Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Qué son y cómo funcionan los eurobonos?

Los eurobonos se plantean como una forma de financiación comunitaria que permitiría rebajar el coste de las emisiones a numerosos países

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 17 julio de 2012
img_banderas europa

Los eurobonos representan, para muchos, el instrumento salvador de la crisis europea. Ya están en circulación en los mercados europeos. No obstante, la renqueante economía comunitaria ha instado a varios países a plantear la posibilidad de elevar su influencia y a cambiar ciertas reglas del juego para emitirlos con mayor fluidez y que así contribuyan a propiciar la salida del bache actual. Pero, ¿qué son y cómo funcionan? A continuación se acompaña una guía con los aspectos más importantes de este vehículo de financiación.

1. ¿Qué son los eurobonos?

Los eurobonos son un instrumento de financiación. Tienen el carácter de deuda pública y son equivalentes a la deuda pública española, la francesa, la alemana o la de cualquier país.

La emisión de eurobonos persigue suavizar la crisis y aminorar el coste de la financiación pública

Desde que se creó la Unión Monetaria, este vehículo se ha utilizado como forma de financiación comunitaria, aunque con poco éxito y énfasis. En el mercado ya se han emitido eurobonos en alguna ocasión, pero de forma muy restringida. Por ejemplo, la zona euro ya puede emitir deuda garantizada a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, pero este mecanismo se ha empleado en contadas ocasiones.

Sin embargo, la prolongada crisis europea (que se complica por momentos) ha obligado a pensar en una nueva fórmula de eurobonos con la que potenciar el crecimiento. Aunque el proyecto no está finalizado, la idea es que los eurobonos sean títulos de deuda emitidos por el Banco Central Europeo y, por tanto, respaldados por todos los Estados miembros de la zona euro al mismo tiempo.

2. ¿Cómo funcionarán los bonos europeos?

El Banco Central Europeo se encargará de emitirlos. Esta institución monetaria tiene capacidad para ello, al igual que para crear dinero o imponer el precio del mismo (ya se encarga de fijar el tipo oficial del dinero de toda la zona euro). Como emisor de eurobonos, haría perder soberanía a cada uno de los países en este sentido.

En cualquier caso, todavía no está claro cómo se instrumentarán: una posibilidad es que los eurobonos sean la única fórmula de financiación pública de los estados de la zona euro. En este caso, los bancos centrales de cada país (en España esta función la asume el Banco de España) perderían soberanía en el tema de emisión de deuda, ya que podrían desaparecer las propias.

Todos los países tendrán responsabilidad en su emisión y cada estado responderá en función de su peso económico

Otra posibilidad es que el Banco Central Europeo emita eurobonos sin que cada estado pierda capacidad para financiarse por sí mismo si lo desea. En las últimas cumbres europeas que se han celebrado, se ha barajado la posibilidad de que los eurobonos sustituyan de forma total o parcial la deuda nacional hasta el 60% del PIB. También se ha planteado la posibilidad de que, después de una primera fase en la que cada estado responda según su participación, se camine hacia una mayor convergencia que pueda dar paso a los "eurobonos soberanos solidarios" por los que todos los países responderían de igual forma.

3. ¿Quién emitirá eurobonos?

El emisor sería el Banco Central Europeo. En principio, la iniciativa que gana más fuerza es la de que el BCE queda como emisor único de deuda pública de la zona euro. En este caso, los eurobonos se presentan como un instrumento de mutualización de deuda: todos los países tendrán responsabilidad mancomunada en su emisión. Cada estado responderá en función de su peso económico (en el caso español rondará el 12%).

4. ¿Para qué sirve un eurobono?

El objetivo de las emisiones de eurobonos es conseguir una rebaja en el coste de financiación de los países, que en los últimos años se ha disparado de forma incontrolada en el caso de algunos miembros, como España, Portugal, Italia, Irlanda o Grecia (los denominados periféricos). La meta final es utilizar los eurobonos para que se puedan financiar de forma más barata, para que bajen las primas de riesgo, haya más liquidez en el sistema y, por tanto, para que el crédito fluya con menores restricciones.

Algunos expertos apuntan que en el caso de que los eurobonos quedaran como la única forma de financiación pública, las primas de riesgo desparecerían. El bono europeo o eurobono pasaría a ser comparado con el bono estadounidense.

Una ventaja de los eurobonos es que reduciría la especulación en los mercados

Otra ventaja de los eurobonos es que reducirá la especulación en los mercados. En la actualidad, la percepción subjetiva de mayor o menor riesgo ha movido a numerosos especuladores a la toma de posiciones a la baja o con instrumentos derivados sobre los productos de deuda de países con problemas, como España, Portugal o Italia, lo que ha disparado sus primas de riesgo. Esto es posible ya que se trata de mercados de tamaño medio. Sin embargo, la emisión de eurobonos daría lugar a un mercado de deuda gigantesco, de unos ocho billones de euros, según algunas estimaciones, lo que haría muy difícil que los especuladores pudieran moverlo e influir en los precios con sus compras. El impacto de la especulación en este caso sería inapreciable.

5. ¿Cuál será la rentabilidad del eurobono?

En principio, para calcular la rentabilidad del eurobono, se tendrían en cuenta los costes nacionales, el peso de cada economía sobre el total de la región y se haría una media. Se tomaría el tipo de cada uno de los Estados miembros, su participación o contribución económica en la zona euro (su nivel de PIB) y se calcularía una media.

Hoy, Alemania es el país de la zona euro que más barato se financia a largo plazo: emite bonos a diez años al 1,36%. Grecia, mientras tanto, el que más caro lo hace, al 25%. En la escala intermedia están Francia, al 2,38%; Italia, al 2,4%; o España, al 6,2%.

Los eurobonos saldrían a un tipo medio, tomando los tipos de interés de cada uno de los países y su peso económico en la región. Podrían emitirse a tipos deel 2,5%-3%. Esto reduciría el coste de financiación de los países periféricos, como España. Aunque encarecerá el de otros, como Alemania.

6. ¿Por qué todavía no están en marcha estos bonos?

Para que se pongan en marcha los eurobonos, es fundamental que haya más integración y acuerdo en la Unión Europea. Los eurobonos se plantean como un paso hacia la unión bancaria y financiera. Para que su emisión tenga sentido y esté controlada, los Estados miembros de la zona euro deberán conseguir una política fiscal común, dirigida por un Ministerio de Finanzas supranacional.

También debería generarse un Tesoro público con carácter comunitario, encargado de gestionar las emisiones.

7. ¿A quiénes beneficiarán los eurobonos?

La emisión de eurobonos persigue el objetivo de suavizar la crisis y, sobre todo, de aminorar el coste de financiación pública que están teniendo los países periféricos. España, Italia, Grecia, Irlanda y Portugal han incrementado de forma sustancial el coste de sus emisiones de deuda en los últimos años. En parte, esto se ha debido por la evolución económica, por su escasa disciplina fiscal y sus fuertes déficit públicos. Pero también ha contribuido el componente subjetivo y el "efecto contagio" indiscriminado e injustificado.

La emisión de eurobonos encarecería la financiación de los países más solventes, sobre todo de Alemania

España, por ejemplo, ha pasado de emitir bonos a 10 años al 3,8% a hacerlo por encima del 6%. En los últimos meses, nuestro país, al igual que Italia, ha visto subir sus primas de riesgo hasta niveles históricos (por encima de los 500 puntos).

8. ¿A quiénes perjudicará el bono europeo?

Los eurobonos se emitirían al coste medio de financiación de todos los Estados miembros, teniendo en cuenta también su nivel de PIB (Producto Interior Bruto). Por tanto, encarecería la financiación de los países más solventes, sobre todo de Alemania. Esto explica su clara negativa a la aceptación de este instrumento de deuda comunitaria. Alemania se financia hoy al 1,3% a diez años, pero a más corto plazo (dos años) ofrece tipos mínimos del 0,06%. Se está financiando casi gratis. Con los eurobonos, su factura por conseguir dinero del mercado se encarecerá de forma notable.

Lo mismo les ocurrirá al resto de países con calificación crediticia de triple "AAA", como Francia, Holanda, Austria, Luxemburgo y Finlandia. Todos ellos tendrán que pagar más a los inversores por pedir prestado dinero del mercado.

9. ¿Dónde se podrá comprar el eurobono?

No está claro todavía si cada uno de los estados mantendrá sus actuales Tesoros Públicos o si estos desaparecerán. Si se mantienen (que es lo más probable, al menos en la primera fase de implantación), se podrían comprar los eurobonos a través de ellos (en la actualidad, la deuda pública española se puede adquirir mediante el Banco de España o la página web del Tesoro Público. Además, como ahora, todas las entidades financieras podrán comercializar los eurobonos. Cualquier banco español actuará como distribuidor de los mismos.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones