Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Características y cuidados del limonero

Para un óptimo crecimiento de este árbol frutal, se precisa de un clima templado, sin frío ni humedad y, sobre todo, sin heladas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 4 abril de 2002
Img limonero limones Imagen: Fran Linden

De origen asiático, el limonero es un frutal perenne de la familia de las rutáceas. Sus grandes y ovaladas hojas de color verde brillante son, al igual que sus flores, muy aromáticas, con una característica espina en la base. Hay muchas variedades de limonero y sus distintas especies se diferencian por la forma y color de sus frutos, los limones, y por la forma, acidez y periodos de maduración de los mismos. Este frutal prefiere un suelo bien drenado, fértil y rico en humus, en una zona orientada al sol y protegida del viento.

Características del limonero

El limonero es un frutal perenne de porte mediano del género citrus, perteneciente a la familia de las rutáceas, que puede llegar a vivir 70 años. De origen asiático, en la actualidad crece en zonas de clima templado y se cultiva en las regiones tropicales y subtropicales del mundo, sobre todo en Italia, España, Portugal y Estados Unidos.

Crece en zonas de clima templado y se cultiva en las regiones tropicales y subtropicales

De tronco leñoso, amarillento y muy ramificado, sus grandes y ovaladas hojas de color verde brillante son muy aromáticas y con una característica espina en la base. También desprenden un gran aroma sus flores, el azahar. Su fruto, el limón, es de color amarillo o verde y tiene una gruesa corteza que oculta una capa blanca esponjosa e insípida, debajo de la cual se encuentra la pulpa. Los limones brotan en las ramas de un año y en las que tienen yema terminal. En cuanto a la recogida, se debe realizar de forma escalonada, cuando estén maduros, algo que ocurre durante casi todo el año.

Hay muchas variedades de limonero. Sus distintas especies se diferencian por la forma y color de sus frutos, los limones, y por la forma, acidez y periodos de maduración de los mismos.

Cuidados básicos del limonero

Los limoneros precisan de un suelo bien drenado, fértil y rico en humus, que debe estar orientado al sol y protegido del viento, ya que para un óptimo crecimiento precisa de un clima templado, donde no hay cabida para el frío y la humedad, y mucho menos, para las heladas.

Deben regarse de forma abundante, sobre todo cuando los frutos comienzan a salir y en época de floración

Además, deben regarse de forma abundante, sobre todo, cuando los frutos comienzan a salir y en época de floración. Esta última es refloreciente, ya que el limonero florece dos veces: entre marzo y julio, y entre agosto y septiembre.

En cuanto al abono, debe ser rico en macronutrientes como el nitrógeno, el potasio o el fósforo, y en micronutrientes como el yodo, el hierro y la vitamina A. Se debe aplicar en primavera y en verano y, para hacerlo, hay que tener en cuenta la altura del árbol y la producción de limones, ya que a mayor producción y tamaño mayor, deberá ser el aporte de nutrientes.

La poda ha de ser anual, en periodo de inactividad vegetativa. Durante la misma se eliminarán las ramas muertas, otras más débiles y los chupones (ramas que crecen de forma vertical y que no dan fruta), de modo que el resto del árbol tenga más fuerza. Respecto a su multiplicación, esta se realiza por injerto.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones