Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Por qué me llaman por teléfono si estoy en la Lista Robinson?

Descubre por qué una empresa puede llamarte para promocionar sus productos o servicios aunque te hayas apuntado a las listas de exclusión publicitaria, y qué puedes hacer para solucionarlo

spam telefono

Estás cansado de llamadas publicitarias en plena siesta. No te interesa contratar un producto y ya no sabes cómo quitarte de encima a un comercial que te acosa día y noche por teléfono. Quizás, incluso, te has apuntado a un servicio de exclusión publicitaria, como la Lista Robinson, pero te siguen llamando. ¿Por qué? ¿Qué puedes hacer? Como explicamos en este artículo, si en algún momento diste a una empresa tu consentimiento para poder recibir publicidad—y no se lo has denegado—, no tiene obligación de consultar la Lista Robinson y puede contactar contigo. Para evitarlo, puedes contactar con esa compañía y expresar tu rechazo a recibirla o, si hacen caso omiso, reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

¿Qué es y cómo funciona la Lista Robinson?

La Lista Robinson es, como se autodefine, “un servicio de exclusión publicitaria” cuyo objetivo es disminuir la publicidad que recibas de diferentes empresas. Si quieres dejar de recibir llamadas, correos o SMS con todo tipo de anuncios, “puedes inscribirte en el servicio, que es gratuito, de manera muy sencilla desde su página web”, como explica José Luis Zimmermann, director general de ADigital.

Una vez cumplimentado el formulario de registro, te llegará un correo electrónico con un botón para activar tu perfil, lo que te da acceso a un panel donde puedes indicar qué números de teléfono, correos electrónicos o direcciones postales no quieres que te envíen publicidad, indica Zimmermann.

La inscripción en esta lista es efectiva para evitar llamadas de empresas a las que no se ha dado el consentimiento “a partir de los dos meses desde la introducción de los datos“, añade.

lista Robinson llamada
Imagen: VinzentWeinbeer

¿Qué hacer si me siguen llamando o enviando publicidad?

¿Por qué continúan llamando a pesar de estar apuntados en la Lista Robinson? Hay que tener presente que “si una empresa tiene el consentimiento del destinatario y puede acreditarlo, no es necesario que consulte la Lista Robinson antes de contactar con él”, aclara Zimmermann. Es el caso de una compañía con la que hayas tenido relación antes… aunque se terminara, si no has señalado que no deseas ya recibir publicidad, puede seguir haciéndolo.

Por ello, además de inscribirte en la Lista Robinson si deseas evitar llamadas publicitarias, “debes contactar con la empresa que los emite“, a través de los canales de privacidad que tenga, para notificarle tu deseo de no recibir publicidad.

En todo caso, el experto sostiene que “conviene seguir las siguientes recomendaciones de la propia Agencia Española de Protección de Datos”:

  • Cuando realices una compra, o contrates un servicio, marca la casilla que exprese tu rechazo a recibir publicidad.
  • Si quieres dejar claro que no deseas recibir publicidad, envía un SMS o un correo electrónico a la dirección que se indique (siempre existe en la letra pequeña).
  • Al participar en una promoción suelen solicitar consentimiento para enviar publicidad. Evita darlo y no aceptes sin más todos los términos del contrato.
  • Al navegar por Internet y registrarte en una página web, es muy probable que te hayan pedido consentimiento para el envío de publicidad. Asegúrate de no concederlo.
  • Debes saber que puedes revocar tu consentimiento en cualquier momento.

Lista Robinson
Imagen: geralt

¿Dónde y cómo denuncio el acoso publicitario?

Si continúas recibiendo publicidad no deseada, “puedes presentar una reclamación“, explican desde la Agencia Española de Protección de Datos. Si lo haces, es necesario siempre aportar documentos que demuestren que has pedido que no se utilicen tus datos y que el destinatario ha recibido tu mensaje de no usarlos.

1. Si recibes publicidad de una empresa de la que no eres ni has sido cliente (y tras dos meses desde que te hayas inscrito en la Lista Robinson), debes presentar la documentación que acredite en qué fecha te inscribiste en la citada lista.

2. Si en el momento en que contrataste un servicio o producto expresaste con claridad que no deseabas que se trataran tus datos con fines publicitarios, tienes que adjuntar copia del contrato (o documentación posterior que pueda demostrar tu negativa a que se utilicen).

3. En el caso de que hayas retirado tu consentimiento y sigas recibiendo publicidad, debes aportar en tu denuncia la respuesta que te diera el responsable del tratamiento a tu solicitud o una copia de la solicitud sellada por él. También es válido un acuse de recibo o un certificado del correos o el servicio de mensajería utilizado. Sirve cualquier documento que deje constancia firme de que el destinatario ha recibido tu petición de retirar el consentimiento.

4. En la denuncia o reclamación tienes que aportar la publicidad que hayas recibido:

  • Cuando sea publicidad postal, hay que incluir una copia del envío publicitario recibido (es importante que aparezca la fecha).
  • Si has recibido la publicidad por llamadas de teléfono, tienes que indicar cuál es el número de la línea a la que se llama, con qué tienes contratado el servicio telefónico y toda la documentación (el contrato, facturas…) que acredite que eres el titular. Si es una compañía con la que ya no tienes contrato, debes dar los datos de aquella con la que estabas en el momento de las llamadas publicitarias. Además debes indicar a la empresa que te envía publicidad y aclarar si eres o has sido su cliente. Debes señalar el número que te llamó, en qué fecha y a qué hora.
  • Cuando te envíen los anuncios a través de SMS, tienes que dar el número de la línea receptora de los mensajes, la compañía telefónica y aportar la documentación que demuestre que eres el titular. ¡Y no los borres! Debes incluir imágenes donde se muestren los mensajes recibidos: el texto, la fecha y la hora. Además, tiene que aparecer el nombre de quien te lo envía o su número.
  • Para la publicidad que recibes en el correo electrónico, lo que debes aportar es una copia impresa de la cabecera y el cuerpo de cada mensaje que te  haya llegado.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones