Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Los buques monocasco cargados con hidrocarburos pesados ya no pueden navegar por aguas comunitarias

Ayer entró en vigor el nuevo reglamento que endurece las normas sobre transporte de estas sustancias

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 octubre de 2003
Los buques monocasco que transporten hidrocarburos pesados ya no pueden navegar por aguas comunitarias, si tienen como origen o destino uno de los puertos de la Unión Europea (UE), según el nuevo reglamento sobre transporte de fuel pesado que entró ayer en vigor.

El Ejecutivo comunitario propuso el 20 de diciembre de 2002 endurecer este reglamento tras el desastre ecológico del "Prestige" ocurrido un mes antes, lo que vino a sumarse a la catástrofe del petrolero "Erika", que tuvo lugar en noviembre de 1999 en aguas francesas. El Consejo Europeo y la Eurocámara aceptaron el endurecimiento de la norma el pasado 22 de julio.

De este modo, desde ayer, el fuel pesado, el petróleo bruto pesado, los aceites usados, el betún y el alquitrán deberán transportarse en la UE en buques de doble casco. Además, el nuevo reglamento acelera la eliminación progresiva de los buques monocasco y reduce el tiempo de vida de este tipo de embarcaciones.

Asimismo, establece que los petroleros que pertenezcan a la categoría 1 deberán retirarse de las aguas comunitarias antes de 2005 y tendrán una vida útil de 23 años como máximo. Con el anterior reglamento, estos buques podrían seguir navegando hasta 2007 y podrían usarse hasta que tuvieran 28 años.

En cuanto a los petroleros de categoría 2 y de categoría 3, que pueden transportar hasta 30.000 toneladas de combustible, serán eliminados de las aguas comunitarias antes de 2010.

El reglamento modificado recoge también un nuevo régimen de inspección de los petroleros monocasco que tengan más de 15 años de vida, denominado "Sistema de evaluación del estado de navíos", que tendrá como objetivo detectar los fallos estructurales de estas embarcaciones. Los barcos que no cumplan los criterios establecidos en este sistema, no podrán circular por aguas comunitarias.

Diferentes iniciativas

Las catástrofes del "Prestige" y del "Erika" han llevado a la Comisión Europea a adoptar diferentes iniciativas contra los riesgos derivados del transporte de sustancias peligrosas en el seno de la Unión. Así, en marzo pasado, Bruselas elaboró un proyecto de directiva por el que las personas responsables de delitos contra el medio ambiente podrán ser objeto de sanciones penales.

Además, en agosto de 2002, el Consejo aprobó la creación de una Agencia comunitaria de Seguridad Marítima, que está operativa desde este año y que se encarga de luchar contra la contaminación, de garantizar la seguridad marítima y de formar al personal de barcos y puertos comunitarios.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones