Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Sexo tras el parto, consejos para recuperar el deseo

Para mejorar la actividad sexual tras el parto es clave una buena comunicación en la pareja, además ejercicios para tonificar el suelo pélvico

Los cambios hormonales, el cansancio, los miedos, etc. La vida sexual decae tras el nacimiento del bebé, pero después de las primeras seis semanas, se recobra de forma progresiva. Este artículo explica cómo se resienten el deseo y la actividad sexual tras el parto y enumera consejos para recuperar la vitalidad sexual, desde factores psicológicos como una buena comunicación y trucos para que renazca la libido, hasta otros más físicos, como los ejercicios de Kegel y el uso de los lubricantes adecuados.

Imagen: half alive - soo zzzz

Tras el parto, la vida sexual de la pareja se resiente. Esto se debe a distintos factores, como cambios hormonales y dolores físicos en la mujer, excesivo cansancio o temores diversos (al dolor, a un nuevo embarazo, etc).

La doctora Francisca Molero, vicepresidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología, señala en el artículo 'Sexualidad en el embarazo y el puerperio' que el estado hormonal de la mujer tras el parto es "comparable a un hipogonadismo", es decir, el problema que se produce cuando las glándulas sexuales generan pocas o ninguna hormona. Por ello, lo normal es que no haya relaciones con penetración durante el periodo llamado de cuarentena, las primeras seis semanas tras el nacimiento del bebé.

El deseo sexual retorna a la pareja entre la tercera y cuarta semana tras el parto

Después de este descanso, "la respuesta sexual se recupera de forma progresiva", apunta Molero. Y a los tres meses del parto, "la capacidad orgásmica es igual e incluso algo superior a la que existía", dice la sexóloga. Esto explica que, para entonces, la mayoría de las mujeres ya hayan reanudado las relaciones coitales.

Actividades, trucos y consejos ayudan a recuperar una vida sexual plena tras el parto. Algunos de los principales se enumeran a continuación.

1. Buena comunicación para un mejor sexo tras el parto

Si el diálogo en la pareja siempre es importante, mucho más en una situación tan especial como la que sigue al parto. Un estudio reciente realizado por la Universidad de Michigan (Estados Unidos) indica que el deseo sexual vuelve a la pareja entre la tercera y la cuarta semana después del nacimiento.

Aunque lo habitual es que las relaciones no se retomen hasta la séptima u octava semana, si no se habla de estos temas, el deseo sexual se podría inhibir por suponer que su pareja no quiere mantener relaciones.

Cuanto mayor es la comunicación, con mayor plenitud se disfruta de la vida sexual.

2. Usar trucos para recuperar el deseo

Imagen: Oleksiy Petrenko

Mantener la calma, expresar cariño o pensar la pareja como un equipo son actitudes que evitan discusiones, crisis e incluso rupturas de la pareja tras el parto.

Además, otras pautas contribuyen a la recuperación del erotismo. ¿Algunas ideas sencillas?: dejar al bebé con otra persona mientras se disfruta de un paseo juntos o preparar al otro una cena romántica sorpresa.

Hasta las comidas afrodisíacas sirven. Aunque esa capacidad no está comprobada de un modo científico en muchos alimentos, productos como las ostras, el chocolate o el champán funcionan como placebo y, por simple sugestión, activan la pasión y la sensualidad.

3. Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Los ejercicios del suelo pélvico mejoran el placer sexual tras el parto

Los ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo (en el suelo de la pelvis) son conocidos de forma corriente como ejercicios de Kegel, en homenaje a Arnold Kegel, el médico que los desarrolló en la década de 1940.

Pensados, en principio, para controlar la incontinencia urinaria -muy común en las semanas posteriores al parto-, se comprobó que también ayudan a incrementar el placer sexual, tanto de la mujer como de su pareja.

Existen muchas formas de realizar los ejercicios de Kegel, pero todas consisten en contraer y relajar el músculo pubocoxígeno. Esta tarea se puede llevar a cabo sentada o de pie, incluso mientras que se hace otra actividad, como trabajar o viajar en transporte público.

4. Encontrar el anticonceptivo adecuado

La doctora Molero señala que la contracepción es "un elemento clave en la sexualidad tras el parto". Añade que "la mujer y su pareja necesitan un método anticonceptivo que sea seguro y que les permita disfrutar del sexo sin miedo a un nuevo embarazo". Y es que este temor es una de las principales causas del retraso en la recuperación de la normalidad sexual.

5. Usar lubricantes para alimentar el placer tras el parto

Los cambios hormonales pueden ocasionar sequedad vaginal en la mujer. Para solucionar este inconveniente y superar el miedo al dolor, se pueden usar lubricantes y geles vaginales.

Hay que elegir sustancias de base hídrica o solubles en agua, con un pH un poco ácido. También los hay más duraderos, que pueden aplicarse incluso antes del coito.

Más problemas sexuales de lo habitual tras el parto

En ciertos casos, los problemas sexuales tras el nacimiento del bebé perduran más allá de lo normal. Los principales son la falta de información y los temores.
El estrés de programar los coitos con fines reproductivos genera problemas para recuperar el deseo sexual

También son más propensas a sufrir los inconvenientes para recuperar las relaciones sexuales tras el parto las parejas que han tenido problemas para lograr el embarazo. Francisca Molero, vicepresidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología, explica que existen disfunciones sexuales «que se iniciaron por el estrés de tener actividad sexual programada con fines reproductivos y, en ocasiones, sin deseo».

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto