Barbacoa a punto para el verano

Una adecuada limpieza es b√°sica para garantizar un buen funcionamiento
Por EROSKI Consumer 31 de mayo de 2023
Img barbacoa
Imagen: Jason McArthur

El buen tiempo es propicio para las comidas al aire libre y las reuniones en torno a una barbacoa. La lista de alimentos que se pueden asar en la parrilla es muy larga, y el sabor y el aroma que adquieren sobre las brasas, inconfundible. Sin embargo, para que todo sea un √©xito, no basta con disponer del √ļltimo y m√°s sofisticado modelo de barbacoa. La mejor materia prima sirve de poco si el aparto no est√° siempre en perfecto estado de limpieza y uso.

Claves para una correcta limpieza

Aunque parezca una tarea engorrosa y dif√≠cil, una adecuada limpieza de la barbacoa es b√°sica para su buen funcionamiento y su perfecta conservaci√≥n para a√Īos venideros.

Antes:

  • Antes de colocar el elemento combustible -ya sea carb√≥n o le√Īa-, se puede cubrir la cubeta de la barbacoa con papel de aluminio para evitar que se manche con los restos carbonizados y la grasa que desprenden los alimentos. El √ļnico inconveniente es que hay que tener la precauci√≥n de no ara√Īar o romper el papel al remover las brasas.
  • Si la √ļltima vez que se us√≥ la barbacoa no se limpi√≥ en profundidad, antes de comenzar a cocinar hay que calentarla entre cinco y diez minutos para eliminar los malos olores, los humos y la grasa adherida con anterioridad.

Después:

  • Una vez retirados los alimentos, y con la parrilla todav√≠a caliente, hay que esparcir sobre ella abundante sal gruesa y frotarla con hojas de peri√≥dico. No s√≥lo se conseguir√° eliminar los posibles restos de comida pegados, sino que tambi√©n se evitar√° que la pr√≥xima comida se impregne de olores o sabores anteriores.
  • Con la barbacoa fr√≠a, la limpieza de la misma debe hacerse con agua, estropajo y jab√≥n.
  • Tambi√©n se puede acabar con los malos olores si se limpia la parrilla con vinagre caliente, un magnifico desengrasante natural.
  • Barbacoas a gas. Al contrario que las que funcionan con carb√≥n, las barbacoas a gas son m√°s f√°ciles de limpiar. Tan solo hay que retirar los restos carbonizados con un cepillo de alambre y limpiar la parrilla con un poco de aceite vegetal.

Tipos de barbacoas

De acuerdo a las preferencias personales, el presupuesto y el espacio disponible, se puede elegir entre modelos fijos o móviles.

Para los primeros, es indispensable un espacio amplio para albergar una construcci√≥n con piedra, ladrillo, hormig√≥n y una campana. En cambio, los modelos m√≥viles se pueden instalar donde m√°s convenga, seg√ļn la ocasi√≥n. Son f√°ciles de transportar y guardar, a la vez que permiten cocinar con le√Īa o carb√≥n de le√Īa, gas o electricidad, seg√ļn el modelo por el que se opte.

  • Barbacoas de le√Īa o carb√≥n. Son la opci√≥n m√°s cl√°sica. El sabor que imprimen en los alimentos es √ļnico. Pueden ser port√°tiles o fijas, con o sin chimenea. Las primeras son las m√°s adecuadas para un uso ocasional, ya que ocupan poco espacio y se pueden ubicar en cualquier sitio. Las barbacoas fijas o de obra requieren de bastante espacio para su instalaci√≥n y √ļnicamente son aconsejables si se utilizan con frecuencia. No obstante, son una opci√≥n muy c√≥moda y vers√°til. La chimenea mantiene un tiro constante que evita la dispersi√≥n del calor que, en ocasiones, se genera en las barbacoas descubiertas. Adem√°s, los espacios inferiores permiten guardar la le√Īa, los sacos de carb√≥n y los utensilios de la barbacoa. Algunos modelos disponen tambi√©n de una zona de encimera para manipular con mayor comodidad los alimentos. Los modelos m√°s sofisticados disponen de un horno que adem√°s de mantener calientes los alimentos, da la posibilidad de realizar los platos t√≠picos de los hornos tradicionales de le√Īa.
  • Barbacoas de gas. La cocci√≥n se realiza gracias al calor proporcionado por una placa de hierro. Permiten preparar la comida de forma r√°pida, con m√°s control de la temperatura y sin las complicaciones de encender el carb√≥n. Se puede utilizar tanto en interior como en exterior. No obstante, es primordial que siempre haya buena ventilaci√≥n y se sigan todas las precauciones que indique el fabricante.
  • Barbacoas el√©ctricas. Son mucho m√°s limpias que las de carb√≥n e incluso que las de gas, son adem√°s, seguras y muy f√°ciles de utilizar. Basta con tener un enchufe cerca.
Brasas sin riesgo

El fuego es el gran protagonista durante la preparación de una barbacoa, por lo que si no se contemplan unas mínimas medidas de seguridad, un divertido día de verano puede terminar con una sorpresa desagradable.

  • En el momento de la compra hay que asegurarse de que el aparato tiene una buena estabilidad.
  • Antes de instalar la barbacoa, se debe comprobar la orientaci√≥n predominante del viento. Si es fuerte, directo sobre el fog√≥n, levantar√° chispas y cenizas, y acelerar√° la combusti√≥n.
  • El siguiente paso es elegir un buen emplazamiento en un lugar despejado y sobre una base uniforme para que no se ladee.
  • Junto a la barbacoa debe haber siempre un cubo con agua, arena o un extintor.
  • Bajo ning√ļn concepto hay que encender o reavivar una barbacoa con alcohol o gasolina, ya que hay un gran riesgo de incendio violento.
  • Tanto si es m√≥vil o fija, no se debe permitir que los ni√Īos se acerquen a la barbacoa ni jueguen en sus inmediaciones. Los ni√Īos deben mantenerse alejados del fuego. Una brusca r√°faga de viento puede provocar una gran llama o una brasa puede caer por casualidad y provocar un da√Īo irreparable. Para evitar posibles incendios, han de respetarse siempre las restricciones para hacer fuego.
  • Cuando se va a disfrutar de una barbacoa, hay que tener en cuenta las posibles molestias que los humos y olores pueden causar a los vecinos. Aunque desde el punto de vista legal no hay una norma espec√≠fica que regule el uso de las barbacoas en las comunidades de vecinos, conviene informarse sobre posibles acuerdos al respecto en la comunidad.