Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El consumo regular de suplementos con vitamina E podría aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico

Esta misma vitamina reduciría a la vez en un 10% los episodios de carácter isquémico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 8 noviembre de 2010
El consumo regular de suplementos con vitamina E podría aumentar la posibilidad de padecer cierto tipo de accidentes cerebrovasculares, según un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores de Estados Unidos, Francia y Alemania. Tras revisar estudios anteriores sobre la vitamina E y su efecto en los accidentes cerebrovasculares, los autores hallaron que tomar esa sustancia elevaba un 22% el riesgo de sufrir un evento hemorrágico cerebral, aunque reducía un 10% el isquémico.

Estos hallazgos sugieren que el uso de vitamina E no sería "tan seguro" como se creía y que, en verdad, "está asociado con cierto daño en cuanto a un mayor riesgo de ACV hemorrágico", afirmó el doctor del Brigham and Women's Hospital en Estados Unidos, Markus Schurks, director del estudio. Los investigadores destacaron que los efectos sobre el riesgo absoluto son leves, con 0,8 más accidentes cerebrovasculares hemorrágicos y 2,1 menos accidentes cerebrovasculares isquémicos por cada 1.000 personas que consumen vitamina E.

"Esto equivale a la prevención de un accidente cerebrovascular isquémico por cada 476 personas que toman la vitamina, mientras que se trata de un caso más hemorrágico por cada 1.250 personas que la consumen", indicó el equipo. Aunque "el riesgo es pequeño", Schurks advirtió contra el uso "expandido y sin control" de la vitamina E.

El doctor del Hospital de la Pitie-Salpetriere de Francia, Tobias Kurth, que también trabajó en la investigación, recordó que los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos, en general, tienen consecuencias más graves. A partir de estos resultados, se sugiere considerar otras estrategias preventivas para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular, "como una dieta bien equilibrada, no fumar, ser físicamente activo y mantener un peso normal", apuntó.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones