Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Las inundaciones en Australia podrían afectar al Gran Arrecife de Coral

Los sedimentos tóxicos arrastrados por las aguas amenazan al mayor organismo vivo del mundo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 12 enero de 2011
Las inundaciones registradas estos días en Australia han provocado un arrastre de sedimentos tóxicos y cargados de pesticidas en dirección hacia el Gran Arrecife de Coral, según advierten los ecologistas. Estos residuos podrían amenazar la vida de los corales en el que es el mayor organismo vivo del mundo, apuntan. Las aguas de los desbordados ríos Fitzroy y Burnett, en el estado de Queensland, han llenado de lodo las aguas coralinas hasta el grupo de islas Keppel, a unos 40 kilómetros de la costa, en el extremo sur de la Gran Barrera, considerada Patrimonio de la Humanidad.

"La contaminación tóxica de las granjas y localidades inundadas a lo largo de la costa de Queensland tendrá un impacto desastroso sobre los corales del Gran Arrecife de Coral y tendrá probablemente un impacto significativo en los dugongos, las tortugas y otra fauna marina", indica el World Wild Life Fund (WWF). La Autoridad del Parque Marino del Gran Arrecife de Coral, que gestiona los 345.000 kilómetros cuadrados de arrecife frente a la costa este de Australia, señala que el sedimento, el agua, los nutrientes y las altas temperaturas provocarán daños o estrés a los corales. "Las inundaciones no son buenas noticias para la barrera de coral", admite el director de la Autoridad del Parque Marino, Andrew Skeats.

Los ecologistas creen que el coral podría blanquearse como consecuencia de las inundaciones ya que cuando los corales mueren, por altas temperaturas o contaminación, dejan tras de sí sólo su esqueleto blanco. El daño al Gran Arrecife de Coral podría además aumentar ya que las inundaciones, las peores en Australia en 50 años, son "mayores, más sucias y más peligrosas debido a la excesiva tala de árboles, el pastoreo excesivo y lo compacto del terreno", según WWF. La organización cree que la barrera se recuperará, aunque en función de lo que sufra el coral podría llevar hasta un siglo.

Las lluvias torrenciales que azotan Australia se han cobrado la vida de al menos 10 personas, entre ellas cinco niños, en el estado australiano de Queensland y han dejado, además, más de 90 desaparecidos, según un nuevo balance confirmado por las autoridades. La alerta por el temporal se ha extendido a Brisbane, capital del estado y tercera ciudad de Australia. El 80% de Queensland se ha declarado zona de desastre, mientras que alrededor de 20.000 personas pueden verse afectadas este jueves por la crecida de los ríos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones