Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Préstamos sociales

Los créditos destinados a los sectores más desfavorecidos de la sociedad ofrecen un importe medio de 3.000 euros, sin interés en muchos casos, ni comisiones de contratación

Los créditos sociales son una de las últimas soluciones que ofrecen bancos y cajas de ahorros para paliar los problemas de liquidez que tienen determinados segmentos sociales de la población española. Van dirigidos desde a personas dependientes mayores de 65 años, por ejemplo, hasta a personas que han pedido una excedencia para prestar más atención a la vida familiar.

Características

Estos créditos tan particulares se caracterizan porque el importe máximo concedido no es excesivamente elevado -se sitúa en torno a los 3.000 euros-, aunque por el contrario cuentan con condiciones financieras inmejorables, sin ningún tipo de interés, en la mayoría de los casos, ni comisiones de contratación. El plazo de amortización gira en torno a los 3 y 5 años, en consonancia con el del resto de préstamos personales que ofrecen las entidades financieras.

Pero lo que verdaderamente hace de estos créditos un producto financiero diferente es el destinatario: mayores de 65 años, padres de familia que necesitan conciliar su vida familiar, reclusos, o personas que necesitan financiar sus pagos a Hacienda, entre otros. Salvo este último caso, para el que existe una amplia oferta, la comercialización de los créditos sociales no está aún fuertemente implantada en bancos y cajas de ahorros españoles, y BBVA, Caja Madrid, Caja Navarra y la Caja de Ahorros del Mediterráneo son, por el momento, las únicas entidades que incluyen estos productos en la cartera de servicios que ofrecen a sus clientes. Algunos de estos productos, además, están integrados dentro de proyectos más ambiciosos de estas entidades financieras, como los planes familiares.

Una oferta variada

Préstamo Dependencia: Según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, en España existen casi 13 millones de personas (10,6 millones de personas mayores de 65 años y 2,3 millones de personas de entre 16 y 64 años con algún tipo de discapacidad), que necesitan afrontar gastos elevados derivados de su dependencia, debido a su edad o discapacidad. Una de las vías de financiación más llamativas del sistema financiero español es la que tiene como destino a este sector, como es el caso del "Préstamo Dependencia", comercializado por el BBVA, cuya principal aportación a los usuarios es la concesión de un crédito a un tipo de interés cero, y exento de comisiones. El límite máximo es de 3.000 euros, y tiene un plazo de amortización de tres años. El préstamo está destinado a las personas dependientes y a los mayores de 65 años, y se incluye dentro del "Plan Familias" que desarrolla este grupo financiero desde hace varios años.

Excedencia: Otros créditos eminentemente sociales son también los relacionados con la vida familiar de los solicitantes. Una de las ideas más originales de la banca española es la desarrollada por Caja Navarra a través del denominado "Can Crédito Excedencia", un préstamo dirigido a las personas que deciden acogerse a la situación de excedencia para cuidar y atender a sus hijos. El crédito, que permite disponer mes a mes del importe de su nómina pagando únicamente intereses durante ese tiempo, está dirigido a personas que tienen hijos menores de tres meses. El importe máximo que se puede cobrar es de 2.000 euros por mes, con un período de carencia máximo de un año y un plazo de amortización de 5 años. El cliente puede dar por finalizado el periodo de carencia y de disposición en el momento que quiera. El tipo de interés que se aplica es del 5,95%, y está exento de comisiones.

No es el único producto de estas características que comercializa Caja Navarra, ya que dentro de su cartera dispone asimismo del "Crédito Guardería", destinado a ayudar a financiar los gastos de guardería de los hijos de familias monoparentales. La disponibilidad del crédito es mensual y permite dos años de carencia durante los cuales sólo se pagarán intereses. El importe máximo que se puede solicitar es de 3.200 euros, con una disponibilidad mensual durante doce meses con un plazo máximo de 5 años, dos de carencia y tres de amortización. El tipo de interés que se aplica es variable, del Euribor más 0,50 puntos.

Gracias a los préstamos sociales se puede contar con un adelanto económico para paliar determinadas situaciones, en mejores condiciones que al contratar créditos personales

Para pagar los impuestos: Si bien la gran mayoría de clientes de las entidades financieras pueden solicitar un anticipo a su banco para el pago de sus impuestos, algunas cajas de ahorro han optado por potenciar y comercializar esta opción bajo distintas fórmulas que consigan aliviar a sus clientes del desembolso que deban realizar en su cita con Hacienda. Caja de Burgos, Caja Rioja y La Caja de Canarias son algunas de estas entidades. Dentro de su oferta bancaria global, Caja de Burgos contempla un préstamo para financiar el pago del Impuesto de la Renta de Personas Físicas con un importe de hasta el total de la cantidad que se deba pagar, con un plazo de hasta 12 meses, y que se puede amortizar mediante cuotas periódicas constantes.

De igual forma, la Caja de Canarias ofrece a sus clientes una doble modalidad crediticia en este apartado a través del "Préstamo Anticipo Devolución IRPF/Pago IRPF". Consiste en anticipar hasta el 90% del importe a devolver en la declaración del IRPF sin intereses, y si la declaración es a pagar y se tramita a través de la entidad, se financia el pago con unas condiciones financieras muy ventajosas, como no aplicar ningún tipo de interés, y la exención de comisiones de estudio y cancelación anticipada, aunque a cambio se contempla un 3% en las de apertura. El "Préstamo Pago IRPF", por su parte, tiene el objetivo de ayudar al contribuyente financiando el importe que debe pagar por su declaración de la renta a un tipo de interés determinado y a un plazo máximo de 12 meses para que el usuario pueda hacer frente a sus obligaciones fiscales más cómodamente. El importe máximo es el total a pagar del IRPF durante una período máximo de 12 meses, en el que se aplica un tipo de interés del 7,95%, sin comisiones de estudio, pero sí de apertura (1%) y de cancelación anticipada (1% sobre el saldo cancelado).

Caja Rioja, por su parte, también dispone del llamado "Préstamos Fiscal" que facilita el pago a sus clientes de sus obligaciones fiscales, o anticipa la devolución del IRPF, en unas condiciones similares a las ofrecidas por las restantes entidades financieras que ofertan este producto. Caja Madrid incluye otra modalidad crediticia, el "Préstamo Plan de Pensiones", por el que se puede solicitar un préstamo para financiar las aportaciones que se hagan al plan de pensiones de esta entidad financiera, y aprovecharse de sus ventajas fiscales.

Reinserción social: Para favorecer la reinserción social de la población reclusa, la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y la Fundación por la Justicia han firmado un convenio por el que la entidad financiera concederá microcréditos a aquellas personas que están recluidas en las cárceles de la Comunidad Valenciana, concretamente las ubicadas en Picassent (Valencia), Alicante y Villena (Alicante), con el fin de que puedan poner en marcha sus propias empresas y reinsertarse de este modo en la sociedad. La cuantía de estas ayudas sociales alcanza los 30.000 euros, y cuenta con unas condiciones favorables al suscriptor de la misma, entre las que destacan la gratuidad de los trámites en su concesión y la inexistencia de cualquier tipo de comisiones.

Créditos ecológicos

El respeto al medio ambiente y la defensa ecológica también ha provocado la creación de productos específicos por parte de los bancos. Así, la entidad financiera balear Sa Nostra se ha decantado por estos créditos para financiar aquellas inversiones que tengan como principal objetivo el ahorro en energía y recursos naturales. A través de esta peculiar vía de financiación, los usuarios pueden adquirir contadores individuales de agua para instalarlos en su comunidad de propietarios, electrodomésticos de bajo consumo (lavadoras y lavavajillas), instalación de «kits» de ahorro como grifos con perlizadores y reguladores de caudal, duchas eficientes, o sistemas de ahorro para cisternas en el servicio.

También se contemplan créditos para la adquisición de productos relacionados con la energía eléctrica (aparatos e instrumentos eficientes de consumo, temporizadores o aislantes térmicos) o los combustibles fósiles (revisión de quemadores, o la instalación de chimeneas y filtros). Las condiciones financieras de este préstamo están limitadas a la justificación de la inversión para lo que se contempla un límite de hasta 15.000 euros con un tipo de interés equivalente al Euribor a un año (media mensual) más 0,65 puntos. El TAE es de 4,61% a un plazo máximo de 6 años en los que no se contemplan ninguna clase de comisiones.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones