Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El riesgo de muerte prematura aumenta un 12% en personas que duermen menos de seis horas

Los autores del estudio advierten también de las consecuencias de dormir más de nueve horas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 6 mayo de 2010
Las personas que duermen menos de seis horas cada noche son un 12% más propensas a fallecer de muerte prematura que quienes descansan cada noche entre las seis y ocho horas recomendadas, según un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Warwick (Reino Unido), en colaboración con la Facultad de Medicina Federico II, en Italia.

Publicado en la revista especializada "Sleep", este trabajo recoge evidencias inequívocas de los vínculos directos entre un sueño de corta duración (menos de seis horas cada noche) y un incremento de las posibilidades de sufrir una muerte prematura. Los autores del trabajo indicaron también que dormir demasiado (más de nueve horas cada noche) puede ser también un motivo de preocupación ya que, en contra de lo que ocurre cuando se duerme poco, cuando se duerme demasiado no se incrementa el riesgo de muerte, pero puede ser un significativo marcador de una potencial enfermedad mortal aún desconocida.

Los científicos analizaron la relación entre el nivel de duración habitual del sueño y la mortalidad tras revisar 16 estudios prospectivos de Reino Unido, Estados Unidos, Europa y Asia Oriental. Este estudio incluyó a más de 1,3 millones de pacientes, que fueron seguidos durante 25 años, periodo en el que se registraron más de 100.000 muertes en este colectivo. Los resultados mostraron inequívocas evidencias de que existen vínculos directos entre el sueño breve y el demasiado largo y el incremento del riesgo de muerte prematura, en comparación con aquellos participantes que dormían entre seis y ocho horas de media.

"Mientras que dormir poco representa una causa de poca salud, dormir demasiado podría ser un indicador de esta falta de salud", aseguró el profesor Francesco Cappuccio, líder del Programa de Sueño, Salud y Sociedad de la Universidad de Warwick y médico adjunto de los Hospitales Universitarios Coventry y la Warwickshire NHS Trust. "La sociedad moderna ha visto una reducción gradual del porcentaje de horas de sueño y este patrón de conducta es más común entre las personas que trabajan a tiempo completo, lo que sugiere que podría deberse a las presione sociales para trabajar más horas y por turnos. Por otra parte, el deterioro de nuestro estado de salud va acompañado, por lo general, por una extensión de nuestro tiempo de sueño", indicó.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones