Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

España pierde una tercera parte de las reservas de agua embalsadas en dos años

En 2005 las precipitaciones fueron un 35% inferiores a lo que suele ser habitual

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 9 enero de 2006
Los embalses españoles almacenaban 30.427 hectómetros cúbicos de agua a principios de 2005, 6.000 menos que el año anterior, y este año acumulan 24.364 hectómetros cúbicos. Esto quiere decir que en sólo dos años se ha perdido una tercera parte de las reservas de agua embalsada, que se han consumido 12.000 de los 36.000 hectómetros cúbicos que había en enero de 2004.

La causa de esta situación es la escasez de precipitaciones. Contando el régimen de lluvias desde septiembre hasta ahora, ha llovido un 10% por debajo del valor medio, según explica el jefe del servicio de Aplicaciones Meteorológicas del Instituto Nacional de Meteorología (INM), Antonio Mestre. No es que sea un descenso muy acusado, pero como "estamos arrastrando la gran sequía del año hidrológico anterior", el déficit no ha podido ser compensado.

En 2005 las lluvias fueron un 35% inferiores a lo que es normal. Los registros de octubre hicieron pensar que la situación podría dar la vuelta. Y es que septiembre fue más seco de lo habitual, muy parecido al mismo mes del año 2004, pero octubre acabó como el segundo más lluvioso de los últimos diez años. La media de los pluviómetros para ese mes fue de 93,2 litros por metro cuadrado, superior a la media histórica desde 1930, que para octubre es de 68,8 litros por metro cuadrado. Mestre explica que en algunas zonas del norte y noreste peninsular las lluvias fueron entre un 40% y un 50% superiores a lo normal.

Noviembre seco

La situación se mantendría hasta más o menos el 10 de noviembre. A partir de mediados de este mes hubo un predominio de altas presiones que llevó a que las precipitaciones fueran disminuyendo hasta terminar con un 20% menos de lluvias, lo que lo convierte en ligeramente más seco de como suele ser. Una tendencia que continuaría en diciembre, que terminó como bastante seco. Es más, la media de los pluviómetros fue de 46,3 litros por metro cuadrado, cuando la media histórica desde 1930 alcanza los 72,8 litros.

Las precipitaciones estuvieron por encima de lo normal en los dos archipiélagos, Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja, mitad norte de la Comunidad Valenciana, y algunas zonas de Castilla y León, mientras que en la vertiente cantábrica y Galicia se movieron en los valores normales. En cambio, la mitad sur de la Península -Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Madrid, sur de la Comunidad Valenciana y Murcia- registraron menos lluvias de lo normal, siendo este déficit más acusado en Andalucía, donde llovió menos de la mitad.

Con esta situación habría que esperar un invierno que permitiera compensar el déficit, si bien el informe de tendencia para esta estación, "que no es una predicción" -advierte el INM- "no da ni señal húmeda ni seca", explica Mestre. Por tanto, existe incertidumbre. No obstante, frente al invierno de 2005, que fue especialmente seco, con menos de la mitad de lluvias de lo normal, "no da la impresión" de que en este principio de año la situación meteorológica sea como la del anterior.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones