Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

En 2010 se notificaron 15 fallecimientos atribuibles a golpes de calor

La mayor parte de las muertes por esta causa se registraron porque las víctimas hacían deporte o trabajaban al aire libre en las horas centrales del día

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 junio de 2011
Los servicios sanitarios de las comunidades autónomas comunicaron al Ministerio de Sanidad y Política Social un total de quince fallecimientos (diez hombres, cuatro mujeres y un niño) durante el verano de 2010 atribuibles a golpes de calor, ha recordado la titular de Sanidad, Leire Pajin, durante la presentación del "Plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud", que se pone en marcha con el inicio del verano. El objetivo del programa es prevenir y reducir los efectos negativos que el calor tiene sobre la salud de los ciudadanos, especialmente de los colectivos más vulnerables: ancianos, niños, enfermos crónicos o trabajadores al aire libre.

De las muertes atribuidas a golpes de calor, el 47% de ellas se debieron a que las víctimas hacían deporte o trabajaban al aire libre en las horas centrales del día. El resto de golpes de calor mortales se relacionaron con el consumo de medicamentos o alimentos en mal estado (20%), edades de mayor riesgo -bien mayores bien niños- (20%) o padecer alguna patología previa (13%).

El objetivo de las recomendaciones recogidas en el Plan, presentadas bajo el lema "Combatir el calor está en tus manos", es "concienciar a la población de que si siguen unos sencillos consejos se pueden evitar los efectos nocivos de las altas temperaturas que se registran en verano", señaló Sanidad.

El "Plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud", iniciado en 2004, comenzó a aplicarse el 1 de junio y permanecerá activo hasta el 15 de septiembre. Además, Sanidad ha puesto en marcha un sistema de suscripción a través de su página web para recibir en el correo electrónico y el teléfono móvil la predicción de las temperaturas y el nivel de riesgo de su provincia. En 2010 se gestionaron un total de 1.100 solicitudes de suscripción.

Recomendaciones

Entre los consejos para minimizar los daños que el exceso de calor puede causar, sobre todo en niños, ancianos, pacientes con patologías crónicas y personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre figuran:

– Beber agua o líquidos frecuentemente, aunque no se sienta sed y de manera independiente a la actividad física que se realice.

– No abusar de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar, ya que hacen perder más líquido corporal. Evitar también el alcohol.

– Prestar especial atención a bebés y niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las enfermedades cardíacas.

– Permanecer el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados. Refrescarse cada vez que se necesite.

– Reducir los esfuerzos físicos en las horas de más calor (de 12:00 a 17:00 horas). No practicar deportes al aire libre en estas horas.

– Usar ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar.

– Nunca dejar a nadie en un vehículo estacionado y cerrado (en especial, niños, ancianos o enfermos crónicos).

– Consultar al médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas.

– Mantener las medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto.

– Hacer comidas ligeras, que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones