Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Requisitos de los sifones

Deben ser accesibles e instalarse lo más cerca posible de la válvula de descarga de los sanitarios

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 mayo de 2005

Los sifones se colocan en el sistema de desagües para impedir, principalmente, que los malos olores procedentes de las cañerías suban al interior de la casa. Asimismo, evitan que lleguen a las tuberías buena parte de las impurezas que se cuelan por el fregadero y los aparatos sanitarios. Por ello, para desempeñar su función de manera correcta, han de cumplir la normativa.

El Documento Básico HS -Código Técnico de la Edificación- que hace referencia a la Salubridad establece los requisitos para sifones individuales y botes sifónicos (que cumplen la misma función, pero se instalan en el suelo) y determina como primera regla que sean accesibles "en todos los casos". Para ello, los cierres no han de quedar tapados u ocultos por tabiques o forjados, excepto en el caso de los botes sifónicos empotrados en forjados, que se pueden utilizar "en condiciones ineludibles y justificadas de diseño".

Los cierres no han de quedar tapados u ocultos por tabiques o forjados

El acceso a los sifones se realiza a través de un dispositivo de registro con forma de tapón roscado. Tienen que instalarse lo más cerca posible de la válvula de descarga del aparato sanitario para que la parte de tubería en contacto con el ambiente sea mínima. En el caso del inodoro, este sanitario carece de sifón porque su propia forma lo simula y evita la salida de malos olores.

Por su parte, los botes sifónicos deben tener un diámetro mínimo de 110 milímetros y quedar igualados con el suelo. El dispositivo de acceso es una tapa de cierre hermético, "estanca al aire y al agua". Además, han de llevar incorporada una válvula de retención contra inundaciones -con boya flotador y desmontable para acceder al interior- y un tapón de registro que permita llegar al tubo de evacuación, en caso de atasco u obstrucción.

Características

La normativa también homologa las características de los sifones. Así, establece que han de ser lisos, fabricados en un material resistente a las aguas evacuadas y con un espesor mínimo de tres milímetros. Un requisito básico es que sean estancos para evitar las fugas de agua y los malos olores.

Han de ser lisos, resistentes a las aguas evacuadas y con un espesor mínimo de tres milímetros

Los sifones deben revisarse y desatascarse siempre que se produzca una disminución apreciable del caudal de evacuación o cuando haya obstrucciones. En el caso de locales húmedos y cubiertas transitables, los sumideros y los botes sifónicos deben limpiarse cada seis meses. En locales no transitables la periodicidad es de, al menos, una vez al año.

Es importante que tanto los sumideros, como los botes sifónicos y los sifones individuales se mantengan siempre con agua para evitar malos olores. También aquellos que se encuentren en terrazas y cubiertas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto