Zona de Bajas Emisiones: qu√© es, qu√© tipos hay y con qu√© se√Īal se indica en la ciudad

Unos 150 municipios de nuestro país deben contar en 2023 con áreas libres de coches denominadas Zonas de Bajas Emisiones. Resolvemos las dudas más frecuentes sobre las ZBE
Por Sonia Recio 9 de enero de 2023
madrid gran via trafico
Imagen: Alex Azabache
Limitar la circulaci√≥n de veh√≠culos a trav√©s de la implantaci√≥n de las Zonas de Bajas Emisiones en las ciudades permite reducir la emisi√≥n de di√≥xido de nitr√≥geno (NO2) en un 20 %. En Espa√Īa 149 localidades deben contar con una este a√Īo. A la espera de que se vayan poniendo en marcha estas zonas a lo largo del a√Īo 2023, repasamos ‚ÄĒy resolvemos‚ÄĒ las dudas m√°s comunes acerca de estas restricciones.

¬ŅQu√© es una Zona de Bajas Emisiones?

De acuerdo con el art√≠culo 14.3 de la Ley de Cambio Clim√°tico y Transici√≥n Energ√©tica, una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) es un √°rea en la que ‚Äúse aplican restricciones de acceso, circulaci√≥n y estacionamiento de veh√≠culos para mejorar la calidad del aire y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, conforme a la clasificaci√≥n de los veh√≠culos por su nivel de emisiones‚ÄĚ.

Por el momento, cada ayuntamiento tiene total libertad para decidir qu√© √°rea del municipio tendr√° estas restricciones y qui√©n, cu√°ndo y c√≥mo puede acceder, circular o, simplemente, estacionar en la Zona de Bajas Emisiones de su territorio. La √ļnica exigencia es que tomen como referencia los distintivos medioambientales de la Direcci√≥n General de Tr√°fico (DGT).

¬ŅQu√© tipos de ZBE puede haber?

Para ayudar a los ayuntamientos a implementar las ZBE en sus municipios, y a la espera de la publicaci√≥n del real decreto que norme de manera precisa c√≥mo hacerlo, el Ministerio para la Transici√≥n Ecol√≥gica y el Reto Demogr√°fico ha publicado unas directrices en las que expone c√≥mo se deben desarrollar estos espacios. Estructuralmente pueden ser de n√ļcleo o de anillo.

  • Si es de n√ļcleo, se delimita solo un √°rea o √°reas concretas en el municipio.
  • Si es en forma de anillo, alrededor de la ZBE se delimitan una o varias zonas de transici√≥n en las que se aplican medidas graduales para evitar un efecto frontera.

Estas zonas se pueden completar con áreas especiales, como un parque empresarial, polígono industrial, centros escolares u hospitalarios, en las que se establezcan restricciones por su alta densidad de vehículos. O áreas puntuales, tramos de calle en los que se desea mejorar la calidad del aire reduciendo el tráfico.

¬ŅC√≥mo se se√Īaliza una Zona de Bajas Emisiones?

Para el conductor resulta fundamental saber si est√° entrando en una Zona de Bajas Emisiones, por eso, en los puntos de acceso deben colocarse se√Īales informativas de ZBE. La DGT ha aprobado un dise√Īo, homog√©neo para todos los municipios, que proh√≠be la circulaci√≥n de los veh√≠culos de motor que no dispongan del distintivo ambiental indicado en la parte inferior de la se√Īal.

se√Īal ZBE DGT
Imagen: DGT

La reforma de la Ley de Tr√°fico, de marzo de 2022, establece multas de 200 euros por no respetar estas zonas (100 euros con pronto pago).

¬ŅQu√© pasar√° con los residentes de una ZBE?

Las restricciones de acceso a las ZBE están vinculadas al etiquetado ambiental, con independencia dónde esté domiciliado el vehículo y figure el alta del Padrón del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Sin embargo, en una primera instancia, los consistorios pueden aplicar excepciones a los empadronados en la ZBE, siempre estableciendo un horizonte temporal.

¬ŅSe implantar√° en Espa√Īa el peaje urbano en estas zonas?

El acceso y circulaci√≥n en la ZBE puede incorporar el pago de una tasa o peaje, cuya cuant√≠a puede variar en funci√≥n de las condiciones del veh√≠culo (quien contamina paga), del nivel de congesti√≥n o estar generalizado para todos los conductores (pago por uso del espacio p√ļblico en condiciones de exceso de tr√°fico).

Ram√≥n Ledesma, consejero asesor de PONS Mobility, ve al peaje urbano como una posible soluci√≥n. ‚ÄúLo cierto es que la infraestructura de la calzada es finita, y que todos los veh√≠culos accedan en el mismo lugar y a la misma hora no es posible. Por eso deben establecerse restricciones de circulaci√≥n. Hasta ahora, en el √°mbito urbano, en Espa√Īa solo se ha utilizado la restricci√≥n por carencia de etiqueta ambiental. En este sentido, hay otras opciones como la del peaje urbano que, como ha ocurrido en otros pa√≠ses, resultan efectivas e incluso m√°s razonables que prohibiciones absolutas. Antes o despu√©s se pondr√°n en marcha‚ÄĚ, opina.