Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

Energías alternativas para automóviles

La pila de combustible se considera el más prometedor de los nuevos sistemas de propulsión

¿Le gustaría conducir con la tranquilidad de saber que del escape de su coche sólo sale vapor de agua? Los coches alimentados por hidrógeno ya lo hacen posible. Aunque en estos momentos sólo se puede hablar de prototipos, probablemente en unos años el uso de este tipo de vehículos será habitual. Ya están en fase de pruebas los modelos Necar 4 y 5 de Mercedes, que son impulsados por una pila de combustible. Con la forma de un Clase A, estos turismos son capaces de recorrer 450 kilómetros sin detenerse y pueden alcanzar velocidades de hasta 150 kilómetros por hora. Su fabricación en serie y comercialización depende, sobre todo, del suministro del nuevo carburante: el hidrógeno.

Tiempos de innovación

El 70% de la “culpa” del cambio climático está asociada al dióxido de carbono (CO2) que, inevitablemente, produce la combustión de combustibles fósiles. Por su parte, la mitad de las emisiones de CO2 están relacionadas con el empleo de carburantes en la automoción de vehículos, asegura el catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid Eduardo Lorenzo.

Por esta razón, los principales avances tecnológicos en la fabricación de coches se han registrado en el campo de los motores termodinámicos tradicionales. Los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) indican una considerable reducción de emisiones contaminantes: en 2001 se comercializaron en el mercado nacional vehículos que emitían de media un 10% menos de productos nocivos que los comercializados en 1995.

Desde el fabricante Renault afirman que los cinco millones de vehículos que fabrican anualmente consumen menos energía que hace 20 años y obtienen mejores prestaciones. Reconocen que esto es así gracias a que las nuevas técnicas de refinado de combustible posibilitan un mejor funcionamiento con menos consumo y doble potencia.

Pero la normativa medioambiental es cada vez más severa, el petróleo es finito y se hace necesario seguir avanzando. Por ello, la práctica totalidad de los fabricantes sigue investigando y ya se han creado más de 100 modelos de coches y más de 35 de autobuses propulsados por motores basados en tecnologías alternativas. Renault ahonda en los motores híbridos mientras que los departamentos de I + D de DaimlerChrysler, BMW e IVECO, entre otros, se centran en el desarrollo de modelos impulsados por células de combustible en los que el hidrógeno (H2) es el protagonista.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones