Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Asociaciones de pediatras recomiendan no sobrecargar a los niños con actividades extraescolares

Durante el periodo escolar, los menores deben tener tiempo para el descanso y el juego

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 9 septiembre de 2010
Las actividades extraescolares se han convertido, desde hace años, en un complemento de la jornada escolar de muchos niños y en una manera de abrirles nuevos caminos a la creatividad y al desarrollo físico e intelectual. Sin embargo, en ocasiones, son tantas las tareas, que pueden sobrecargar de obligaciones al niño y limitar su tiempo de descanso y juego. La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) recomiendan, por ello, no plantear su desarrollo "como una carrera contrarreloj".

Con el regreso a la actividad escolar, el doctor Antonio Redondo Romero, pediatra de AP y director de la web de la SEPEAP, advierte de la necesidad de ?poner las ?nuevas? normas y dejar de lado algunos de los hábitos vividos durante el verano con el fin de iniciar la preparación de los hijos para la vuelta a la rutina?. Considera fundamental retomar los hábitos y horarios habituales durante el periodo escolar e, incluso, hacerlo unos días antes del primer día de colegio para acostumbrar el cuerpo al nuevo horario.

Hay que evitar que los niños lleguen a cierto estado de nerviosismo y de ansiedad ante la vuelta colegio, que causa estrés en los pequeños. Éste se manifiesta ?de la misma forma que en los adultos se plantea el síndrome postvacacional al volver a sus puestos de trabajo". El doctor asegura que si el ambiente escolar y el familiar son los adecuados, "en una o dos semanas" los alumnos se adaptarán a la rutina escolar.

En la vuelta al periodo escolar, los padres deben hablar de la nueva situación, transmitir confianza a los niños y, sobre todo, pedir su colaboración. ?Una buena comunicación entre padres e hijos es un aspecto primordial en esta etapa escolar", subraya Redondo, para quien ésta será la base "para poder conocer sus capacidades, limitaciones, ilusiones, habilidades y expectativas en este periodo".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones