Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Depósitos referenciados al Euribor

Su mayor ventaja es que el depositante tiene la garantía de que al vencimiento recuperará el 100% de su dinero

Img banderaeuropa Imagen: szymon szymon

La mayoría de los ciudadanos viven con agrado cada nueva bajada del Euribor, salvo quienes tienen sus ahorros en depósitos bancarios referenciados al índice europeo, que se benefician cuando sube este tipo de interés. Aunque han perdido atractivo entre los inversores desde que hace meses el Euribor empezara su imparable bajada, siempre hay entidades que tratan de comercializar algún producto que ofrezca mayor rentabilidad a través de otro tipo de referencias. Pero el problema no se limita exclusivamente a los depósitos referenciados al índice europeo, sino que afecta a numerosos productos, ya que casi todos tienen a éste de alguna forma como referencia, de tal modo que durante los próximos meses es probable que disminuya la rentabilidad de cuentas nómina, cuentas asociadas y similares.

Los depósitos referenciados son productos de ahorro que, además de tener como referencia al Euribor, también se asocian a otros índices, como los bursátiles o de otros activos financieros o monetarios. Combinan seguridad y rentabilidad (aunque esta última queda a expensas de cómo se comporten o evolucionen los mencionados índices) y pueden contratarse a diferentes plazos, en función de las necesidades del depositante. Están destinados, por tanto, a inversores que desean obtener una rentabilidad atractiva, aprovechando la evolución de los mercados financieros y asegurándose de recuperar en su totalidad el capital invertido, ya que el depositante tiene la garantía de que, pase lo que pase, al vencimiento recuperará el 100% de su dinero.

Pérdida de rentabilidad

Para comprobar la evolución de esta clase de depósitos y la rentabilidad que ofrecen, es necesario fijar la atención en cómo se mueve en este ejercicio el índice de referencia europeo. Y lo cierto es que el Euribor refleja la incertidumbre sobre la política monetaria que seguirá el Banco Central Europeo (BCE) en los próximos meses debido a las disensiones que existen en su equipo de gobierno. En este sentido, uno de los consejeros de la institución más influyentes y presidente del Bundesbank alemán, Axel Weber, ha abogado recientemente por una línea más dura al señalar que el espacio para bajar los tipos es sólo marginal, al tiempo que insistía en su negativa a situarlos por debajo del 1%, tal y como piden otras voces autorizadas dentro del órgano monetario europeo.

Algunas entidades ofrecen depósitos "anticrisis", que elevan su rentabilidad a medida que baja el Euribor

La tendencia de este índice parece ser la de mantenerse en torno al 2%, uno de los niveles más bajos de los últimos años, lo que no ayudará a que la rentabilidad de los depósitos referenciados al Euribor tengan atractivo entre los ahorradores. Pero, a pesar de no ser el mejor momento para suscribirlos, conviene tener en cuenta que la rentabilidad que ofrecen los depósitos tradicionales a un mes no supera, por lo general, el 1%. Por ello, para obtener mayores beneficios hay que acudir a otras fórmulas que están diseñando los bancos y cajas de ahorro para hacerlos más atractivos entre los clientes: para nuevos clientes, promocionales, estructurados o referenciados a otros activos financieros o monetarios. En algunos de estos casos pueden llegar incluso a ofrecer el 6%, aunque siempre para periodos limitados que no sobrepasan los tres meses. Incluso algunas entidades han ido más lejos al ofrecer depósitos "anticrisis", que elevan la rentabilidad del producto a medida que baja el Euribor.

Nueva oferta depositaria

Los productos se adaptan a los nuevos tiempos, como sucede con el nuevo depósito "Bajista Euribor" de "La Caixa", un depósito de ahorro a plazo por un periodo de imposición máximo de dos años, que ofrece un interés nominal anual del 5%, en caso de que se cumplan las siguientes condiciones: si al finalizar el primer año el valor del Euribor es igual o inferior al 2% en la fecha de observación, el depósito se cancelaría anticipadamente y el titular obtendría una rentabilidad del 5%. En caso contrario, el depósito continuaría vigente un año más. Si una vez transcurrido el segundo año el valor de este índice de referencia no ha superado la barrera del 2% en la fecha de observación correspondiente, se obtendría una rentabilidad de un 10%. La inversión mínima para llevar a cabo la contratación de este producto está fijada en 10.000 euros. Lo único seguro es que si este depósito venciera en este momento sí se obtendría la rentabilidad ofrecida, puesto que el Euribor hoy en día ya se sitúa por debajo del 2%. No obstante, aunque el rendimiento hipotético resulta interesante, sólo se dispone de dos fechas de observación, por lo que los depositantes corren un gran riesgo de no obtener interés alguno en su inversión a largo plazo.

También referenciados al índice europeo están los denominados "Depósitos Noé", de Caja Madrid, que consisten en cuatro imposiciones a tres años con retribución referenciada al Euribor a tres meses. Estos depósitos tienen en común que son a un plazo máximo de 36 meses, liquidan los intereses generados cada trimestre y no requieren importes mínimos ni máximos a la hora de su contratación. Eso sí, son contratables únicamente en las oficinas físicas de la entidad. La apuesta de Caixa Galicia ha cristalizado bajo la fórmula de "On Depósito Anticrisis", cuya peculiaridad radica en que su rentabilidad seguirá creciendo hasta el 4,75% aunque baje el Euribor. Además, se cobrarán intereses cada tres meses, y los titulares pueden disfrutar de su dinero cuando lo deseen, sin penalizaciones. Tiene un plazo máximo de permanencia de 12 meses para capitales de entre 3.000 y 200.000 euros. El "Depósito Euribor on line" de BBK, que sólo puede contratarse a través de Internet, garantiza una retribución igual al 100% del Euribor a un año menos un 0,50%. No tiene comisiones ni gastos que puedan reducir la rentabilidad final, y se puede suscribir a partir de 30.000 euros -uno de los límites más elevados que ofrece el mercado bancario- a un plazo máximo de dos años. Para fondos desde 3.000 euros hasta 6.000 y por un plazo máximo de 12 meses está pensada la oferta de Caja Vital que, por medio del "Depósito Euro Vital 12", proporciona una rentabilidad del 1,90% durante los primeros seis meses de vida del depósito, para posteriormente aplicarle un 2,093% TAE.

El "Depósito Euribor" de Caixa Terrassa proporciona hasta el 5% TAE en un plazo de entre uno y dos años, con la totalidad del capital garantizado. Durante el periodo de solicitud se retribuirá el depósito al 0,75%. El importe mínimo de contratación es a partir de 1.000 euros. Bajo la misma denominación Caixa del Penedés destina toda la inversión a la contratación de un depósito a un año con una rentabilidad garantizada del 9% nominal anual para el primer mes, sólo para este período. Además, se obtiene una rentabilidad vinculada al comportamiento de este índice a 12 meses al vencimiento del depósito: 6% nominal anual si en cada observación mensual el índice de referencia europeo a 12 meses ha cotizado dentro del primer tramo, y un 3% nominal anual si en alguna observación el Euribor a 12 meses ha cotizado fuera del primer tramo. En cualquier otro caso será de un 0%. Se puede suscribir a partir de una inversión mínima de 3.000 euros, dentro de la media que dicta el mercado financiero.

PARTICULARIDADES DE ESTOS DEPÓSITOS

  • Están destinados al medio plazo, generalmente entre uno y tres años.
  • Se pueden suscribir desde 1.000 euros, aunque algunos fijan un mínimo que alcanza los 30.000 euros.
  • Su rentabilidad está lastrada por la evolución de su índice de referencia -el Euribor- que se encuentra en el momento más bajo de los últimos años, por debajo del 2%.
  • Prolifera la comercialización de estos productos a través de Internet en detrimento de los que se contratan en las oficinas bancarias.
  • No contemplan, por lo general, comisiones de administración ni mantenimiento.
  • Garantizan la totalidad del capital depositado.
  • Permiten obtener rentabilidades que oscilan entre el 2% y el 5%, siempre y cuando se cumplan las condiciones estipuladas en el contrato. En algunos casos incluso se puede llegar al 9%, pero exclusivamente en períodos promocionales que suelen durar en torno a un mes.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones