Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Características de los multifondos

Permiten al cliente trasladar tantas veces como desee su inversión a otras carteras sin penalización

Img pilas monedas Imagen: Sophie

La cambiante situación económica actual ha modificado el comportamiento de los inversores a escala global. La constante bajada de las bolsas, con algunos picos de subida, hace, si cabe, aún más impredecible el comportamiento de los índices bursátiles. A muchos de los consumidores que tenían su dinero en fondos de inversión les habría gustado trasladar el capital a otras carteras más seguras, sobre todo de renta variable a renta fija, pero el elevado coste de la tributación hacía este cambio en principio desaconsejable. Es precisamente en este punto en el que inciden los multifondos, en la posibilidad que tiene el cliente de trasladar, tantas veces como lo considere necesario, su inversión a otras carteras sin ser penalizado por ello.

Cambios sin coste fiscal

Los multifondos son seguros de vida asociados a un fondo de inversión que permiten modificar en cualquier momento la estrategia de ahorro, cambiar o redistribuir las aportaciones entre los diferentes fondos tantas veces como se desee, en función de las fluctuaciones del mercado y sin ningún tipo de tributación fiscal. Su fiscalidad tiene el tratamiento favorable del seguro de vida, lo cual maximiza la rentabilidad final. De este modo, el cliente contrata un seguro de vida multifondo y la aseguradora invierte las primas aportadas creando una serie de cestas o carteras.

Si una persona ha realizado una inversión en renta variable y prevé que la Bolsa va a bajar y, por tanto, sus participaciones en el fondo se pueden ver reducidas a consecuencia de la caída, esta fórmula le permite sacar el dinero y llevarlo a la renta fija hasta que la situación mejore. Es lo que ha ocurrido en el último año. Si, por el contrario, la coyuntura económica fuera estable y favorable a la inversión, los usuarios de los multifondos podrían optar por carteras más arriesgadas. Es decir, en función de las tendencias de los mercados financieros pueden tomar diferentes decisiones. Lo interesante es que los cambios carecen de coste fiscal.

Tipos de multifondos

Los multifondos que ofrece cada entidad financiera se estructuran en diferentes carteras o cestas según el tipo de inversión que ofrecen. Pueden ser conservadoras, arriesgadas, con predominio de la renta fija o de la variable, o estructuradas según las zonas en las que mayoritariamente se produzca la inversión -mercado asiático, europeo... En general, las cajas y bancos ofrecen la posibilidad de participar en cestas ya creadas y gestionadas por la empresa, aunque muchas entidades, además, permiten al cliente diseñar sus propias carteras. De este modo, cada inversor, valorando la coyuntura económica del momento y su situación personal presente y futura, puede optar por participar en fondos más o menos arriesgados. Normalmente, el usuario está asesorado en todo momento por expertos de la entidad.

Tienen la ventaja fiscal de los seguros de vida y la rentabilidad de los fondos de inversión

Cuentan, además, con la ventaja fiscal de los seguros de vida y la rentabilidad de los fondos de inversión. Por tanto, mientras el cliente mantenga su dinero en las cestas o carteras no tendrá que pagar nada por ello, incluso si realiza modificaciones en los porcentajes o decide depositar el dinero en una cartera más conservadora o decantarse por una más arriesgada. Estos cambios, al no suponer el rescate del seguro, no están sujetos a retención. Sólo en el momento de recuperar la inversión el usuario tendrá que tributar por los rendimientos obtenidos y lo hará al 18%, como rendimientos de capital mobiliario.

Asimismo, la prima de riesgo pagada otorga a los beneficiarios del asegurado el derecho a cobrar, en caso de fallecimiento del titular, el valor de reembolso de los fondos más un 10% del valor de los mismos al final de la anualidad anterior con el límite de 1.502,53 euros o de 601,01 euros, si el titular es mayor de 60 años.

MULTIFONDOS EMPRESA

Algunos bancos y cajas de ahorro disponen de multifondos no sólo para particulares sino también para empresas. El Banco Guipuzcoano ofrece la posibilidad de contratar este producto a través del cual “la empresa puede dotar recursos a favor de sus directivos, condicionados al acaecimiento de una contingencia cubierta -jubilación o fallecimiento-, de modo que si el empleado abandonara la empresa antes de llegar el momento, la empresa recuperaría el importe dotado más sus rendimientos”, según aclaran desde la entidad. Es un producto de cobertura de compromisos por pensiones.

Entre sus ventajas destaca que, al no imputarse las primas a los asegurados, la titularidad de los recursos se mantiene en poder de la empresa. No existe límite ni coste alguno para cambios de fondos, y la compañía podrá efectuar las aportaciones cuando lo desee, ya sean periódicas o extraordinarias. La empresa puede diferenciar a los asegurados según el importe de las aportaciones.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones