Crece el uso de la bicicleta en los desplazamientos cotidianos

En m√°s del 75 % de los hogares espa√Īoles hay una bicicleta y cerca de 20 millones de personas la utiliza de manera habitual para ir al trabajo o al centro de estudios
Por Sonia Recio 9 de diciembre de 2022
aumenta el uso de la bicicleta
Imagen: Pixabay
Las bicicletas no son solo para el verano. Los espa√Īoles utilizan cada vez m√°s este medio de transporte, seg√ļn desvela el √ļltimo ‘Bar√≥metro de la Bicicleta en Espa√Īa‘ (2022). M√°s de 11 millones de personas se desplazan semanalmente sobre dos ruedas para llegar al trabajo o al centro de estudios. En su mayor√≠a lo hacen por carriles bici, mucho m√°s seguros que las calzadas compartidas con otros veh√≠culos. El tr√°fico y la peligrosidad que conlleva, sobre todo en las ciudades, siguen siendo importantes h√°ndicaps para el desarrollo de este medio de transporte. Repasamos los puntos principales de este estudio, una radiograf√≠a tanto del uso como de la percepci√≥n que sobre la bicicleta se tiene en nuestro pa√≠s.

La bicicleta como primera opción de transporte

El ‘Bar√≥metro de la Bicicleta en Espa√Īa’ es elaborado cada dos a√Īos por la Red de Ciudades por la Bicicleta, una asociaci√≥n formada por entidades locales que persigue facilitar, hacer m√°s segura y desarrollar la circulaci√≥n de los ciclistas, especialmente en el medio urbano. El estudio analiza el uso de la bici y la percepci√≥n que la ciudadan√≠a tiene sobre ella, tanto como medio de transporte como para la pr√°ctica deportiva y de ocio.

Este a√Īo los resultados desvelan un espectacular crecimiento de las bicicletas, registr√°ndose m√°ximos hist√≥ricos desde que se realiza el informe (2008). Estos son los principales datos obtenidos:

  • Desde 2008 hasta 2022 los ciclistas habituales se han multiplicado casi por tres. De ser poco m√°s de un 10 %, se han convertido en un 32,5 %.
  • M√°s de 11 millones de personas utilizan la bicicleta cada semana. Respecto a 2019, es un crecimiento de m√°s del 40 %.
  • Seis millones usan este medio de transporte alguna vez en sus desplazamientos por trabajo o estudios.
  • Casi 21 millones se suben a la bici con alguna frecuencia.
  • 22 millones y medio de personas declaran tener una bicicleta para uso personal.
  • M√°s de 32 millones declaran saber montar en bici.

Al trabajo y centro de estudios en bicicleta

bicicleta ciudad estudios
Imagen: jpbrehaut

Durante la pandemia, las bicicletas ganaron protagonismo. La lista de espera para comprar algunos modelos de ciertas marcas superaba los seis meses. Haciendo inventario en los hogares, el Bar√≥metro de 2022 evidencia un notable incremento de bicis. M√°s del 75 % de las familias dice tener una y, aunque las de monta√Īa son las m√°s populares, las urbanas son las que m√°s se han vendido en los √ļltimos a√Īos.

A pesar de que la bicicleta se utiliza en todo tipo de desplazamientos, son los recorridos con destino y origen al trabajo y al centro de estudios los que han aumentado de forma considerable. En el primer caso, la diferencia entre 2019 y 2022 es de un 11,1 %. Por su parte, los movimientos a la escuela o a la universidad han ascendido un 10 %.

La bici tambi√©n ha ganado protagonismo como compa√Īera en los momentos deportivos y de ocio: ocho de cada diez personas la usan para pasear y hacer deporte.

Brecha de género y de edad en el uso de la bici

La bicicleta es m√°s popular entre los hombres que entre las mujeres. Ellos son los que m√°s la utilizan, un 65 %, mientras que el porcentaje de f√©minas sobre el sill√≠n se queda en el 49,4 %. Esta brecha de g√©nero se aprecia en todos los tramos de edad, si bien es menos acusada entre aquellos que tienen entre 25 y 39 a√Īos.

En t√©rminos generales, los ciclistas con edades comprendidas entre los 14 y los 39 a√Īos son los que confiesan ser m√°s probici. Sin embargo, soplar velas no es condicionante para abandonar las dos ruedas: algo m√°s del 58 % de los usuarios tienen entre 40 y 54 a√Īos y el 41,2 % de 55 a 70 a√Īos.

Accidentalidad y robos: se mantienen estables

El hecho de que haya m√°s bicicletas sobre el asfalto no ha supuesto un aumento de los √≠ndices de accidentalidad. Pr√°cticamente no han variado en los √ļltimos tres a√Īos. En 2022, tan solo un 16,7 % de los ciclistas reconoce haber tenido alg√ļn siniestro en los √ļltimos cinco a√Īos; en 2019 este porcentaje era del 16,2 %.

Y en lo referente a los robos, apenas se aprecian diferencias respecto a a√Īos anteriores. Un 17,7 % de los usuarios ha sufrido, al menos, un robo de la bicicleta en los √ļltimos cinco a√Īos (en 2019 el Bar√≥metro situ√≥ este porcentaje en un 17,8 %). Las ciudades de m√°s de 450.000 habitantes son las que m√°s hurtos registran.

Ventajas e inconvenientes del uso de la bicicleta

‚úÖ Bicicleta beneficiosa para la salud y el medio ambiente

  • Los beneficios que la bicicleta aporta a la salud es la principal ventaja que las personas ven en el uso de la bicicleta; as√≠ lo se√Īalan cuatro de cada diez entrevistados.
  • El que sea un medio de transporte ecol√≥gico, cero emisiones, es el segundo aspecto m√°s valorado.
  • La movilidad que proporciona la bicicleta, permitiendo sortear los atascos y hacer los desplazamientos m√°s r√°pidos, es el tercer valor rese√Īable de acuerdo con este informe.
uso bicicleta datos Espa√Īa
Imagen: Pixabay

‚ĚĆ ¬ŅPor qu√© no se usa la bicicleta?

El Barómetro también analiza los motivos por los que la bicicleta no termina de convencer a toda la población. En las ciudades, los principales escollos están relacionados con la percepción de peligrosidad que tiene el ciclista respecto al tráfico motorizado.

M√°s de la mitad de los encuestados (54 %) se√Īala como los principales inconvenientes de este medio de transporte: el riesgo que supone la circulaci√≥n, el exceso de tr√°fico y la falta de facilidades para desplazarse con garant√≠as. De hecho, los carriles bici son las v√≠as de circulaci√≥n m√°s utilizadas por los ciclistas.

Medidas para impulsar el uso de la bicicleta

Asimismo, el estudio recoge las opiniones de los espa√Īoles sobre las actuaciones llevadas a cabo por las instituciones para integrar la bicicleta en el entono urbano. Valencia, Barcelona y Zaragoza son las tres ciudades mejor consideradas. La ampliaci√≥n y optimizaci√≥n de las infraestructuras, como los carriles bici o los aparcamientos, y los sistemas de bicis compartidas son bien valorados.

A pesar de poner en valor las iniciativas que los ayuntamientos realizan a favor de las bicicletas, la ciudadan√≠a sigue demandando continuidad a estas pol√≠ticas p√ļblicas. Estas son las medidas sugeridas para ampliar el uso de la bicicleta anotadas en el Bar√≥metro:

  • Aparcamiento. Deben adecuarse plazas en las estaciones y paradas del transporte p√ļblico. Se necesitan m√°s espacios para estacionar bicis en centros p√ļblicos y privados. Las comunidades de vecinos deber√≠an habilitar zonas de aparcamiento.
  • Infraestructuras. Han de existir m√°s v√≠as de conexi√≥n interurbana para circular en bicicleta. Se sugiere implantar calles que, ocasionalmente, sean de uso exclusivo para peatones, patinadores y bicis.
  • Intermodalidad. El acceso con bicicletas al transporte p√ļblico deber√° estar permitido.