidades, proponiendo juegos más allá de estereotipos sociales. En muchos casos, también reflejan las características de los niños y niñas con discapacidades o con dificultades de aprendizaje.

¿Hay juguetes para niños y para niñas?

Aunque se ha avanzado mucho en la distinción de los juguetes por género, aún asociamos determinados productos (como muñecas, cocinas, coches, construcciones) con el género del menor. “Hay mucho por mejorar, pero las diferencias en los juguetes de hoy y los de hace 30 años son enormes. Son menos machistas y con menos presencia de estereotipos, y lo mismo ocurre con los juegos y la publicidad. Cada vez que un fabricante cruza alguna línea roja en sus anuncios (machismo, estereotipos de género o raciales), se expone al rechazo. Marcas muy conocidas ya incluyen entre sus muñecos una mayor diversidad de género, de etnias, de aspecto y de capacidades”, explica el psicólogo Cruz Rada.

Preocupados por la existencia de juguetes sesgados por raza o género, en AIJU ha emprendido un nuevo proyecto, Childtizens. Con él buscan fomentar una mayor conciencia social y transmitir valores que dirijan a las nuevas generaciones hacia una ciudadanía activa y crítica. “La elección de juguetes y espacios de juego determinará la construcción de la identidad y, por tanto, la manera en la que interpretarán el mundo y las relaciones. Los fabricantes tienen el interés de avanzar en este sentido, y a través de la creación de esta herramienta se espera que en los próximos años se avance mucho”, cuenta Busó.

Acciones como Let Toys Be Toys (Dejad que los juguetes sean juguetes), liderada por una asociación de consumidores británica, lleva años pidiendo a las industrias juguetera y editorial que dejen de limitar los intereses de los niños promocionando algunos juguetes y libros como solo aptos para ciertos géneros. Con su campaña han conseguido que muchos fabricantes y minoristas de Reino Unido eliminen las distinciones explícitas en sus productos. Además, para ayudar al consumidor a reconocer cuáles son los comercios y los sitios web que apuestan por estos juguetes, han creado un sello distintivo, bautizado como Toymark.

Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.

Etiquetas:

juguetes

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones